lunes, 26 febrero, 2024
InicioSociedadEl gobierno local de Lucena estudia fijar recargos por exceso de consumo...

El gobierno local de Lucena estudia fijar recargos por exceso de consumo de agua

Una nueva ordenanza podría fijar importantes recargos económicos a quienes incurran en un consumo de agua desmedido en Lucena. El equipo de gobierno perfila un borrador sobre esta disposición y pretende trasladarlo al próximo consejo de administración de Aguas de Lucena. 

Desde la publicación del decreto de sequía dictado por Emproacsa, la empresa provincial duplica el precio del abastecimiento por cada contador que supere los 54 metros cúbicos. Un encarecimiento que asume directamente el Ayuntamiento y que, actualmente, significa una penalización de unos 100.000 euros. La disminución imparable del agua captada desde el manantial de Zambra, que ronda los 350 metros cúbicos, obliga al Consistorio a incrementar la adquisición de material líquido a Emproacsa pese a mantener un gasto hídrico prudente.

La consejera delegada de Aguas de Lucena, María de la O Redondo, al argumentar este posicionamiento, aplaude el «comportamiento excepcional» de «la mayoría» de los ciudadanos lucentinos, por la sensibilización ante la grave escasez de recursos hídricos. Al mismo tiempo, admite que «hay una parte que no atiende» estas apelaciones a la concienciación y «lo acabamos pagando todos». En este sentido, concluye que «no es justo», dado que «si yo hago el esfuerzo, debería verlo reflejado en la factura». Argumenta la primera teniente de alcalde que «en absoluto es una medida recaudatoria», si bien apostilla que «hasta que no nos tocan el bolsillo, no nos damos cuenta de las cosas». 

Continúan los cortes nocturnos

Mientras tanto, a la conclusión del primer fin de semana sin restricciones en los tramos de tarde, a excepción de las medidas extraordinarias para la Feria del Valle, los depósitos municipales han rebasado el 75% por vez primera en varios meses. Este nivel hídrico, de más de seis metros, significa el dato más positivo registrado en el nuevo mandato. «Es gracias a la concienciación de los vecinos y a los cortes», asevera Redondo. Hace sólo unos días, esta estadística rebasaba ligeramente el 50%.

La coincidencia entre la suspensión de las limitaciones reforzadas de los sábados y domingos y esta elevación de las reservas descansa en la concatenación de cuatro días con 20 horas de agua recibidas desde el pantano de Iznájar. Redondo explica que, actualmente, con 18 horas cada jornada de suministro ordenado por Emproacsa «ni ganamos ni perdemos». No obstante, una dinámica de 20 horas sí permite el incremento del volumen. Aun así, a fin de prever averías y consiguientes paralizaciones de la canalización provincial, continuarán los cortes nocturnos

Más Noticias