martes, 23 julio, 2024
InicioEconomíaAxel Kicillof usó fondos propios para cubrir parte de sueldo a docentes...

Axel Kicillof usó fondos propios para cubrir parte de sueldo a docentes por los recortes de Milei

Axel Kicillof encendió luces de alarma sobre un posible escenario de alto riesgo: este jueves advirtió al Gobierno Nacional que si se mantiene el ajuste estricto en el envío de fondos discrecionales a Buenos Aires, podría tener dificultades para pagar el sueldo completo de los docentes.

El gobernador informó a través de un comunicado que “el 6 de febrero fueron depositados los salarios correspondientes al mes de enero de las y los docentes bonaerenses, según el cronograma usual. Se abonó la totalidad de las sumas que lo componen, incluyendo los complementos nacionales como el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), Conectividad y Material Didáctico”.

Y agregó el dato que involucra a la gestión de Javier Milei: “Aún cuando el Gobierno Nacional no transfirió los fondos correspondientes a los salarios de enero 2024, la Provincia tomó la decisión de pagarlos adelantando con recursos propios los conceptos mencionados para evitar que se vea resentido el poder adquisitivo del salario en un contexto económico sumamente adverso y de gran incertidumbre”.

Ocurre que el haber mensual de los educadores estatales incluye un tramo que se financia con fondos nacionales. Es el conocido como “incentivo docente” que se incorporó por Ley hace más de 20 años y se transfiere de manera automática desde el Tesoro. Para un maestro de grado que recién ingresa al sistema, representa el 10% de su sueldo. Es un monto fijo de unos 32 mil pesos por cargo.

Ese monto de conforma con recursos que llegan por el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), el suplemento por Conectividad y la ayuda para Material Didáctico. Son recursos que recauda Nación y transfiere todos los meses a las provincias.

Como informa Clarín, el Gobierno redujo en un 99% el monto de transferencias no automáticas que envía a las jurisdicciones de todo el país en el primer mes de 2024. Esa poda determinó que 13 provincias hayan recibido en enero cero pesos por ese renglón de sus ingresos.

A Buenos Aires también le llegó el impacto de la motosierra. Y Kicillof decidió poner recursos propios para completar la liquidación de los más de 380 mil maestros y profesores que se desempeñan en el régimen estatal educativo.

Pero esa variante no podría extenderse: “De persistir esta situación, la Provincia no podrá hacerse cargo de estos componentes salariales que son exclusiva responsabilidad y obligación del Gobierno Nacional”, avisó Kicillof.

La persistencia de esta situación pone a la provincia en una zona de riesgo. Es que en tres semanas comienza el ciclo lectivo 2024 y el gobernador quiere evitar conflictos con los sectores gremiales docentes.

Hasta ahora, la administración de Kicillof siempre pudo mostrar normalidad en el arranque de la actividad. Los gremios siempre avalaron las propuestas salariales que propuso el oficialismo y las aulas siempre abrieron en las fechas fijadas.

Ante un panorama presupuestario incierto, el gobernador decidió en enero, establecer un aumento por decreto. Dispuso una mejora para docentes y todos los estatales, del 25%. Ese incremento se pagó en la semana que termina.

En sintonía con el reclamo del mandatario bonaerense, la Ctera reclamó a Milei la transferencia de los recursos educativos a las provincias. “La junta directiva de Ctera exige al Gobierno el envío de los recursos para las políticas públicas educativas”, dice una carta que firman Sonia Alesso y el dirigente de Suteba (y secretario adjunto de la central nacional) Roberto Baradel.

También exigieron la convocatoria a la paritaria nacional y la remisión del dinero para los comedores escolares. Coincide, este reclamo, con otro anuncio de la Provincia: este jueves, el ministerio de Desarrollo de la Comunidad, informó que aumentará un 94% la inversión alimentaria escolar para más de 2,4 millones de bonaerenses.

También plantean su preocupación por “la pérdida de poder adquisitivo derivada de los aumentos desmesurados y los tarifazos”.

El discurso de la central –siempre alineada con sectores del kirchnerismo- anticipa conflictividad para el debut de las clases previstas para fines de febrero y principios de marzo en todo el país. Las tensiones de gobierno y gremios docentes en la previa al debut escolar era una escena repetida. Excepto en los últimos cuatro años. Podría volver en 2024.

Más Noticias