jueves, 23 mayo, 2024
InicioSociedadLa línea Alforjas Flacas

La línea Alforjas Flacas

2 de diciembre de 2023 – 01:25

El proyecto de ley para coparticipar entre las provincias la mitad de la recaudación del impuesto al Cheque confirma al frente de gobernadores como pieza clave en la arquitectura institucional que Javier Milei requiere para conseguir una consistencia política acorde al volumen de su victoria electoral.

Los mandatarios constituyen un raro caso de unidad en la fragmentación general. Es difícil pronosticar hasta cuándo, pero los confabula un norte más poderoso que las filiaciones facciosas: la razón presupuestaria.

Debido a los cambios instigados durante la campaña por Sergio Massa en la escala del impuesto a las Ganancias, los ingresos de las provincias por coparticipación cayeron en noviembre un 13,6%. Para salvar esta poda en el crítico fin de año, que viene con aguinaldos, Massa liberará ATN y pagará deudas por un total de 230 mil millones de pesos.

La cifra debería alcanzarles a los mandatarios para cubrir sus planillas salariales, pero el problema estructural seguirá incólume de no reformularse la distribución de recursos fiscales entre la Nación y las provincias, cosa que solo puede hacerse por ley.

Como Milei se ha mostrado hasta el momento reticente a ceder en tal sentido, los gobernadores elaboraron un proyecto de ley que el Gobierno saliente elevaría al Congreso. Para no dejar dudas sobre lo transversal del planteo, se ocuparon de informar que la redacción estuvo a cargo del electo entrerriano Rogelio Frigerio, que pertenece a Juntos por el Cambio y la revisión del reelecto bonaerense Axel Kicillof, de Unión por la Patria. No hay grieta que valga cuando las alforjas empiezan a ponerse flacas.

Los mandatarios también conformaron una delegación para exhibir solidez en el programa “A Dos Voces” de TN.

Por el peronismo estuvieron el catamarqueño Raúl Jalil y el salteño Gustavo Sáenz. Frigerio, el santafesino Maximiliano Pullaro y el chubutense Ignacio Torres representaron a la escudería de Juntos. Desde Córdoba se conectó y avaló la arremetida el electo Martín Llaryora, que no pertenece a ninguno de los dos grupos y sucede en la provincia mediterráea al excandidato a presidente Juan Schiaretti.

Plantel nacional completo, la sanción de la ley en el Congreso estaría en principio garantizada. Algunos gobernadores, se anunció en el programa, contemplan además la posibilidad de planteos ante la Suprema Corte de Justicia.

La gran pregunta es qué haría Milei llegado el caso. Vetar la hipotética norma lo expondría a que el Congreso la ratifique y lo desautorice en el inicio de un mandato signado por su anemia parlamentaria y las complicaciones para alcanzar consensos que contribuyan a su gobernabilidad.

Su alianza con Mauricio Macri le resulta inoficiosa en esta instancia porque, además de dinamitar a Juntos por Cambio, produjo fisuras en las propias filas libertarias. Ayer el futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, aclaró que el acuerdo fue para las elecciones y no significa que Macri haya “comprado acciones” en La Libertad Avanza.

El fracaso de las maniobras para encumbrar en la presidencia de la Cámara de Diputados al macrista Cristian Ritondo y los peronistas disidentes Florencio Randazzo y Miguel Pichetto parece haber abierto el camino a un libertario puro: el riojano Marín Menem.

Este acontecimiento, aparentemente auspicioso para Milei, admite otras lecturas si se considera que Cristina Kirchner dijo que la presidencia provisoria del Senado también le corresponde a un libertario, aunque el sector tenga solo 7 senadores: toda la línea de sucesión presidencial previa al presidente de la Corte quedaría en manos libertarias. Vale decir: ningún sector se complica institucionalmente con el destino de la gestión Milei.

En este sentido, es notoria la insistente negativa de los caciques provinciales a “co-gobernar” con el libertario.

Al cojo, dicen, hay que verlo caminar para saber de qué lado renguea. Capaz que la renguera dependa de la pata que le pisen.

Más Noticias