domingo, 14 abril, 2024
InicioSociedadTransición envenenada

Transición envenenada

1 de noviembre de 2023 – 00:40

La polémica de Edgar Adhemar Bacchiani y las criptoestafas se proyecta para empozoñar la salida de la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón, desplazada por el radical Raúl Úsqueda en las últimas elecciones.

Paulón fue mencionada por el “Trader God” en su última ampliación de indagatoria, a propósito de los presuntos chantajes a los que lo habría sometido el abogado Carlos Correa, asesor legal de la Municipalidad de Fiambalá, para quitarle sus propiedades.

Según Bacchiani, el letrado lo amenazó con movilizar sus influencias para hacerlo “mierda” si se negaba a entregarle los papeles de sus bienes inmuebles. Entre los resortes destructivos que habría mencionado estaba “la intendenta Paulón, que pertenece al pozo y que con un solo llamado sabés a quien se va a dirigir”.

Bacchiani podría mentir, pero el caso es que sus manifestaciones ante el juez dieron pie al Concejo Deliberante para plantear la interpelación a Paulón ante la posibilidad de que haya metido dinero del municipio en el esquema piramidal. Se haría el vienes.

“Lo que queremos saber es cuáles son los gastos anuales del municipio, como así también los vínculos que mantiene o mantuvo con la financiera Adhemar. Si se ha destinado algún remanente del patrimonio municipal al sistema financiero (de Adhemar Capital), si se han realizado vínculos financieros o de inversión personal”, dijo la presidenta del bloque de concejales de Juntos por el Cambio, Sonia Díaz.

Fiambalá conforma con Santa Rosa y Londres el trío de municipios en los que perdieron los intendentes oficialistas que iban por la reelección.

En Santa Rosa, el ganador Mario Páez denunció que el intendente Elpidio Guaraz está trasladando documentación que podría ser útil para esclarecer algunas de las múltiples sospechas que pesan sobre su gestión, que se extendió durante cuatro períodos.

El rodaje de Paulón es menor que el del estrafalario santarroseño, apenas dos mandatos, y es la primera vez que se ve envuelta en controversias que podrían tener terminales penales.

En su indagatoria, Bacchiani ofreció más de 30 propiedades para resarcir a los inversores defraudados en Adhemar Capital y la supuesta clave para acceder a ellas: Carlos Correa, abogado bien conectado que fue su asesor legal y, según le dijo al juez y al fiscal, se confabuló con su otro abogado, Lucas Retamozo, la escribana Joaquina Córdoba Gandini y su expareja y socia Celeste Zaraive Garcés Rusa, con la que tiene un hijo, para despojarlo de su patrimonio aprovechándose de su delicada situación procesal.

“El doctor Correa –relató Bacchiani- me dijo que tenían un pozo de inversión que rondaban los 800.000 dólares de gente muy pesada”.

“Te voy a dar un consejo. Yo sé que estás vendiendo propiedades para liquidez, así que te sugiero que nos des los papeles. Yo los voy a poner a nombre de personas que son intocables de aquí de Catamarca y, si en algún momento necesitamos liquidez, me voy a hacer cargo de liquidar esas propiedades y ponerlas a disposición tuya. Pero mientras tanto, van a estar en mi poder y no a disposición tuya. Caso contrario, te voy a hacer mierda”, le habría dicho Correa.

Cuando el “trader” le preguntó cómo lo haría “mierda”, Correa le habría contestado que le basta con “levantar el teléfono” y poner en acción sus influencias. Entre las personas que habría mencionado está Paulón, que lo tenía como asesor legal.

Correa desmintió las manifestaciones de Bacchiani. Es el único miembro de la pandilla Adhemar Capital que no fue imputado en la causa. Solo declaró como testigo.

Habrá que ver qué dice Paulón al respecto. Está el tema más grave, que sería haber timbeado dinero público en las criptofinancieras, pero también hay expectativa sobre si admitirá haber puesto plata, aunque haya sido propia. Y en tal caso si, gracias a los servicios de Correa, consiguió recuperar lo invertido.

Más Noticias