lunes, 24 junio, 2024
InicioEspectáculosPablo Carrozza, el polémico periodista deportivo que es figura en Youtube: “Hice...

Pablo Carrozza, el polémico periodista deportivo que es figura en Youtube: “Hice una carrera sin haber pisado TyC, ESPN ni Fox”

Abrir un canal en YouTube con el propósito de monetizar tus videos. Alcanzar un umbral requerido de suscriptores. Cierta habilidad para hablar frente a la cámara. Carisma, buen humor. Conocimiento de edición de video y sonido. Requisitos básicos para ser un Youtuber: Pablo Carroza, el periodista deportivo del momento, está en ese camino.

Dicho de otro modo, trabaja por fuera de los medios tradicionales. «Me tiré a la pileta y no me va nada mal», dice, y haciendo la cuenta, acumula unas cinco millones de visitas por mes.

Para algunos, Pablo Carrozza es lo mejor que le pasó al periodismo deportivo. Para otros, es el tipo más odiado del planeta.

Leemos en las redes: “Vos lo podrás odiar, a veces tira cosas en las que no estoy de acuerdo en absoluto, pero es un periodista distinto a los demás”.

La apreciación general es que siempre «va contra la corriente». Como si eso fuera el secreto de la valentía o un estilo de vida.

Comentarios random: “El tipo este siempre buscándole el pelo al huevo”, “Te banco a morir”, “a los otros no los ubico pero Pablo Carrozza es divertido”, “Es un pelotudazo, no le hagan caso”. “Me tiene las bolas por el piso con las boludeces que sale a decir”.

Pablo Carrozza: Pablo Carrozza: «Gano más que un panelista de televisión».

Decir lo que se le canta

Hoy es un Youtuber, el más activo y controvertido de los periodistas deportivos. Pablo Carrozza y Flavio Azzaro. Los dos militan en una liga paralela a los medios tradicionales. Trabajan y comen por ser ellos mismos. Ni más ni menos.

Carrozza pasó de ser un tipo que por ahí se lo veía en el Canal 26 a convertirse en un youtuber diplomado con videos diarios y un streaming de cuatro horas semanales para decir lo que se le canta sobre distintas agendas del fútbol mundial.

Mirada propia, cero autocensura, análisis sin miramientos. Con casi 250 mil suscriptores, Carrozza, en sí mismo, es un canal de televisión.

Nos comunicamos para que nos cuente la verdad y nada más que la verdad del “Caso Papu Gómez”. ¿Por qué no lo convocan más de la Selección? ¿Por qué nadie pregunta por él en las conferencias de prensa que da Scaloni? ¿Se peleó con Messi? ¿Hubo brujerías?

“Me encantaría saberlo, pero la verdad que no tengo información. Evidentemente algo pasó. Al pibe lo borraron. Eso no se puede disimular de ninguna manera. Pero no tengo información. Si lo supiera olvidate: sería el primero en decirlo».

Pablo Carrozza: Pablo Carrozza: «Durante el Mundial me fue muy bien porque a Argentina le fue bien». Carrozza tiene un estilo ácido y callejero. Dice cosas como “mal o bien yo hice una carrera sin haber pisado TyC Sports, ESPN, Fox”. Trabajó en América, Canal 26, Crónica, Perfil, radio Mitre, La Red. “Hice una carrera sin jamás haber pisado el estudio de un canal deportivo”.

-¿Y eso está bueno?

-Prefiero este lado, lo disfruto mucho más que siendo panelista con ex jugadores como Traverso, Mouche u otros ex jugadores que quieren ser DT y necesitan la pantalla para que la gente no se olvide de ellos.

-¿Qué se dice de vos?

-Creo que se me respeta por esto de tirarse a la pileta. Sé que hay un montón que quieren venirse de nuestro lado, pero no se animan. Es un mundo desconocido. Yo laburo de esto, soy youtuber y eso significa dedicar mucho tiempo. El que me conoce sabe que soy simplemente un laburante. Hay gente que te felicita y también están los que te dicen: «Vos hacés esto porque fuiste expulsado del sistema».

-Youtuber: ese negocio es un misterio. ¿Me explicás?

-Me rinde muchísimos más que los medios tradicionales. Pasa que es a pulmón y dependo de las views (vistas). Mi ingreso es la publicidad de Youtube. Entonces la diferencia la hago en cantidad de visitas. Si yo hago un video y me ven dos mil personajes, tengo que vivir de otra cosa. Ahora si hago un video por día y logro 80 mil visualizaciones, puedo vivir de esto.

Tengo que buscar un tema que me parezca necesario, que pueda llegar a vender. Es como todo, pero yo soy mi propia marca. Por ejemplo, hoy estoy detrás del Inter de Miami, porque es un fenómeno que atravesó el mundo entero, y las visitas se pagan más. O soy de atacar mucho al fútbol mexicano y me doy cuenta de que los mexicanos son un montón. Cada cosa que digo de México, allá repercute.

