sábado, 20 julio, 2024
InicioEconomíaEl dólar blue saltó a $ 800 y marcó un nuevo récord

El dólar blue saltó a $ 800 y marcó un nuevo récord

El dólar blue subió 75 pesos en septiembre y terminó el mes en $ 800, el registro más alto alcanzado hasta ahora. Aumentó 10%, apenas por debajo de la inflación esperada para el mes, que ronda el 11 ó 12%.

El nuevo récord del blue estira la brecha cambiaria a 129%. Para el mercado esto da cuenta de el dólar oficial quedó atrasado y que habrá una corrección antes de fin de año.

Los dólares financieros mostraron una enorme volatilidad en el día. El contado con liqui llegó a escalar a $ 837 y desde allí fue retrocediendo hasta terminar en $ 822, apenas tres pesos arriba por encima del nivel del jueves. Algo similar ocurrió con el dólar MEP que tocó los $ 715 y cerró en $ 702, merced a la intervención oficial para bajarlo.

Respecto al 31 de diciembre de 2022, el CCL acumula una suba del 138%, el Blue del 130% y el MEP del 112%, versus una inflación estimada para el período de 105%.

La escalada de esta semana se conecta con la proximidad de las elecciones, en medio de una incertidumbre marcada y sin un ganador claro. Esto lleva a aumentar la tendencia dolarizadora que se da en todas las elecciones.

«Esta semana estamos viendo desarmes de plazo fijo que hasta ahora se venían renovando mes a mes. Ahora con una tasa de 9,8% y una inflación de 12% ya no es atractivo seguir en pesos y menos con la expectativa de que incluso el dólar oficial va a subir en el mediano plazo», le dijo a Clarín un operador del mercado.

A este escenario habitual de las semanas preelectorales se le suma esta vez el efecto del «Plan Platita», que entre septiembre y noviembre volcará a la calle $ 2,2 billones. Y se presume que si bien la mayor parte de ese dinero irá al consumo, una parte presionará sobre los distintos tipos de dólares.

En esta dinámica el dólar oficial congelado hasta noviembre, una táctica con la que Sergio Massa quiso usar a la divisa como ancla inflacionario, terminó jugando en contra: con el salto en los precios el dólar volvió a quedar atrasado, al menos en el segmento oficial.

«El Banco Central culmina septiembre con el tipo de cambio vigente en $ 350 por dólar. No obstante, este congelamiento en conjunto con una aceleración de la inflación tuvo por resultado una erosión de la ganancia real de la devaluación. En efecto, a la fecha, el tipo de cambio real multilateral ya se encuentra por debajo del previo a las PASO», señala la consultora LCG.

Para el economista Salvador Vitelli, «el mercado descuenta un aumento del 93% hasta diciembre para el dólar oficial».

La expectativa devaluatoria se sustenta también en la escasez de divisas a la que se enfrenta el Gobierno, en un año en el que la sequía profundizo el rojo de las cuentas externas.

En septiembre el Banco Central encontró un salvavidas en el dólar soja 4, que aportó cerca de US$ 2.000 millones. Este programa iba a terminar el 30 de septiembre, pero a media tarde el ministerio de Economía anunció que que lo estira hasta el 20 de octubre, para llegar con algo de aire -y dólares- a las elecciones.

En el útimo día de septiembre, el Banco Central compró US$ 2,5 millones. Y embolsó US$ 527 millones en el mes. Sin embargo esto no ayudó a recomponer las reservas porque gastó un promedio de US$ 35/ 40 millones por día en evitar que el dólar MEP se escapara y se acercara más al blue. Según la consultora Quantum Finanzas, en lo que va del año el Gobierno gastó US$ 3.200 millones para controlar al dólar MEP.

Mal mes para bonos y acciones

Este fue un viernes negro para los bonos y las acciones acciones argentinas, que no hizo más que profundizar el mal desempeño del sector en el mes.

En esta rueda la bolsa porteña cayó 3,3%. A lo largo de septiembre, el Merval perdió 13,9% en pesos y 18% en dólares.

En cuando a los bonos, la pérdida del mes rondó el 15%, lo que empujó al riesgo país a 2543 puntos básicos, un salto del 20% en septiembre. El indicador del sobre costo de la deuda argentina volvió así a los niveles de mayo. Y deja en evidencia que el veranito de agosto, cuando se recuperaron fuerte bonos y acciones, quedó en el pasado bajo el peso del salto en el gasto público y el mayor déficit, lo que complica las chances de que Argentina cumpla con sus compromisos.

Más Noticias