lunes, 26 febrero, 2024
InicioDeportesLa hoja de ruta de Los Pumas, tras el Mundial: qué pasará...

La hoja de ruta de Los Pumas, tras el Mundial: qué pasará con Cheika y los históricos que cumplieron su ciclo

Ya quedó atrás el Mundial. Los Pumas tuvieron su cena de despedida en París y aquellos que juegan en Francia partieron a sus respectivas ciudades, del mismo modo que lo hicieron vía Inglaterra los que son profesionales de la Premier. El lunes, partieron a la Argentina los pocos jugadores que viven en el país, junto al resto de la delegación.

Lo que sigue, llegará en 2024. Formalmente el entrenador es Michael Cheika, con contrato hasta diciembre, y a fines del mes próximo habrá una reunión entre el australiano y Gabriel Travaglini, el presidente de la Unión Argentina de Rugby (UAR), para hacer un balance del trabajo realizado y del papel de Los Pumas en el Mundial.

Esa charla será la excusa para una conversación crucial: el plan de trabajo del año próximo, con el objetivo final del Mundial 2027. ¿Qué tiene que ver Cheika en esa planificación si su contrato vence en poco más de un mes? Mucho: existe la posibilidad de que continúe al mando del grupo. En la UAR están conformes con el desempeño del entrenador, que en las últimas dos conferencias de prensa no cerró la puerta a la posibilidad de continuar.

La salida de Cheika no es segura, tampoco su continuidad. Foto: AP La salida de Cheika no es segura, tampoco su continuidad. Foto: AP Si Cheika quiere seguir, no habría oposición aunque sí el dinero sería una traba: su contrato es en dólares y si renueva seguramente pediría un incremento acorde a haber dejado a Los Pumas entre los cuatro mejores del mundo. Cuando tomó el seleccionado, el equipo no había salido de la fase de grupos del Mundial 2019.

Si Cheika no continúa, el plan será el mismo que con su llegada: Felipe Contepomi pasará a ser el entrenador principal, con Juan Martín Fernández Lobbe y Andrés Bordoy como entrenadores secundarios. Incluso en ese escenario, el australiano podría dejar un pie adentro y continuar como una especie de consultor externo, con el foco puesto en lo mental.

El primer paso del nuevo cuerpo técnico -o de la continuidad del actual- será pensar en 2024 y en la edad que tendrán entonces los jugadores mundialistas. Por citar algunos casos, Agustín Creevy y Francisco Gómez Kodela tendrán 43 años; Nicolás Sánchez y Juan Imhoff, 39; Tomás Cubelli, 38 y Matías Moroni, 36.

Matias Alemanno, (derecha) con Gómez Kodela, otro que podría haber jugado su último Mundial. Foto: AP Matias Alemanno, (derecha) con Gómez Kodela, otro que podría haber jugado su último Mundial. Foto: AP De todos los mencionados, el único que anunció su retiro de Los Pumas fue Gómez Kodela, quien lo admitió después de la derrota con los All Blacks de la semifinal. Sánchez y Cubelli lo considerarán.

Al menos ese grupo podrá tener continuidad un año más, tal vez dos y si alguno sigue demostrando vigencia, se sostendrá. Pero el objetivo es renovar el grupo. Queda un núcleo de jugadores que llegarán al próximo mundial maduros y con experiencia, pero el objetivo 2024 es el recambio.

La metas es ir detectar e ir llevando jugadores jóvenes y prepararlos para el próximo Mundial. El, al menos hasta ahora, capitán Julián Montoya es habitualmente reemplazado por Creevy y a Francia 2023 viajó como tercer hooker Santiago Ruiz, quien entró como suplente en el partido ante Chile.

La otra cuestión será la pareja de medios: si la titular tiene un apertura, Santiago Carreras, que en realidad es fullback y el suplente tal vez no llegue al próximo Mundial, el desafío será encontrar un reemplazante para el cordobés, en caso de que se siga desempeñando en esa posición, o distinguir uno nuevo.

Pero en esa reconstrucción, no quedan postergadas cuestiones positivas del Mundial que pasó. El tackle de Tute Moroni sobre el wing Louis Rees-Zammit cuando parecía que el triunfo en cuartos de final en Marsella se lo llevaban los galeses, tranquilamente es la vara con la que se mide el compromiso dentro de la cancha.

Del mismo, aunque su situación pueda estar más cerca del retiro que de la continuidad, Sánchez también dejó una enseñanza: entró para jugar los último 11 minutos ante los galeses y leyó un ataque rival, interceptó la pelota prácticamente en la mitad del campo y corrió al ingoal. Viejos, son los trapos.

Entre los más jóvenes, el tercera línea Juan Martín González jugó todos los partidos como titular, igual que el experimantado Marcos Kremer, que fue quien más tackles -92- hizo en la competencia. El mendocino ya cuenta con su primer Mundial y es parte de ese recambio que necesita el equipo de cara al futuro.

Del mismo modo, Mateo Carreras. El wing tucumano protagonizó grandes partidos y parece haberse ganado un lugar entre los jugadores que serán el núcleo de las convocatorias venideras. Pedro Rubiolo, el más chico con 20 años, también se repetirá en las sucesivos llamados.

Con Cheika o con Contepomi, el objetivo de Los Pumas está trazado y tiene en el Mundial de 2027, que se jugará en Australia, el propósito de romper la ubicación histórica y meterse por primera vez en una final

Más Noticias