lunes, 15 julio, 2024
InicioEspectáculosLa historia de Alaqua Cox: la actriz sorda que se convirtió en...

La historia de Alaqua Cox: la actriz sorda que se convirtió en superheroína de Marvel

Alaqua Cox estaba en su casa, en la zona de Green Bay (Wisconsin), recordando el momento, a principios de 2020, en el que unos amigos le reenviaron un enlace en Internet a un casting para una mujer indígena sorda de unos 20 años. En aquel momento, Cox, que ahora tiene 26 años, saltaba de un trabajo a otro -en una residencia de ancianos, en depósitos de Amazon y FedEx- y nunca había actuado más allá de un par de obras de teatro en el instituto.

No podía imaginarse un trabajo fijo en televisión, y mucho menos en el papel de una superheroína de Marvel: Maya López, más conocida como Echo, un personaje de los cómics de Marvel. Pero Cox lo consiguió, y pronto se encontró dando volteretas y pegando puñetazos en la serie de Disney+ de 2021 Ojo de Halcón, junto a las estrellas Jeremy Renner y Hailee Steinfeld.

Ahora, después de poco más de dos años de su debut profesional como actriz, Cox protagoniza la miniserie de cinco episodios Echo, que se estrenó el martes en Disney+ y Hulu.

Retomando la historia donde la dejó Ojo de Halcón, en Echo Maya se transforma en un ejército unipersonal de motos y patadas giratorias, empeñada en vengarse de su antiguo mentor, el jefe criminal conocido como Kingpin (Vincent D’Onofrio), por su participación en el asesinato de su padre.

Criada en la reserva de la tribu Menominee en Keshena, Wisconsin, Cox, que nació sorda, no podía concebir la idea de ver a alguien como ella en la pantalla. Estaba acostumbrada a ver papeles de sordos interpretados por personajes oyentes, «¡era una tontería!», dijo en una videollamada el mes pasado, ayudada por una intérprete de lenguaje de señas estadounidense, Ashley Change. Rara vez se veían papeles indígenas en la pantalla.

Alaqua Cox como Maya Lopez, más conocida como Echo.Alaqua Cox como Maya Lopez, más conocida como Echo.No estaba especialmente familiarizada con el género de los superhéroes. Cox consumía principalmente películas de Marvel «de forma pasiva», como medio de vinculación con su padre, William, fanático de Marvel.

«Recuerdo verlas con él, sentada en el sofá, mirando el teléfono», cuenta. «Mi padre decía: ‘¡No, no, mira! Está a punto de pasar algo genial’«.

Fue la presión de sus compañeros lo que finalmente hizo que Cox enviara su video de audición. Recuerda que estaba acostada en una balsa en el lago de la casa de sus padres cuando otra amiga se puso en contacto con ella y le envió una captura de pantalla de la convocatoria de casting.

«Sabía que era una señal para que lo intentara», dice. «Me dije: ‘¡Vale! Vamos a probar’«.

El video que la llevó a la fama

El video autograbado de Cox fue uno de los cientos que en junio de 2020 llegaron a la mesa de Sarah Finn, la principal directora de casting del Universo Cinematográfico Marvel desde la película de 2008 Iron Man. En busca de la candidata perfecta, se había puesto en contacto con escuelas, organizaciones y centros culturales de nativos americanos y sordos de todo el país. El corto de Cox despertó su interés.

«Tiene una cara preciosa, abierta y sonriente, y luego nos mostró su lectura, lo que hacía casi imposible creer que fuera la misma persona», dijo Finn. «Era capaz de cambiar en un abrir y cerrar de ojos y canalizar este otro personaje mucho más poderoso e intenso».

Una vez que Finn redujo su selección a Cox y algunos otros, consiguió que el estudio asignara a Cox un profesor de interpretación, un entrenador personal y un asesor de lenguaje de señas estadounidense, todos ellos sordos, para ayudarla a prepararse para su prueba de pantalla de Ojo de Halcón.

La inversión dio sus frutos. Ojo de Halcón había encontrado a su Echo: alguien con, como dijo Finn, la «fortaleza mental, emocional y física para pasar por los rigores de interpretar a un personaje como éste».

