sábado, 13 julio, 2024
InicioSociedadLos Castedo: el clan narco que mandó a matar a una pequeña...

Los Castedo: el clan narco que mandó a matar a una pequeña productora rural

El pasado jueves 21 de septiembre se cumplieron 17 años de uno de los crímenes narco más emblemáticos de la historia: el de Liliana Ledesma (37), asesinada a puñaladas en Salvador Mazza por denunciar el poder de los hermanos Delfín (55) y Raúl (41) Castedo, dueños absolutos del tráfico de cocaína en la frontera argentino-boliviana.

No fue un aniversario más.

La fecha cayó justo en medio del juicio oral por el homicidio, que tiene como acusados a los dos Castedo. El debate se había suspendido en siete oportunidades por diferentes motivos, desde la pandemia de COVID hasta recursos de la defensa.

Pero la octava fue la vencida. Luego de un pedido de recusación del tribunal, por parte del fiscal, y otro de nulidad, por parte de la defensa (ambos rechazados), los testigos comenzaron a desfilar sin pausa. Los acusados presenciaron las audiencias desde el Complejo Penitenciario I de Ezeiza. Ambos están alojados en el Módulo 6.

El plan de los Castedo -planteado por su abogado, Mariano Álvarez- era viajar a Orán (Salta) para estar en persona en el juicio. Pero la idea de trasladarlos por medio país (1.700 kilómetros) -y sobre todo tenerlos encerrados en un territorio donde aun acumulan poder -fue descartada de plano por la Justicia.

Delfín y «Ula» debieron ver todo por tevé. Pero lo hicieron con show incluido. Tal vez para poder plantear alguna nulidad ante Casación, interrumpieron constantemente a los testigos de la fiscalía gritando que no escuchaban nada y que se estaban vulnerando sus derechos.

«El Tribunal les llamó la atención pero no hicieron caso. Fue algo preocupante y no fue lo único: al principio, los jueces no dejaban hacer preguntas sobre el hecho ni a la fiscalía ni a la querella. Recién cambiaron su postura cuando protestamos formalmente», contó a Clarín David Leiva, abogado de la familia Ledesma.

Leiva adelantó que pedirá que los Castedo sean condenados como «coautores» del crimen y no como simples «instigadores«, figura con la que fueron elevados a juicio.

El juicio

No está planeado como un juicio largo. Fueron citados 18 testigos que darán paso a los alegatos. Pero el veredicto sí será importante. Las estrellas serán seguramente las escuchas telefónicas del caso ya que, cuando Ledesma fue asesinada, Delfín Castedo y su hermano menor «Ula» (así se lo conoce a Raúl) estaban siendo escuchados por la Justicia Federal.

Liliana Ledesma fue asesinada en 2006.Liliana Ledesma fue asesinada en 2006.Para la acusación, los Castedo fueron quienes ordenaron el homicidio. En el caso ya hubo cuatro condenas a prisión perpetua para los autores materiales. El fallo se dictó en 2010 contra Casimiro «Nene» Torres, Lino Ademar «El Chaqueño» Moreno, Aníbal Tárraga y María Gabriela Aparicio. Esta última era la hermana del diputado provincial Ernesto Aparicio que, hasta su muerte en 2013 , fue el principal socio de los Castedo.

Ese fallo de 2010 volvió a ser noticia hace pocas semanas porque uno de los condenados de entonces, Lino «El Chaqueño» Moreno, se fugó luego de no regresar de una salida transitoria autorizada por la Justicia.

La historia oficial del Servicio Penitenciario de Salta dice que, la tardecita del pasado domingo 18 de junio, se presentó en la Unidad N° 3 de Orán Reynaldo Ruiz. El hombre informó que su sobrino, Lino Ademar Moreno (42), se había ido de su casa de la calle Dorrego a las 11 de la mañana y no había regresado. El señor -tutor legal de su sobrino- entregó la mochila de su pariente, se dio media vuelta y se fue.

La caída de Delfín Castedo, prófugo de la Justicia durante 10 años.La caída de Delfín Castedo, prófugo de la Justicia durante 10 años.En 2021, al cumplir 15 años encerrado, «El Chaqueño» comenzó a pedir las salidas transitorias argumentando su «conducta 10» y «concepto ejemplar 9» en los informes penitenciarios.

Pese a la oposición de la fiscal y la querella -representada por el abogado David Leiva- se las concedieron. Le autorizaron salir de la cárcel un domingo al mes (a su elección) para ir de 8 a 18 a la casa de su tío, sin poder moverse de allí ni hacer escalas entre la cárcel y el domicilio de su tutor. Y un domingo no volvió al penal.

Quiénes son los Castedo

Los especialistas en narcotráfico no dudan: Delfín Castedo es uno de los mayores narcotraficantes de la Argentina y, como otros capos, su poder sigue vigente tras las rejas. Su clan es de temer.

En el caso de Delfín, logró mantenerse prófugo 10 años hasta que cayó en 2016. Desde entonces está preso. Su hermano «Ula» fue detenido en 2007 en Bolivia y condenado allí. Recién luego de cumplir con su pena en Bolivia fue extraditado a la Argentina, en 2017.

.Además de la causa por el homicidio de Liliana Ledesma, Delfín Castedo tiene una causa pendiente en La Plata donde está siendo juzgado como dueño de casi una tonelada de cocaína secuestrada en 2013 dentro de una camioneta estacionada debajo de la Avenida 9 de Julio. Se la había vendido a una banda de colombianos que vivían en Nordelta.

Un pan de de cocaína con el sello del clan narco de Delfín Castedo.Un pan de de cocaína con el sello del clan narco de Delfín Castedo.Los hermanos ya fueron condenados por asociación ilícita (dedicada al narcotráfico) y lavado de dinero el 22 de julio de 2016. El veredicto fue dictado por los jueces de Salta Federico Santiago Díaz, Mario Juárez Almaraz y Marta Snopek.

A Delfín le impusieron a 16 años de prisión. En el mismo fallo -de ocho páginas- los jueces del Tribunal Oral Federal N° 1 de Salta condenaron a otros seis miembros de la banda. Entre ellos a «Ula» Castedo, y su esposa Melba Araujo (46), madre de sus hijas. Al primero le dieron 9 años de prisión y a la segunda, 5.

Un detalle para nada menor de esa sentencia es el punto 11 en el que se ordena decomisar a favor del Estado Nacional el campo identificado como «El Aybal», que limita con la línea fronteriza de Bolivia.

La finca tiene 19.954 hectáreas y era usada –junto con otra llamada «El Pajeal»– como puerta de entrada de la cocaína que traía Mario Morfulis. Este hombre es esposo de Roxana Castedo, hermana de Delfín, quien figura como dueña de un campo lindero al Aybal, ubicada del lado boliviano.

Es precisamente el monopolio de las tierras de la frontera argentino-boliviana el que denunció en su momento Liliana Ledesma. Y eso le costó la vida.

Liliana conocía bien lo que ocurría en la zona. Su esposo, el boliviano Gilberto Villagómez Arancibia, había sido socio de Castedo y el diputado Aparicio hasta que algo provocó una ruptura.

El hombre terminó mal: murió acribillado el 3 de julio de 1999.

EMJ

Más Noticias