sábado, 20 julio, 2024
InicioSociedadSeis crímenes en Lanús en el año y un barrio donde roban...

Seis crímenes en Lanús en el año y un barrio donde roban todo el tiempo: «Acá las reglas son otras»

A Omar Jorge Szkarlatiuk (49) lo mataron cuando quiso bajar a su hijo de 3 años del auto que le iban a robar. La crueldad de los ladrones consternó a los vecinos de Valentín Alsina, en Lanús, una zona «acostumbrada» a los robos. En este municipio, además, ya se registraron seis crímenes en hechos de inseguridad en lo que va de 2023.

“Podes creer que le dispararon y se llevaron el pollo que había comprado”, dijo, entre lágrimas, Karina Malinowski. La mujer vive hace más de 50 años a dos cuadras de donde mataron a Omar, en la puerta de una pollería ubicada en Liniers al 2200.

“La muerte dejó al descubierto que las reglas de juego son otras, que no solo van por lo que tenes de valor, sino también te roban la vida”, señaló Karina.

“En diciembre del año pasado, le robaron el celular a mi hija a punta de pistola. La querían meter adentro de mi casa y ella les suplicó que no porque estaba mi mamá que es una persona mayor. Después publicaron el celular para venderlo. Se manejan con mucha impunidad”, relató la vecina a Clarín.

“No son chorros, son asesinos”, advirtió una de las hijas de Karina y dijo que hace 15 días dos ladrones entraron a la casa de una abuela, revolvieron todo y huyeron por los techos.

“De hecho, el lunes al mediodía estaban barroteando la casa de un vecino, otro vecino los vio, les llamó la atención y se fueron”, manifestó. “Este último año creció mucho la cantidad de robos”, agregó.

Omar Jorge Szkarlatiuk (49) fue asesinado en Valentín Alsina, Lanús. Tenía tres hijos varones.Omar Jorge Szkarlatiuk (49) fue asesinado en Valentín Alsina, Lanús. Tenía tres hijos varones.“¡Hagan algo, che!”, les gritó, desde una bicicleta, un vecino a los policías que iban a bordo de un patrullero.

El hombre, que prefiere no dar su nombre por temor a represalias, frena para hablar con Clarín. “No tengo palabras para lo que pasó. Ustedes no saben donde están, acá a la vuelta hay un búnker narco», dijo. Y confesó: «Así se vive acá. Una vez me intentaron robar, pero saqué la pistola”.

Los vecinos de Valentín Alsina están hartos de la inseguridad. Foto Maxi FaillaLos vecinos de Valentín Alsina están hartos de la inseguridad. Foto Maxi FaillaEl vecino había conocido a Omar hace poco, a través de un amigo en común. “Era un tipo laburante», dijo y habló sobre lo difícil que es vivir en Valentín Alsina: «En la calle, de noche, no se puede estar. Por ejemplo, cuando mi mamá sale a sacar la basura yo voy con ella con la pistola en el pantalón por si viene uno”, dijo.

“Cerrado por duelo”, escribieron a mano los dueños de la pollería en una hoja que luego pegaron en la persiana cerrada. El escenario sigue intacto, las manchas de sangre aún continúan en las piedras de la vereda. Mirando fijamente el suelo, Nancy Panko, una vecina, se limpia las lágrimas. “Yo también fui víctima de la inseguridad”, dijo.

Las manchas de sangre frescas y un autito de juguete, en la vereda donde Omar quiso proteger a su hijo de los ladrones y lo mataron. Foto Maxi FaillaLas manchas de sangre frescas y un autito de juguete, en la vereda donde Omar quiso proteger a su hijo de los ladrones y lo mataron. Foto Maxi Failla“Entraron a mi casa haciendo palanca. De hecho, dejaron la barreta que usaron. Yo tenía rejas, alarma, todo. Cuando voy a la comisaría a hacer la denuncia me dicen que iba a ir la Policía Científica a hacer la prueba. Fue el domingo a la cinco de la tarde y vinieron recién el viernes a las 22. Estamos a la buena de Dios. Es una vergüenza”, añadió.

A la vuelta de la pollería está una de las entradas a la Escuela Secundaría 23 donde Eduardo Cardozo, un vecino de la zona, lleva a sus dos hijos hace ocho años.

«El último año creció mucho la cantidad de robos», denuncian Karina y su hija. Foto Maxi Failla“Acá no hay seguridad, no pasan los patrulleros. Mandamos infinidad de cartas al Consejo Escolar. Supuestamente, iban a hacer un corredor seguro y nunca apareció. Acá le roban a los chicos los celulares, las zapatillas, las bicicletas”, denunció.

“Yo estudio y trabajo. Cuando no puedo venir a buscarlos, organizo con otro padre. Hasta que no llegan a casa, en mi cabeza estoy pensando en que pueden salir del colegio y les puede pasar algo”, agregó.

El recuerdo latente del crimen de una nena de 11 años por un celular

A menos de 20 cuadras, en agosto, un hecho de inseguridad estremecía una vez más a Lanús y al país. La víctima fue Morena Domínguez, de apenas 11 años. La mataron motochorros que le quisieron robar el celular en la puerta de la Escuela Almafuerte N° 60 de Villa Diamante, en Valentín Alsina.

Eduardo Cardozo denuncia que por el barrio no pasan los patrulleros y las autoridades no cumplen las promesas. Foto Maxi FaillaEduardo Cardozo denuncia que por el barrio no pasan los patrulleros y las autoridades no cumplen las promesas. Foto Maxi FaillaEn la Escuela Secundaria N° 23 las porteras también han sufrido continuos robos. “El año pasado me robaron el celular a punta de pistola cuando bajaba del auto. Los más perjudicados son los chicos que salen a las seis de la tarde, porque acá no hay patrulleros”, aseguró una de las auxiliares del establecimiento.

Para Susana Bianchi, no hay una zona con más robos, “es todo Lanús, todo el municipio es tierra de nadie”.

“Ayer fue Morena, hoy es este señor que bajó a comprar pollo. No tenemos derecho a salir a la calle. ¿Cuánto más tenemos que esperar? Todos somos víctimas, todos los días”, sentenció.

MG

Más Noticias