Pablo Carrozza: Pablo Carrozza: «Soy youtuber y eso significa dedicar mucho tiempo».

Poderoso caballero es Don dinero

-¿Se paga bien?

-La Argentina y Venezuela son los dos países que peor pagan en YouTube, pero soy consciente de que, principalmente, vivo del fútbol argentino, así que a aunque paguen menos, a más visitas, más ingresos. En Copa Libertadores, a mí me conviene que lleguen los equipos de habla hispana. No me sirve que haya tres brasileños por la cuestión del idioma.

-¿Volverías a la tele?

-No lo necesito. Hoy estoy acá, digo lo que quiero, cuando quiero y además de mi canal estoy haciendo Un día sin bardo, que es un programa de streaming con amigos… Estoy bien.

-“Digo lo que quiero…”: ¿hay mucho bajada de línea para hablar de fútbol?

-En los medios tradicionales tenía la bajada de línea de no confrontar con los periodistas. Si yo quería confrontar con alguien, lo tenía que hacer de manera muy disimulada.

En YouTube digo: “Es falso lo que dijo el Pollo Vignolo”. En este formato podés hablar con nombre y apellido. Ojo, las cartas documentos te las vas a comer igual, pero tenés la liberad para decirlo.

Pablo Carrozza: Pablo Carrozza: «Argentina y Venezuela son los dos países que peor pagan en YouTube».-¿Un youtuber tiene libertad total?

YouTube lo único que no te deja es hablar de terrorismo y narcotráfico. Hice un video diciendo que Pablo Escobar había comprado una Copa Libertadores para Atlético Nacional de Medellín. Me lo bajaron. Había hecho un video de los hooligans peleando con los barra argentinos en el Mundial 86. Me lo bajaron. A YouTube le molestan esas cosas.

No puedo decir la palabra “porno”. Igual es difícil que, hablando de fútbol, meta la palabra “porno”. Pero después le podés pegar a Tinelli, a Cristina, a Macri…

-¿Sos antisistema?

-Se suele decir que nosotros podemos ser antisistema. Error, yo soy crítico de eso. En realidad, estamos armando un sistema nuevo. Cuando la pauta privada se dé cuenta de que el stream está moviendo mucha gente, va a apostar por el stream. De hecho, pasa. Pero hay que tener cuidado, esto puede ser como las canchas de pádel. En algún momento puede dejar de estar de moda.

-¿Cuánto ganás por mes?

-Se gana mejor en YouTube que en un panel de televisión o siendo cronista de club. Te decía: si hago un video sobre fútbol mexicano y lo ven mexicanos, me van a pagar mejor que cuando hablo de fútbol argentino. Gano e invierto. Apuesto. Fui al Mundial, pero de ninguna manera estaba en los planes ir a Bolivia por la segunda fecha de Eliminatorias. Hay que saber dónde podés ganar o perder plata. Cuando aparecen eventos grosos, creo que tengo que estar, porque sé que voy a recuperar la inversión.

Es imposible decir algo concreto a nivel guita. Nosotros dependemos mucho del algoritmo de YouTube y eso es algo que no podemos manejar. A mí me fue muy bien en el Mundial porque Argentina hizo un gran mundial. Aposté y salió bien. Si perdíamos en primera ronda, hubiera perdido muchísima plata. Después enero, por ejemplo, fue un mes durísimo porque no hubo eventos.

Pablo Carrozza: Pablo Carrozza: «Estamos armando un sistema nuevo».-Perdoná que insista, pero hay una fantasía con el sueldo de los youtubers…

-Se habla con mucha liviandad. Eso se hace desde los medios tradicionales, en general, para poner en contra a la población. La señora que está del otro lado se indigna: “¡¿Cómo puede ganar esto un youtuber?!” Nadie sabe cuánto gana un periodista, pero todos quieren saber cuánto gana un youtuber. Y la cuenta que sacan, la sacan mal porque la hacen con la métrica yanqui y con las visitas de los Estados Unidos, uno de los países que mejor paga en el mundo.

Nosotros somos youtubers argentinos. Pagamos impuestos, tenemos que ir a cobrar a Western Union… Yo vivo al día, alquilo. Me gustaría dejar constancia de eso.

El otro día leí que se metían con el sueldo de Nico Occhiato o de Migue Granados. La verdad que no tengo nada con los pibes, imagino que con la cantidad de visitas que tienen les está yendo bien, pero los números que salen a la luz no son los correctos. Algunos creen que somos millonarios y nosotros, lejos de eso, ni tenemos jubilación.

-¿Cómo planificás tu trabajo?

-Es muy difícil, todos los días tenés que salir a ganar el partido con un video diferente, con gancho. Aún así no podés imaginar lo que va a suceder. Si el partido es polémico, la gente mira los videos, va a buscar lo que uno dice. Si Boca pierde 4 a 0 o echan al técnico, seguramente sea un video más visto. Pero vos no sabés lo que puede pasar ni con el partido, ni con el DT ni con el contenido.

