jueves, 29 febrero, 2024
InicioPolíticaSin el apoyo formal de Javier Milei, al candidato libertario en Chaco...

Sin el apoyo formal de Javier Milei, al candidato libertario en Chaco le fue muy mal

En las elecciones en Chaco de este domingo, las segundas posteriores al triunfo de Javier Milei en las PASO, el armado de La Libertad Avanza provincial no pudo capitalizar la performance del economista y quedó en un lejísimo cuarto puesto en un comicio en el que Leandro Zdero (Juntos por el Cambio) dio el batacazo y le ganó al kirchnerista Jorge Capitanich.

Alfredo «Capi» Rodríguez, un empresario textil de la provincia, se presentó como candidato a gobernador con la boleta violeta de LLA. pero no tuvo el apoyo formal de Milei, quien le negó el respaldo en las horas previas a los comicios.

Rodríguez logró el domingo el 3,4% de los votos, una performance mejor que en las PASO chaqueñas, pero que estuvo muy lejos de los registros que había conseguido el economista durante las primarias nacionales, cuando fue el segundo candidato más votado de la provincia.

Para poner en concreto: Milei sacó en aquella elección del 13 de agosto 180.599 votos en Chaco (28,93%), mientras que Rodríguez este domingo quedó en 23.443 (3,43%). Es decir, que el referente local del espacio libertario retuvo solo 1 de cada 10 votos que fueron al economista.

A diferencia de Santa Fe, donde La Libertad Avanza no había tenido un candidato propio, aquí sí estuvo presente la boleta violeta con el logo del león. Rodríguez está constituido como apoderado legal del partido en la provincia junto a Karina Milei.

Milei viene repitiendo la estrategia de negar a los candidatos que se quieren presentar en las provincias en su nombre. Desde el comienzo de 2023 apenas le dio su apoyo explícito a Martín Menem en La Rioja y a Ricardo Bussi en Tucumán. Sacaron 14,7% y 4,17% respectivamente.

El spot de Alfredo El spot de Alfredo «Capi» Rodríguez con la foto de MileiEl caso de Capi Rodríguez no fue diferente. Según contó en un mano a mano con Clarín antes de las elecciones, él ya sabía que la estrategia del partido consistía en no bajarle ningún tipo de apoyo. Que se tenía que hacer solo. Así se lo había comunicado Carlos Kikuchi, armador del espacio a nivel nacional.

El candidato había contado en esa nota que aceptaba la estrategia que tuvo la conducción nacional, aunque también lamentó la falta de apoyo. «Estaría bueno, es lo que debería suceder. Pero si no se da, ¿qué tengo que hacer? ¿Renunciar? La bendición se la dio solo a dos o tres. ¿Por qué? No me voy a poner a psicoanalizar a Milei«, dijo.

«Capi» había competido en las PASO con el aval de La Libertad Avanza pero se había presentado con una boleta amarilla y negra, replicando la paleta de colores de la bandera de Gadsden, el símbolo libertario de la serpiente que amenaza con que «no la pisen».

En esa primaria consiguió 14.929 votos (2,69%) y quedó quinto, superando a otra fuerza libertaria y a los partidos de izquierda.

Pero en el medio ocurrió el sorpresivo resultado en las PASO nacionales. En Chaco Juntos por el Cambio fue tercero, a casi 15 mil votos del libertario, un margen de 2 puntos que sorprendió bastante a la fuerza local. Para esa campaña, la fiscalización y el apoyo logístico había sido financiado económicamente por Rodríguez. Fue quien puso la plata para cuidar la boleta del León.

Alfredo Alfredo «Capi» Rodríguez, candidato de La Libertad Avanza en ChacoDespués de esa sorpresa hubo un cambio de estrategia rotundo para la campaña de Rodríguez. Se enfocó en tratar de pegarse a la figura del economista. «Soy el candidato de Milei en el Chaco», repitió en sus spots. Incluso se filmó con una motosierra y apuntando contra la casta. Dice que fue con mayor intensidad en los últimos veinte días.

Sin embargo, en la calle no llegó a prender la idea. En un relevamiento que hizo Clarín entre votantes de Milei en Chaco, ninguno estaba al tanto de que el libertario tenía un candidato a la gobernación. Mucho del voto del economista decantó en Zdero.

Milei no emitió ni un solo mensaje de apoyo por el candidato de su partido en la provincia. De hecho ni lo conoce, jamás llegaron a cruzar palabra. La vinculación de Chaco con Buenos Aires es a partir de Karina, de Kikuchi y Ramiro Marra. También hubo algunos acercamientos con Victoria Villaruel, la candidata a vicepresidenta del espacio.

Alfredo Rodríguez, candidato de Milei en Chaco, con una motosierra en un spotAlfredo Rodríguez, candidato de Milei en Chaco, con una motosierra en un spotPara restar, el viernes previo a las elecciones hizo llegar a periodistas porteños un mensaje donde comunicaba que Javier no apoyaba a ningún candidato en las elecciones provinciales. No derrumbó la campaña, pero tampoco ayudó. Fue un desaire.

El domingo Rodríguez compitió con la misma boleta violeta que llevó Milei en las elecciones nacionales. Le sirvió algo: creció unos 8.514 votos.

Lejos de cualquier chance de entrar a un balotaje, al que ni Capitanich llegó, la expectativa de los libertarios chaqueños era meter un diputado provincial. En ese cuerpo tuvieron 3,76%, hubiesen necesitado al menos el doble para tener una banca.

Pero donde sí están más confiados es en el escenario nacional, donde se quedarán con un diputado. La provincia renueva 3 escaños y el nuevo mapa de paridad tripartita hará que La Libertad Avanza Chaco tenga uno de ellos. Sería para Carlos García, un referente que fue elegido por el propio Rodríguez.

«Fue un buen crecimiento», evaluaron a Clarín fuentes cercanas a LLA sobre el resultado del domingo. «Pero hoy ya arrancamos con la nacional». Nuevamente con mucha expectativa, pero sin el apoyo de Javier.

Más Noticias