jueves, 29 febrero, 2024
InicioSociedadManzi pidió un reconocimiento post mortem al escultor Ricardo Dalla Lasta

Manzi pidió un reconocimiento post mortem al escultor Ricardo Dalla Lasta

11 de septiembre de 2023 – 14:34

A través de un proyecto de resolución, el diputado nacional Rubén Manzi (CC-ARI; Juntos por el Cambio), pidió que la Cámara de Diputados de la Nación realice un reconocimiento post mortem al escultor catamarqueño Ricardo Dalla Lasta, conocido como el “Sembrador de Estatuas”, quien falleciera el pasado 3 de septiembre a sus 82 años. La iniciativa cuenta con el apoyo de los diputados Anahí Costa (FdT) y Francisco Monti (JxC).

En los fundamentos de la iniciativa, el legislador realizó un detallado recorrido por la vida de Dalla Lasta, nacido el 7 de mayo de 1941, destacando entre otros datos que a en 1955 cuando sólo tenía 14 años, recibió el 2do. premio de escultura “Provincia de Catamarca”. En 1960 se radicó en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, donde estudió Dibujo y Escultura en la Escuela Superior de Bellas Artes de la UNLP, donde en 1965 se graduó con el título de Profesor Superior en Escultura.

“Fue profesor universitario, dirigió equipos de investigación, integró jurados de tesis y de concursos académicos, seminarios y conferencias. Participó en jornadas y simposios como expositor, ponente y asistente, también se desempeñó en diferentes cargos públicos (…) Representó a la Provincia de Buenos Aires en tres ocasiones y al país en tres eventos internacionales: Quebec, Canadá; en 1983; Cortina dAmpezzo, Italia en 1986 y la Expo- Sevilla, España, en 1992. Recibió numerosos premios y distinciones, entre los que cabe destacar cuatro primeros premios en concursos nacionales para la realización de monumentos en La Rioja, Catamarca, La Plata y Capital Federal”, señala el texto del proyecto, que además agrega: “Su nombre forma parte de las páginas culturales de medios de comunicación de casi todo el país que lo distinguen particularmente por la realización de gran cantidad de obras emplazadas en espacios públicos. Entre sus obras escultóricas monumentales, mencionaremos el Monumento al Gaucho (La Plata 1972); el Monumento Símbolo de Petroquímica Mosconi (La Plata 1994); el busto al General Juan Domingo Perón emplazado en Nicaragua (Parque de los Presidentes Americanos 1996); el monumento a Mariano Moreno en Plaza. Moreno (La Plata 1999) y el Monumento ecuestre al Brigadier Juan M. de Rosas (Capital Federal 1999)”.

En 1983, Dalla Lasta, fue ganador del concurso de maqueta y proyecto del monumento a Fray Mamerto Esquiú, convocado por la municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca. Entre sus últimas obras pueden mencionarse, una copia del busto de Juan Domingo Perón para el gobierno de la ciudad de Buenos Aires (2005); el busto del doctor Julio Herrera, Catamarca (2007) y el Busto a Emilio Hardoy, emplazado en el Jockey Club de Buenos Aires (2008).

También hizo la escultura retrato de Magnum Psyche, campeón de campeones, caballo árabe; para el Haras Mayed, en Capilla del Señor, Buenos Aires (2008); el Busto de don Arnoldo Castillo, emplazado en la ciudad de Catamarca (2009) y el Monumento al Soldado Patricio, un bronce de 4 metros de altura, a emplazarse en Palermo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Hay un gran número de obras suyas en distintos organismos oficiales y muchas, también, forman parte de colecciones privadas. Su enorme y significativo legado es motivo de orgullo nacional. Sus creaciones siguen deslumbrando a especialistas y a principiantes, su obra escultórica se exhibe en el país y en el mundo y su prestigio académico y cultural honra a sus connacionales y especialmente a sus comprovincianos”, afirma Manzi. “Era uno de los escultores de monumentos más importantes del país (…) Con su modo sencillo, caminar lento y hablar pausado, no había perdido el acento y las costumbres provincianas, y era habitual verlo hacer las compras en los comercios del barrio, detenerse a conversar, sin apuro, con algún conocido del lugar, y luego dedicar largas horas a la inspirada labor artística”, destaca el legislador.

“También creo necesario rescatar aquí, al hablar de su estilo de vida y su calidad humana que, si bien la mayor cantidad de años la pasó en la ciudad de La Plata donde estableció su hogar, continuaba sintiéndose profundamente catamarqueño, siempre mantuvo lazos con su familia, tenía trato frecuente con sus hermanos y sus sobrinos y era habitual encontrarlo durante los veranos en las villas veraniegas de El Rodeo o Las Juntas visitando amigos, descansando y disfrutando de su tierra natal”, concluye.

Más Noticias