jueves, 18 abril, 2024
InicioSociedadCarlos Blanco: «Invertir en ‘startups’ es para quien tenga un patrimonio de...

Carlos Blanco: «Invertir en ‘startups’ es para quien tenga un patrimonio de más de 1 millón de euros»

Es uno de los inversores más populares de España: por el volumen de operaciones que acumula (150), por los éxitos que atesora y por la característica claridad con la que suele articular sus discursos y opiniones. Carlos Blanco, fundador de la fábrica de ‘startups’ Nuclio y del fondo de inversión Encomenda, es el próximo invitado del Cornellà Creació Fòrum, que acoge su conferencia este viernes al mediodía.

Su conferencia se titula, ‘Como seducir a un inversor’. ¿Hay claves para hacerlo?

Primero es importante entender la diferencia entre una empresa viable y una empresa invertible. Una pyme que crezca al 20% o al 30% [al año] es un negocio muy bueno, pero un inversor profesional lo que busca son compañías que crezcan del 60% o 70% al 100% anualmente. Por eso invertimos en compañías con un componente tecnológico, de alto crecimiento… Sabemos que el 90% mueren, y cuando sabes que el 90% mueren, hay que ir siempre a por aquellas que apunten a que pueden ser un buen cohete. De esos cohetes, seis salen fallidos, dos o tres salen buenos, y solo uno sale muy bueno.

¿Qué rasgos identifican a una empresa que sí se pueda nutrir de un inversor privado?

Tiene que ser una ‘startup’, que no es solo una empresa que acaba de nacer, sino una empresa tecnológica, creada por emprendedores, con motivación de alto rendimiento… A partir de aquí, lo primero que miramos es el líder; lo segundo, el mercado; y lo tercero, el equipo. Y si la compañía ya está en fases más avanzadas, evidentemente miramos las métricas o el plan de negocio. Yo soy un inversor ‘seed’, invierto en fases iniciales, así que a mí un plan de negocio me dice si una persona es realista, organizada… Piensa que el plan de negocio fundacional es la mayor mentira que hay. No ha habido ninguna ‘startup’ en la historia de España que haya facturado 20 millones en cuatro años, y te encuentras planes así. Esto te dice que esta persona es una ilusa o una desinformada.

Ninguna ‘startup’ en la historia de España ha facturado 20 millones en cuatro años, un emprendedor con un plan de negocio así es un iluso o un desinformado

Carlos Blanco – Fundador de Nuclio y Encomenda

¿Hay algún indicio infalible de estar tratando con un equipo que tendrá éxito casi seguro?

No hay matemáticas. La única matemática es que de la cantidad, sale la rentabilidad. Es decir, que si hago un vehículo de 50 inversiones tengo más probabilidades de ganar mucho dinero que con uno de 20. Pero voy más allá. Si yo calificara mis inversiones en A, B y C, siendo las A aquellas en las que tenía más expectativas de entrada; las B, las de expectativas medianas, y las C, las que me gustan pero no veo del todo claras, la estadística me dice que, de mis éxitos grandes, solo el 20% tenía unas altas expectativas al principio. Un 40% de mis grandes éxitos son compañías de medianas expectativas, y otro 40%, de baja expectativa.

¿En qué situación está ahora el mercado de inversiones tras la corrección postpandemia?

Hemos vuelto a la normalidad, a la coherencia. A raíz de la pandemia, se exageraron valoraciones, se nos fue la olla. En la época del covid, empezaron a haber compañías del Nasdaq cotizadas a 100x [100 veces más que antes]. Esto es una auténtica locura, eso es decir que estas empresas van a ser tan potentes como Walt Disney, General Electric, o Coca-Cola. Además, también había una oleada de millonarios aburridos, así que mucha gente con dinero empezó a invertir en ‘startups’ sin saber distinguir la buena de la mala, y todo esto provocó una hiperinflación.

Entonces, ¿qué dirán las estadísticas de cierre 2023?

2023 será inferior a 2022, porque el primer semestre del año pasado fue bueno. Pero si comparamos con 2018 o 2019, tendrían que ser estadísticas correlativas. También ten en cuenta que venimos de caída, es decir, de energía negativa. Y que aquí influye otro factor. Los fondos europeos grandes invierten en compañías que acaban saliendo a bolsa, y como las salidas a bolsa se han frenado, el flujo de retorno del dinero se ha frenado en un 90%. Esto provoca que muchas de estas empresas, en vez de invertir en nuevas compañías siguen financiando sus empresas para que no se les mueran.

Esto sí que parece indicador de crisis.

Hemos tenido 18 meses de zafarrancho de combate en el sector ‘venture capital’ y ‘startup’. Todo esto provoca que a los emprendedores no les haya quedado más remedio que ajustarse, despedir, reinventarse, hacer consultoría y servicios… Este año y medio, la caja ha mandado.

Cómo impacta esto en el objetivo de que en España haya rondas de mayor envergadura?

Estas se han frenado, las rondas son más pequeñitas.

¿No nos resta competitividad tener que recurrir tanto al fondo europeo?

Está bien, y seguirá siendo así. Se empieza con un fondo ‘seed’ español, se sigue con un fondo ‘growth’ español, y luego, con el fondo internacional. Es coherente e incluso sano. Si quieres crecer internacionalmente, es sano meter a inversores de los mercados a los que quieres ir: te presentarán a gente, te explicarán como va el mercado, te ayudarán a hacer ‘lobby’… Si quieres crear una compañía grande e internacional, lo correcto es ir al inversor internacional.

Entonces, ¿qué cosas recomendarías trabajar al ecosistema de inversión español?

Unos incentivos fiscales de verdad en las inversiones en etapas iniciales. La realidad es que los inversores que se pueden desgravar hasta 50.000 euros, son solo los que invierten en ‘startups’ con sello ‘startup’, que son muy pocas. Han hecho una ley con trampas. Por ejemplo, si un emprendedor crea la ‘startup’ desde una patrimonial personal -lo que es cada vez más habitual-, ya no puede presentar a su ‘startup’ como tal.

¿No tenemos demasiados pocos caso de éxito de ‘startups’ que crezcan y se mantengan?

Tenemos algunos, y los que tenemos los criticamos. En otros países a una persona como Oscar Pierre le habrían hecho un monumento, aquí le quieren meter en la cárcel.

¿Cuáles han sido tus grandes éxitos como inversor?

Mi ‘exit’ con mayor retorno ha sido Deporvillage. Invertí en 2011, vendí en 2021 y multipliqué por más de 120x. Holded también ha sido muy buena inversión, o una empresa de videojuegos desconocida de Valencia en la que metí 40.000 euros y saqué 1,6 millones. Con Glovo también multipliqué por 30 o 40. Y, de los últimos 4 o 5 años, la mejor ha sido Kampaoh, una compañía de ‘glampings’ de lujo de Sevilla.

Haces que parezca fácil, pero el dinero te tiene que sobrar un poco para ser inversor, no?

Alguien que tenga 2.000 euros ahorrados, no tiene que invertir en ‘startups’. Invertir en ‘startups’ es para quien tenga un patrimonio de más de 1 millón, y que no dedique más de un 10% o 20% de su patrimonio. Si tienes 70.000 euros ahorrados, pide una hipoteca, compra un pisito y alquílalo.

Más Noticias