sábado, 15 junio, 2024
InicioSociedadLa presidenta de la Liga Española definió como «machista» a la Federación

La presidenta de la Liga Española definió como «machista» a la Federación

miércoles, 27 de septiembre de 2023 15:35

La presidenta de la Liga española de fútbol femenino dijo el miércoles que la federación de fútbol del país, cuando estaba dirigida por Luis Rubiales, su expresidente caído en desgracia, había mostrado una actitud machista hacia ella y una falta de respeto institucional por la Liga.

Beatriz Álvarez, que preside la Liga F desde julio de 2022, dijo a Reuters que no le había sorprendido el escándalo provocado por el beso que Rubiales dio en los labios a la centrocampista española Jenni Hermoso durante la ceremonia de entrega de medallas de la final del Mundial femenino el 20 de agosto.

«No me sorprende en absoluto, porque yo conocía privadamente a Rubiales y su actuación en esta situación es la misma que tuvo en muchísimas otras«, dijo.

Rubiales dimitió como presidente de la RFEF el 10 de septiembre y está siendo investigado por la Audiencia Nacional por presunta agresión sexual y coacciones a raíz de una denuncia penal de Hermoso.

Durante su declaración ante el tribunal, Rubiales negó las acusaciones, según un comunicado de la fiscalía. Rubiales ha dicho en repetidas ocasiones que el beso fue consentido, mientras que Hermoso dice que fue forzado.

«Desde mi llegada a la Liga F por parte de la Federación ha habido una falta de respeto institucional total y machista», añadió Álvarez.

Los abogados de Rubiales declinaron hacer comentarios sobre las acusaciones de Álvarez y la RFEF no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.

Álvarez dijo que su tercer hijo había nacido justo un día antes de que comenzara la temporada de la Liga F. Cuando pidió a la RFEF celebrar las reuniones por videoconferencia, Rubiales se negó.

«Me dijo que tenía que dar ejemplo y dedicarme a la crianza», dijo Álvarez. «Esto es muy, muy grave».

Álvarez aseguró que no fue invitada por la RFEF a la final del Mundial femenino en Sídney, algo que cree que nunca le habría ocurrido al presidente de la Liga masculina.

«No sé si por el hecho de ser mujer o por el hecho de haber sido coherente con mis valores, mis principios; el no haberme sometido a las amenazas ni a las represalias», añadió.

Aun así, afirmó que el hecho de que la selección femenina ganara el Mundial había colocado a estas jugadoras en el punto de mira mundial, lo que debería impulsar el fútbol femenino, ayudar a erradicar las actitudes machistas y promover la igualdad.

«Conseguimos ganar algo mucho más importante, que es un cambio estructural, un cambio de fondo, un cambio de mentalidad», afirmó.

REUTERS

Más Noticias