viernes, 19 abril, 2024
InicioSociedadEn La horqueta: una casa de los 70s se reformó para que...

En La horqueta: una casa de los 70s se reformó para que padres e hijos puedan disfrutar a lo grande

Es casi una máxima del rubro que los arquitectos no deben trabajar para sus amigos: se vislumbra que el proyecto terminará en pelea. Pero también es cierto que hay una gran ventaja en asumir ese riesgo, dado que conviene poner el diseño de una casa en manos de alguien que conozca a fondo la personalidad y el estilo de vida de sus habitantes. Matías y Beby dieron ese salto de fe con el arquitecto Jorge Mazzinghi –“Jachi”, para ellos–, encomendándole la reforma y ampliación de esta propiedad construida en 1975.

Integrado a la estructura de 1975, el anexo que aloja cuatro nuevos dormitorios: dos en planta baja y otros dos en el primer piso. Pompi Gutnisky

La reforma

El objetivo de la intervención fue adecuar la vivienda a la actualidad familiar de la pareja y sus cuatro hijos, tres de los cuales son mujeres adolescentes.

En la vista desde la parte nueva se distingue el techo de tejas de la casa original.Pompi Gutnisky

El cuadro de Elisa Setien acompaña el ingreso a la vivienda. Girando hacia la izquierda se encuentra el living más informal y a la derecha, el vano que da paso al estar principal.

Sillones a medida, proyectados por Luchi Arrechea, responsable de todo el interiorismo. Lámpara de pie ‘Tatou’, una creación de la española Patricia Urquiola en acero y policarbonato (Iluminación Agüero).Pompi Gutnisky

«Nos divertía la onda de la casa, un estilo muy de California en los años 1950-1960. Buscamos que la obra generara una vivienda totalmente nueva sin modificar esa estética original»

Arq. Jorge “Jachi” Mazzinghi, responsable de la reforma y ampliación

Tras varias propuestas, todos coincidieron en la que finalmente se ejecutó con la constructora Diclap S.A. El proyecto más votado generó un nuevo volumen para los dormitorios, con la suite y el cuarto del hijo menor en planta baja y el sector de las tres mayores arriba, una moderna cocina integrada y más y mejores espacios de estar, acorde al gusto de los dueños.

En el family, la TV integrada a una biblioteca negra y mesa ratona de raíz de piopo ‘Balzac’ (Duveen).Pompi Gutnisky

“¡A la vista!”, pidió el arquitecto cuando vio los techos. Además de su singularidad, los cielos rasos de machimbre blanco maximizaron las alturas ampliando visualmente el playroom y el estar principal.

El motor de la reforma fue reemplazar una distribución antigua –que hacía de cada actividad una isla– por un esquema que favoreciera la interacción entre los miembros de la familia.

La mesa ratona y la biblioteca negra ubicada en la cabecera del comedor son creaciones de la interiorista Luchi Arrechea. Pompi Gutnisky

«Los dueños son muy relajados y querían una casa bien americana, toda conectada. Solo pusimos una puerta doble para tener la posibilidad de cerrar el living principal, el comedor y su galería»

Arq. Jorge “Jachi” Mazzinghi, responsable de la reforma y ampliación

Todas las ventanas se cambiaron para ajustar cuidadosamente su escala, disposición y las vistas de cada una. Pompi Gutnisky

Honesto y muy funcional, el rediseño resultó un éxito en todo sentido, incluyendo aquello que se temía sobre la amistad. “Creo que en este caso se derribó el mito”, concluye Jorge Mazzinghi (que, para ellos, sigue siendo “Jachi”).

Junto a la abertura que integra y da paso a la galería, un módulo en pergamino natural con lámpara de mesa ‘Cocoon’ (ambos de Duveen) y cuadro de Elisa Setien.Pompi Gutnisky

La intervención recuperó el jardín con el limonero, una puesta en valor que jerarquiza el ingreso desde la calle y le aporta una agradable vista al comedor a través de ventanales cuadrados

Una entrada lateral atraviesa el jardín hasta el portón corredizo que desemboca directamente en la zona de la parrilla. Pompi Gutnisky

«Matías y Beby son los típicos que siempre ponen la casa: acá todos los fines de semana hay asados y previas. Por eso hicimos galerías gigantes y equipadas a full para usar todo el año»

Arq. Jorge “Jachi” Mazzinghi, responsable de la reforma y ampliación

Con la intención de unificar materiales, los pisos exteriores e interiores son de marmetas de Travertino con terminación taponada, apomazada y con laca poliuretánica semibrillo.Pompi Gutnisky

Los 14 metros de longitud de la galería conectan perimetralmente toda la vivienda y aportan sombra y frescura en los días de verano. Para el invierno se instaló un sistema de calefacción a gas.

De uso intensivo, la galería tiene una profundidad de cinco metros y un equipamiento que incluye una gran parrilla (que se cierra con una persiana metálica) y hasta chopera propia.Pompi Gutnisky

Buena comunicación

La cocina con el comedor diario y el living íntimo son la rótula que articula la planta y separa la parte privada. “Optamos por integrarla plenamente para estimular el encuentro familiar”, describe Mazzinghi.

Coronado por el cuadro de Vero Reich, el comedor diario tiene mesa de petiribí (Luchi Arrechea) y sillas ‘Cesca’. Pompi Gutnisky

La reforma conservó la estructura, si bien se eliminaron todos los tabiques interiores y se construyeron ampliaciones, como en la cocina, para la cual se avanzó sobre el retiro del frente

La cocina fue proyectada por el estudio Mazzinghi-Sánchez Arquitectos con disposición de U abierta y amoblamiento laqueado negro (Johnson).Pompi Gutnisky

La adición de un volumen para los dormitorios permitió ubicar la suite en planta baja. Alejada del movimiento diario, incluye una expansión para desayunar bajo la sombra perfumada de un tilo

Cama forrada en terciopelo con cover de lino (Duvet Home). Junto al ventanal corredizo con carpintería de doble vidrio y cortinas de gasa (Linos del Pacífico), una mesa de trabajo en petiribí y sillones con funda.Pompi Gutnisky

Unificar y simplificar favoreció la fusión de un conjunto heterogéneo. “Buscamos que el diseño fuera lo más racional posible en cuanto al espacio. Aprovechar la superficie sin dejar ningún recoveco”, define el arquitecto

Todos los baños tienen la misma selección de colores y materiales: una caja neutra con revestimientos de piso y pared en mármol Travertino, cielos rasos de yeso blanco y las líneas negras de la carpintería.Pompi Gutnisky

Zona de chicas

Subiendo la escalera, el espacio del hall distribuidor se aprovechó para crear una zona de estudio para las tres hermanas.Pompi Gutnisky

Sosteniendo la doble premisa de integrar y que cada quien tenga su mundo, la planta alta fue concebida para las hijas mayores con un área común de estudio y cuartos individuales

Escritorio laqueado, sillas con fundas de tussor y un cuadro firmado por Mouche Holmberg.Pompi Gutnisky

Revista Living

Conocé The Trust Project

Más Noticias