domingo, 14 abril, 2024
InicioDeportesMessi revolucionó La Paz, los bolivianos hinchan por Argentina y la pregunta...

Messi revolucionó La Paz, los bolivianos hinchan por Argentina y la pregunta del millón tiene respuesta: ¿juega Leo mañana?

En la Paz puede faltar el oxígeno, pero lo que sobra es el aliento. El aliento para el mejor jugador del mundo. Lionel Messi revoluciona cada lugar al que va, ya sea con su club de turno o con la Selección argentina. Pero pocas veces (si es que alguna vez sucedió) ocurre que los hinchas locales prefieran que gane el rival solamente por el fanatismo y la pasión que sienten por Leo. Eso es lo que está pasando aquí con los simpatizantes bolivianos, a 3.600 metros sobre el nivel del mar, desde que el rosarino y el actual plantel campeón del mundo aterrizaron en el aeropuerto de El Alto. Y todos, claro, quieren saber si el 10 va a jugar desde las 17 (hora argentina) en un estadio Hernando Siles que hace dos meses tiene agotadas sus entradas para este partido de la segunda fecha de las Eliminatorias rumbo al 2026.

¿Juega Leo? La respuesta, según lo que pudo saber Clarín, es afirmativa. Lo que resta saber es si lo hará de entrada o si comenzará sentado en el banco de suplente para ingresar en el complemento. La primera opción es la que suma más porotos tras el entrenamiento vespertino en el predio de The Strongest De todos modos, habrá que esperar para saber si el capitán, que volvió a hacer trabajos livianitos en el último ensayo, será titular en un escenario que le resulta complicado. En La Paz, Messi disputó tres partidos, con un triunfo, un empate y una derrota. Pero el dato más llamativo es que aquí nunca pudo hacer un gol ni dar una asistencia de gol.

Hay una cuestión a tener en cuenta que puede jugarle a favor al actual futbolista del Inter Miami. A sus 36 años es posible que su juego de ahora le sirva más para gambetear los efectos de la altura y adaptarse mejor. ¿Cómo? El Messi de antes era mucho más explosivo y siempre quería gambetear hacia adelante, escabullirse al gol; el Messi actual corre menos, piensa más y puede hacer uso de su zurdazo mortal, ya sea de jugada y ni hablar de tiro libre.

BOL01 LA PAZ (BOLIVIA) 11/09/2023.- Un hombre vende hoy camisetas del club Inter de Miami en La Paz (Bolivia). Un mural frente al estadio Hernando Siles en La Paz y varios letreros dedicados a Lionel Messi y a la selección de Argentina provocaron una polémica y críticas a las autoridades locales por la falta de apoyo a la selección de Bolivia o a otros deportistas bolivianos cuando lo necesitan. EFE/Luis GandarillasBOL01 LA PAZ (BOLIVIA) 11/09/2023.- Un hombre vende hoy camisetas del club Inter de Miami en La Paz (Bolivia). Un mural frente al estadio Hernando Siles en La Paz y varios letreros dedicados a Lionel Messi y a la selección de Argentina provocaron una polémica y críticas a las autoridades locales por la falta de apoyo a la selección de Bolivia o a otros deportistas bolivianos cuando lo necesitan. EFE/Luis GandarillasSu presencia es toda una demostración de liderazgo, sin dudas. Mucho se habló sobre la posibilidad de que se bajara del avión para este duelo. Incluso desde antes del debut con triunfo ante Ecuador ya se rumoreaba esta chance, que finalmente no tuvo lugar en los hechos a pesar de que salió por una fatiga muscular en los últimos minutos del jueves pasado en el Monumental luego de meter el golazo del 1-0. Más allá de entrenarse diferenciado todo el fin de semana y de haberse realizado estudios (cuyos resultados no arrojaron lesión), el 10 dice presente.

Y acá, en tierra boliviana, una gran mayoría hace la excepción de no hinchar por el equipo de su país y entregarse su corazón a la Argentina. El declive del conjunto ahora dirigido por Gustavo Costas no entusiasma a los futboleros del país hermano. Y hacen la reverencia ante los campeones del mundo, principalmente por un tal Lionel Messi.

Video

La Albiceleste se instaló en la capital del Altiplano el domingo por la noche.

Caminando por las calles de La Paz se ven camisetas albicelestes, pero también rosas. Padres e hijos se hicieron simpatizantes del Inter Miami por Leo, al igual que ocurre con los argentinos. Y son muchísimos los que, en charla con Clarín, confesaron que hincharán por la Selección de Lionel Scaloni por amor a Messi y que gritarán sus goles.

Es un sueño para mí, lo sigo desde chico y voy a ir donde él esté. Soy de Cochabamba y tuve que ahorrar mucho tiempo para pagarme el pasaje, mi estadía aquí y la entrada, todo para poder ver al campeón del mundo, al mejor de la historia. Va a ser la primera vez que lo vea, es un sueño”, dice Brian Dereck Sandoval, que tiene puesta la casaca violeta de la Argentina, en su cabeza la del Inter Miami, se hizo un tatuaje de Messi en una pierna y sostiene un cartel que reza: Leo hoy que puedo verte messiento bendecido”. Y no duda: “Apoyo a mi selección, pero esta vez voy con el mejor de la historia. Quiero que gane Messi, verlo feliz es la que más me hace feliz en este mundo. Si hay un gol de Argentina se grita a toda garganta”.

Por ahí cerca, a metros de la entrada del hotel donde reposan los campeones mundiales, hay un grupo de cinco amigos, todos paceños. Tres aseguran que quieren que gane la Argentina y dos, Bolivia. “El fanatismo principalmente es por Messi. Lionel me hizo adaptarme a una idea de juego, de huevo y de garra”, cuenta uno de ellos.

Luciana espera poder tomarle una foto a Leo. No tiene entrada para el partido, pero igual dice: “Mi corazón me dice que debería apoyar a Bolivia, pero voy a apoyar a la Argentina”. Pablo, amigo suyo, no termina de definirse: “Quiero que gane Bolivia pero si hace un gol Messi yo lo voy a gritar, no importa que sea contra mi país”.

Artistas hicieron un mural en  EFE/Luis GandarillasArtistas hicieron un mural en EFE/Luis GandarillasPor ahí anda Edgar Tardío con sus dos hijos, Edgar y Sebastián, los tres vestidos de rosa y con la celeste y blanca en la mano: “Sabemos la realidad de nuestra selección. Vamos a la cancha por Messi”, coinciden.

Marcelo Moreno Martins, referente del combinado boliviano, tuvo que salir a pedir apoyo a los propios: “Estamos pasando un problema complicado en el fútbol boliviano, pero necesitamos del apoyo de todos para crecer juntos y competir. El mensaje al pueblo boliviano es que apoyen a los chicos para que jueguen sin presión”.

Con Messi ¿de entrada? la Scaloneta buscará su segundo triunfo al hilo. Habrá cambios (¿entran Di María, Paredes y Alvarez?) y la altura será un rival extra. Pero en las tribunas tendrán más apoyo del esperado.

Más Noticias