sábado, 15 junio, 2024
InicioEspectáculosRent es una celebración de la identidad

Rent es una celebración de la identidad

La historia empezó cuando en 1994 Jonathan Larson estrenó la ópera rock Rent, el musical, siendo el creador de los textos y la música e inspirándose en La Bohème de Puccini. Ambientada en esa década del noventa, donde el sida hacía estragos su historia se focalizó en un grupo de jóvenes bohemios. Más tarde llegó el éxito (1996) en Broadway hasta que en el 2005 se transformó en película, de la mano de Chris Columbus. También conquistó premios, como el Pulitzer y un Tony al mejor musical, sin olvidar las distintas puestas en el mundo durante estos últimos veinticinco años desde su debut. 

En el 2008 se estrenó en Buenos Aires con dirección de Valeria Ambrosio y Gaby Goldman. Ahora volvió Rent, el musical de la mano de Fernando Dente y un numeroso elenco encabezado por Ángela Torres, Pablo Turturiello junto a Sacha Bercovich, Ana Devin, Eugenia Gil Rodríguez, Juan Manuel Outeiro, Tomas Wicz, Francisco Vázquez, Matías Acosta, Evelyn Basile, Francisco Cruzans, Paz Gutiérrez, Anita Petrich, Marcia Rubido, Lucía Tanco, Santiago Toledo, Noelia Vera y Valentín Zanelli. 

Confesará Fernando Dente, hoy el director: “Desde mis catorce años amo Rent, cuando la vi por primera vez en el cine y me emocioné. Recuerdo el impacto de ver a una pareja heterosexual, otra homosexual de chicas y otra de chicos, donde uno era drag queen. Eran muy felices, se amaban, se acompañaban y también peleaban contra una realidad muy dura. Tenían una gran dignidad y yo quería ser amigo de ellos y poder tener ese nivel de celebración por la vida”.

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

Habrá que observar los tacos y plataforma que luce Ángela Torres, aunque llegan con explicación: “Los tengo puestos desde hace dos meses y en cada ensayo con sus diez horas diarias. Soy muy chiquitita, éste es un teatro muy grande y me parece bien estar más alta. Me coloca en un lugar con una energía que el personaje requiere y me viene bien para componer a Mimí”. Y agregará: “Salgo de ensayar y voy al gimnasio a entrenar, porque tengo que tener mucho aire para poder moverme y cantar a la vez. Es lo más difícil y lo más tedioso: entrenar todos los días. Tendré que atravesar muchas veces desde mi corazón estas funciones. Nunca se va a automatizar, ni quiero, creo que ahí está la gracia. Es el desafío más grande, pero estoy y me siento muy acompañada por todos”.

Durante mayo hacen funciones de viernes a domingos, pero el proyecto es sumar los jueves a partir de junio, siempre en el Teatro Ópera. Son dieciocho intérpretes, muchos de ellos quedaron luego de las audiciones abiertas entre seiscientos postulantes. Seis debutarán por primera vez en un escenario y tres son uruguayos. Hay que subrayar que el espectáculo contará con músicos en vivo. Los dos primeros días de preventa para ver Rent, el musical dieron como resultado cuatro mil espectadores. 

Fernando Dente se inició como director teatral con Criatura emocional, en 2014, donde también había convocado a Ángela Torres para el elenco. El año pasado realizó la puesta en escena de otro importante musical: Heathers. Ambos compartieron varias veces elenco en un mismo escenario, desde La novicia rebelde hasta el más cercano Peter Pan. 

—¿Qué te impulsó hoy a llevar al escenario “Rent, el musical?

FERNANDO DENTE: Me surge mucho la palabra dignidad, la obra habla del ser humano ante las adversidades, por eso siempre me interesó. Cuando la vi en Buenos Aires, en el 2008 me quedé fascinado y asistí muchas veces como público. Era un elenco increíble con Flor Otero y Germán Tripel. En ese momento tenía dieciocho años y empezaba a tener esa comunidad en la vida. Me daba vergüenza quedarme tantas noches a verlos, porque yo ya había hecho High School Musical y era un poco conocido e iban a pensar que estaba loco. Siento que Rent es el título para seguir este camino, después de Heathers, porque le habla un poco al mismo público, pero también incorpora a gente más grande.

