sábado, 13 julio, 2024
InicioPolíticaAjuste diplomático: las designaciones low cost que estudian en Cancillería

Ajuste diplomático: las designaciones low cost que estudian en Cancillería

Si bien Diana Mondino tiene armado su equipo más cercano en su Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio y Culto, es decir el staff que articula desde adentro la política exterior, a la Cancillería de la Libertad Avanza le falta completar el entramado de sus embajadas.

Siete son hasta ahora los embajadores designados de origen político. Otros pocos son de carrera y que, a diferencia de los primeros, no precisan pasar por la confirmación del Senado.

El viaje a Davos de Javier Milei y su comitiva, y en particular la reunión bilateral entre el presidente y Mondino con el canciller británico David Cameron, puso de manifiesto el singular -y controvertido- modo en que el nuevo gobierno quiere abaratar el nombramiento de embajadores con la idea de que “No hay plata”.

Ocurre que por estas horas, en el Gobierno analizan ascender a una diplomatica de carrera que ya trabaja en la sede diplomática argentina en Londres, la ministra Mariana Plaza como nueva embajadora ante el Reino Unido.

Los planes que tienen para esta diplomática es que reemplace al también embajador de carrera Javier Figueroa, cuyo tiempo en el exterior está vencido. Como a otros diplomáticos de la gestión de Alberto Fernández, ya se le ordenó la vuelta. Los que eran de origen político, unos 21, cesaron su mandato el 9 de diciembre, con el fin del gobierno de turno.

Plaza no es ni su número dos. Y el Gobierno está repitiendo ahora algunos de los gestos menos deseables en el politica exterior, como hizo Alberto Fernandez, al ascender en 2020 a Leonardo Costantino, en tercero y cuarto lugar de la embajada en Francia, al puesto numero uno.

Si bien el nombre de quien conducirá la sede en Londres no pudo ser confirmado, este diario sabe que al día de hoy esa es la intención, como se está haciendo en la embajada de España al ascender a embajador a quien fue el número dos de Ricardo Alfonsín, Roberto Bosh, o como se hizo en Perû, al ascender a embajador al consul Samuel Ortiz. También es la intención de llenar la jefatura de la embajada en México con algún funcionario local, ya que al fin y al cabo el gobierno de Andres Manuel Lopez Obrador comparó a Javier Milei con Adolfo Hitler, algo nunca visto en el vinculo bilateral.

El criterio que se está empleando para un período de “no hay plata” es dificil de juzgar. Es verdad que tienen pocos embajadores políticos designados por ahora y sujetos a aprobación del Senado: Gerardo Werthein, a Estados Unidos; Daniel Scioli a Brasil, cuando en realidad está esperando el nombramiento como secretario de Turismo; Mariano Caucino a India; el rabino Axel Wahnish a Israel; Ian Sielecki a Francia; Guillermo Nielsen a Paraguay; la economista Sonia Cavallo, que reside en Washington a la OEA.

Hasta ahora los diplomáticos que obtuvieron embajadas son los retirados Jorge Faurie, ex canciller, a Chile, Ricardo Lagorio, a la ONU, en Nueva York.

Al radical Mario Veron Guerra se le ofrecieron ahora la embajada ante Colombia, donde gobierna Gustavo Petro, de pésima relación con Milei.

Entre tanto, a Atilio Berardi, que lo van a remover de la UE, posiblemente para dársela a Daniel Raimondi, que logro convencer a Mondino que debía ir por tres meses a cubrir la OEA. Y a Facundo Villa lo enviarán como embajador a la estratégica Arabia Saudita.

Este esquema estaría cumpliendo con la meta de Mondino: que sean pocos los nombrados a nivel político pese a que hay embajadas centrales, como las de China, o la misma España, donde los presidente suelen poner su visión de la política. Ahora quedarán en manos de diplomáticos. Marcelo Suarez Salvia pasará de Trinidad Tobago a Beijing y Bosh en la capital española. Nunca estuvo tan mal el vinculo con Madrid como ahora, entre Milei y Pedro Sanchez.

El criterio de ascender funcionarios de bajo rango a embajador busca ahorrar en traslados que puede estar en los 50.000 y 75.000 dólares de ida y otra cifra similar de vuelta.

Pero ascender funcionarios de bajo rango a embajador no se entiende

Más Noticias