Por eso estamos siempre con que hay que suscribirse y dar likes. El like hace que la plataforma entienda que ese video interesa y lo recomienda haciendo posible que venga hasta gente de afuera a buscarte. Yo tengo 80 mil, 90 mil vistas promedio por video. Por eso te decía que entre el vivo y los videos llego a unas 5 millones de visitas por mes.

«Quién te ha visto y quién te ve», el libro de Pablo Carrozza con prólogo de Hernán Castillo.-¿Diste el salto porque estabas sin trabajo o por elección propia?

-Yo decido voluntariamente irme del sistema tradicional cuando arranca la pandemia y los programas deportivos empiezan a mutar y convertirse en noticieros de coronavirus. O sea, yo tuve que pasar de hablar del 4 de Boca al discurso de que había que quedarse en casa. En ese momento sentí que era irresponsable de mi parte estar hablando sin ningún conocimiento médico.

Sentía que los periodistas deportivos no éramos esenciales. Me corrí, prendí la cámara y me empecé a filmar. Al principio yo pensaba que un youtuber era un niñito que jugaba jueguitos. No me gustaba la palabra “youtuber”. Además yo, siendo licenciado en periodismo, no me sentía youtuber. Hoy me amigué con esa palabra.

-Como diría Milei, ahora ser considerado un “outsider” es un piropo…

-Se resignificó, es algo bueno. Ya no se ve como alguien caído del sistema. No sos un marginal por ser outsider. Yo le hablo a la gente con un idioma de la calle. Desde el periodismo deportivo tradicional se busca hablar en un idioma difícil para que no te entiendan y la gente crea que sabés mucho: empiezan con los “internos”, que para mí los internos son los presos. O con los mapas de calor.

Yo me permito hablarle a la gente como si estuviera con mis amigos en una pizzería. No sé si eso es ser outsider. Y me permito hacer periodismo de periodistas, que es algo que siempre está mal visto.

Flavio Azzaro, otro Flavio Azzaro, otro «outsider» del periodismo deportivo. ¿Competencia de Carrozza?-¿Los límites te los ponés vos? ¿Tenés alguno?

-Un outsider no debe ser alguien que critica absolutamente todo. Yo tengo una postura diferente en relación a distintos temas. Defiendo abiertamente la gestión del Chiqui Tapia en AFA. Se le pega por venir de abajo, y yo también vengo de abajo. A mí no me gusta que se critique a una persona por haber sido barrendero, por su color de piel o el corte de pelo.

Ser outsider no es ser irresponsable a la hora de comunicar. La libertad debe tener esos condicionamientos. Vos me preguntas por el Papu Gómez y yo te digo “no sé”. Soy serio. A veces me agarran ataques de ansiedad cuando prendo la cámara desde casa y sé que estoy hablando para una cancha de River entera.

-¿Cuáles creés que son los temas tabú del periodismo deportivo tradicional?

-Desde mi «marginalidad» puedo decir que tal periodista dice tal cosa porque está defendiendo determinados intereses. Creo que el mundo de YouTube es más sano. ¿Temas tabú? La salud mental de los futbolistas es un tema tabú. Después nos sorprendemos cuando pasó lo que pasó con el Morro García (se suicidó). El tema de las apuestas deportivas en el fútbol es recontra tabú, justamente porque la camiseta de Boca y River tienen una marca de apuestas de deportivas, lo mismo que la de Estudiantes, la de Vélez…

Pablo Carrozza: Pablo Carrozza: «El team de las apuestas es recontra tabú».-Flavio Azzaro, otro outsider, ¿sería tu competencia?

-No, no, en Youtube no hay competencia. Y creo que eso es otra gran diferencia. Acá hay lugar para todos. Ves mis videos y los de él. Flavio es un amigo. Sé que al sistema le conviene que nosotros estemos peleados, sé que es polémico también. Mi competencia es con la plataforma. Esto es como el golf: yo juego contra la cancha, no contra los rivales.

-¿Quién es para vos el mejor periodista deportivo?

-Alejandro Fantino. Más allá de la cuestión deportiva, el juego a mí no me apasiona tanto como la comunicación. Fantino por ahí no sabe de táctica, no sabe de estrategia, y yo considero que eso representa apenas el uno por ciento de lo que tiene que ver con el fútbol.

Lo bueno de Fantino es que sabe de filosofía, de psicología, es un tipo que lee, estudia. Es el mejor entrevistador de la Argentina. Puede entrevistar a un futbolista, a un Papa, a un presidente. Y aparte celebro que se haya volcado a las plataformas digitales. Lo tomé como un triunfo. Dije: ahora que llegó su plataforma (Neura), me siento más protegido. Pienso: no estaba tan loco cuando decidí esto.

WD

Más Noticias