domingo, 14 abril, 2024
InicioSociedadApuntes del Secretario

Apuntes del Secretario

miércoles, 27 de septiembre de 2023 01:50

¡Largaron!

Aunque, de ser consultados, todos dirán que nunca detuvieron su labor, puede afirmarse que en la jornada de ayer las diferentes fuerzas políticas arrancaron en la recta final de la campaña, a sólo 25 días de la gran elección del 22 de octubre. Si se restan las jornadas previas por la veda electoral que antecede cada votación, queda claro que sólo restan unas tres semanas para convencer a la ciudadanía, de modo que ahora es el momento de poner “toda la carne en el asador”. Se terminó a su vez el plazo del oficialismo para inaugurar obras o realizar actos gubernamentales que induzcan al voto, medida que tiende a allanar e igualar las posibilidades de todos los candidatos, y ese detalle obró como punto de largada hacia la batalla definitiva.

Ritmo arrollador

El peronismo local no escatimó despliegue en los últimos días, y abrumó con una serie interminable de inauguraciones y obras de gran porte prácticamente en toda la Provincia y especialmente en la Capital. Desde masivas entregas de viviendas hasta formidables obras hídricas, apertura de edificios descomunales como el Nodo Tecnológico y habilitación de embellecidos paseos públicos. A un ritmo de cuatro, cinco y hasta seis actos por día, todos con obras impactantes, el oficialismo hizo una auténtica demostración de fuerza; dejando claro que no se durmió en los laureles luego de la contundente victoria en las primarias de agosto. Se repitió el mecanismo que tan buenos resultados ofreció en las PASO, con mucha presencia del gobernador Raúl Jalil en el interior provincial, y la campaña enfocada casi exclusivamente en Gustavo Saadi en la mayor urbe del territorio provincial.

El ritmo fue febril y se exprimió el jugo al máximo en cada obra, lo cual hace sin dudas mucho más difícil el rol opositor. Porque, según reconocen en las propias filas de Juntos por el Cambio, es muy difícil golpear la puerta de la casa de un vecino que está frente a una plaza nueva para convencerlo de cambiar su voto. Lo concreto es que en el peronismo nadie se relajó, y prometen la misma intensidad en los días que faltan para evitar cualquier sorpresa el cuarto domingo de octubre.

Apuesta de Juntos

Juntos por el Cambio hizo su “relanzamiento” en la renovada plaza 25 de Agosto, y con el Palacio municipal como telón de fondo. Allí, con una breve participación del candidato a gobernador Flavio Fama (viajaba a Buenos Aires casi a la misma hora del acto), Francisco Monti presentó sus candidatos a concejales. Hubo diversos comentarios sobre el lugar elegido para el acto. Para algunos tuvo algún matiz provocador por hacerlo frente al despacho del actual intendente, y para otros fue un error elegir justamente una emblemática obra de Gustavo Saadi como la “placita de la estación”, en lugar de ubicarse, por ejemplo, en el Parque de los Niños, reconocida obra brizuelista. Opiniones al margen, es muy saludable que una fuerza opositora pueda ubicarse libremente y hacer su acto en paz frente a la sede de un poder bajo dominio de los rivales, sin que haya ninguna incomodidad ni incidente. Es algo para celebrar y alude a la convivencia madura que todos los catamarqueños de bien anhelamos: así debe ser.

Monti lanzó su candidatura con el Palacio municipal de fondo

Ya en el plano estrictamente partidario, un muy buen gesto fue el del diputado y presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Marchioli, quien asistió al acto para acompañar y apoyar a Monti. Que el perdedor de una elección interna tan importante respalde a su vencedor públicamente, es un gesto noble e hidalgo que merece destacarse. No lo hicieron así otros referentes del sector que encabezaba Rubén Manzi y que quedaron también en el camino.

Discurso calcado

En cuanto al discurso de Monti, lo cierto es que se concentró en los mismos aspectos que siempre utiliza la oposición, a pesar de que sucesivamente no le han dado resultado en las elecciones. Como lo hizo Flavio Fama cuando buscó la intendencia, como lo hizo Roberto Gómez cuando buscó la gobernación, e incluso como lo había hecho antes Eduardo Brizuela del Moral cuando intentaba en vano recuperar el gobierno; el joven legislador nacional retomó el latiguillo de las drogas y el poder, una canción repetida que por el momento tiene nulo efecto en el electorado. Monti aseveró que la ciudad vive un “drama social” (insistió posteriormente en definir el panorama como una “situación dramática”), y planteó directamente que existe en el flagelo de las adicciones una evidente “complicidad estatal”. Para Monti, es claro que “hay redes” de narcotráfico “conectadas políticamente con quienes nos gobiernan”, y en el mismo sentido sentenció que “Catamarca es insegura y lo quieren ocultar”.

Tras apuntar básicamente a la pobreza y la inseguridad, criticó el gasto en publicidad oficial (lo tildó de “morboso”) y prometió terminar con la delincuencia al sostener que buscará a los ladrones “hasta debajo de la cama si es necesario”, para concluir el tema con un curioso razonamiento: “Lo ha logrado Medellín, ¿cómo no lo vamos a lograr nosotros?”.

Jalil Colomé, confiado y sin responder a los ataques que recibe.

Impulso libertario

Con un muñeco de Javier Milei como invitado estrella, quien también dijo lo suyo fue el candidato de La Libertad Avanza, José Jalil Colomé, que optó por una conferencia de prensa seguida por una caminata. Este sector eligió darle voz a sus candidatos del interior, quienes denunciaron atropellos, persecución y la toma de precauciones para que no se repita el “robo de boletas” que, aseguran, padecieron en agosto último. Sobrio y sólido, Jalil Colomé fue paseado por los temas más urticantes (la alianza con Barrionuevo, su residencia fuera de la Provincia, su vínculo con el Gobernador), pero salió con solvencia de todos los planteos que le hicieron. Tras aclarar que “No respondo a ataques”, se ocupó de subrayar que “soy totalmente independiente y no respondo a nadie, nadie me maneja ni nadie me va a manejar”. Jalil Colomé atribuyó las “acusaciones” que se le hacen al hecho de que “antes La Libertad Avanza era un pequeño partido sin posibilidades, pero hoy hay gente que tiene miedo” y no dudó al señalar que “estamos en condiciones de pelear la gobernación de la provincia mano a mano”. Tomó distancia del gastronómico al sostener que no lo conoce ni conoce el trato a nivel nacional, y para cerrar el tema, ante una posible participación en el armado del esquema de fiscales, aseguró que aquí no necesita ninguna ayuda.

El Esquiú.com

Más Noticias