—¿Cómo es Fernando Dente como director?

ÁNGELA TORRES: Ya lo conocía como director y además fuimos compañeros en otros espectáculos, como en Peter Pan. Tenía diecisiete años cuando me convocó para su debut como director en Criatura emocional. Tengo una admiración muy grande por Fer, creo que siempre lo puse en un lugar más de director que de compañero, además es un referente en nuestro país de la comedia musical. Recuerdo cuando lo vi sobre el escenario en Despertar de primavera y cómo me había impactado.

—¿Por qué tardaste tanto en volver a hacer musicales y ahora elegiste “Rent”?

T.: Estuve muy enfocada en hacer mi música, en conocerme a mí en este ambiente. Ahora estoy preparando mi primer disco en paralelo al espectáculo. Siento que hoy  Rent le habla a la gente en un montón de temas, que creí que quizás ya no hacía falta tocar, tuve esa ilusión en su momento, pero me doy cuenta que no, todo lo contrario. Pone sobre la mesa conversaciones que todavía son importantes y deben debatirse. Es una celebración de la identidad. Cada uno se verá reflejado en el espectáculo. Hoy nos cuesta llegar a fin de mes o pagar un alquiler. Me parece que interpela un poco por todos lados. Tengo mucho orgullo de estar representándolo por lo que cuenta y también una responsabilidad enorme de hacerlo.

—¿Cómo se selecciona a un elenco entre seis mil postulantes?

D.: Fue un lujo porque sentís que estaban todos preparados, aunque no eran para este proyecto. Algunos volvieron por segunda vez del año pasado y quedaron, mientras que otros siguen sin quedar, pero porque uno no elige por talento, sino para los roles que se están buscando. A mí lo que más me deja tranquilo fue ver cómo en este tiempo siguieron preparándose, se ocuparon, tomaron clases y se formaron. Entendieron que lo único que puede hacer que está bajo su control es formarse y ser mejores.

—¿Creen que “Rent” de 1996 le dice a la Argentina en la que vivimos en el año 2024?

D.: Creo que cambió un poco el foco, tal vez hace cuatro años no tenía mucha relevancia alquilar (N.d.R. rent significa alquilar) ahora, de repente parece escrita ayer donde un grupo de jóvenes trata de llegar a fin de mes. Sin ayuda de sus padres, buscando sentirse personas dignas y queriendo cumplir sus sueños o deseos. Es lo que escucho todo el tiempo, en la calle, con mis amigos: “¿cómo hago, me subió al alquiler, las expensas y el gas?” Buscan otro trabajo y dicen tener menos tiempo para tocar música. Así como en los años de Rent se hablaba del vih, hoy recordamos lo que significó la pandemia y hasta el dengue. Pasa algo donde la gente se empieza a morir, recordamos que somos mortales y que todos tenemos el tiempo contado. Hoy hace un espejo muy actual.

T.: Siento que en la actualidad es un privilegio enorme tener trabajo, hacer algo que amo y encima estar contando esta historia, que me parece que es importante contar. El desafío más grande que me trae a mí es poner el corazón en cada momento. El espectáculo no es triste, cuenta una verdad y te moviliza. Te atraviesa las músicas y las letras, por lo cual termino haciendo un proceso muy movilizante.

—¿Y que sucede respecto de la homosexualidad?

D.: Siempre digo que vivo en mi burbuja. Para mí es lo más natural y cotidiano del mundo, pero no lo es para toda la gente. Es un acercamiento de una manera muy amorosa y tierna al amor. Todos en algún momento deseamos, por salud mental, evadir la realidad, que hoy está muy difícil. Creo que debe prevalecer la empatía de estar atento y entender lo que está sucediendo, para en lo que uno pueda ayudar.

Más Noticias