Pero aún quedaba mucho por aprender, en todos los sentidos. De todas las nuevas experiencias que se le presentaron a Cox, la que más disfrutó fue el entrenamiento de acrobacias, aprendiendo cinco días a la semana a dar una patada rápida y un golpe potente. Cox fue amputada y usa una pierna ortopédica, pero eso nunca le impidió jugar, dice.

Alaqua Cox consiguió que su personaje tuviera un spin-off.Alaqua Cox consiguió que su personaje tuviera un spin-off.«Tengo un hermano un año mayor que yo, y siempre fuimos muy duros el uno con el otro cuando éramos pequeños», explica. «Tenía que atraparlo; ¡era muy cabeza dura! Él me endureció un poco, así que me resultó fácil hacer ese tipo de acrobacias”.

Cuando Finn hizo el casting para Ojo de Halcón, ya se hablaba de una posible serie derivada del personaje. Cox no se enteró de que se estaba preparando una nueva serie hasta que estuvo a mitad de rodaje de sus escenas de Ojo de Halcón. La noticia fue, como mínimo, una sorpresa. El rodaje de Echo comenzó en abril de 2022 y Cox se incorporó de inmediato.

«Una de las primeras preguntas que hizo cuando hablamos por primera vez fue: ‘¿Puedo hacer mis propias escenas de riesgo?«. Esto comentó Sydney Freeland, autora-productora de la serie sobre. «Y yo le dije: ‘Sí, adelante’. Estaba dispuesta a meterse ahí, a recibir algunos golpes y magullones».

«Toda su experiencia de rodaje antes de Echo fueron unos pocos días en Ojo de halcón‘», añadió Freeland, que también dirigió episodios. «Para ella pasar de ese pequeño tamaño de muestra a ser la protagonista de una serie de Marvel es un reto tremendo. Lo es incluso para el actor más experimentado».

Cox tenía otra petición clave de preproducción para Freeland y su equipo: tomar clases de lenguaje de señas.

«Les dije: ‘Sean capaces de comunicarse conmigo en lenguaje de señas básico’«, cuenta Cox. Muchos de los miembros del reparto aprendieron, tomando clases de lenguaje de señas unas cuantas veces a la semana, dijo -varios personajes utilizan el lenguaje de señas en la pantalla para comunicarse con Maya-, al igual que muchos miembros clave del equipo, incluida Freeland. «Fue muy agradable cuando llegamos al estudio», añade Cox. «Podían hacer señas de ‘¿Cómo estás?’ y ‘¿Necesitas ir al baño?’, ese tipo de cosas sencillas».

Freeland se mostró reacia a atribuirse demasiado mérito: «Es muy generoso decir que aprendí lenguaje de señas», dijo. «Probablemente para ella fue como hablar con un niño pequeño. Pero es muy amable y muy paciente».

El rodaje de «Echo»

«Echo», que tuvo su presentación internacional hace unos días, es una miniserie de cinco episodios. Echo se rodó en Atlanta y sus alrededores, lejos de la unida comunidad de Cox en Wisconsin. El rodaje duró unos tres meses, y Cox no tenía familia ni amigos en la zona. La ayudó estar rodeada de un reparto predominantemente indígena, que incluía a Tantoo Cardinal, Graham Greene, Devery Jacobs y Cody Lightning. «Me sentí como en casa», dice. «Fueron como primos o hermanas inmediatamente».

Cox considera un honor interpretar a la primera superheroína indígena sorda de Marvel y dar representación a los amputados. Pero el éxito ha sido agridulce. Su padre -el mayor fan tanto de Marvel como de su hija- murió en 2021, la misma semana en que el padre de su personaje (Zahn McClarnon), que también se llama William, aparecía encontrando su prematuro final en Ojo de Halcón.

«De repente, estos dos mundos chocaron», dijo Cox. «Y fue tan desgarrador.

«Pero él estaba muy orgulloso de mí», continuó hablando de su padre. «Sé que me mira desde el cielo y me anima. Lo sé y lo siento”.

Fuente: The New York Times

Más Noticias