domingo, 14 abril, 2024
InicioEconomíaLuego de las lluvias, el 90% del trigo recuperó buenas condiciones agronómicas...

Luego de las lluvias, el 90% del trigo recuperó buenas condiciones agronómicas en la zona núcleo

Hubo precipitaciones de entre 30 a 110 milímetros en el 80% de esa región central y mejoran las persectivas del cereal de invierno. Sin embargo, en el 20% restante del territorio siguen necesitando más agua con urgencia.

08 de septiembre 2023, 12:52hs

El 31% del trigo está en “muy buenas condiciones”, el 60% “bueno” y otro 9% aún se conserva en “estado regular”. (Fuente: BCR)

El 31% del trigo está en “muy buenas condiciones”, el 60% “bueno” y otro 9% aún se conserva en “estado regular”. (Fuente: BCR)

Casi todos los lotes de trigo de la zona núcleo mejoraron la condición agronómica tras las lluvias de entre 30 a 110 milímetros, que cayeron el último fin de semana en el 80% en esa región agrícola, tras lo cual los cuadros “regulares” cayeron un 13% y subieron los “muy buenos” un 21%, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De esta manera, más del 90% del cereal implantado se encuentra en “buenas” o “muy buenas” condiciones. “Incluso, mucha gente no relacionada al campo está muy feliz. Es una nueva posibilidad para toda la región”, enfatizaron las fuentes citadas por la BCR tras las precipitaciones.

Leé también: Las lluvias superaron lo previsto y mejoran las expectativas para el trigo y el maíz

Los últimos registros pluviales “sorprendieron y superaron las expectativas de 10 a 40 mm: el 80% del área núcleo recibió 30 a 110 mm”.

¿Querés recibir más información sobre el campo?

Suscribite acáPero en el 20% restante llovieron menos de 10 milímetros e incluso en algunas localidades se trató de solo una llovizna, detalló la entidad. Esto sucedió en el centro-sur santafecino, es decir de Rosario hacia el norte, y el extremo sur cordobés y noroeste bonaerense. “Allí no hay felicidad, sino desesperación para que de una buena vez llegue el agua”.

No obstante, los lugares donde hubo buenas precipitaciones significaron “un punto de inflexión” para el cereal de invierno.

El 31% del trigo está en “muy buenas condiciones”, el 60% “bueno” y otro 9% aún se conserva en “estado regular”. (Fuente: BCR)

El 31% del trigo está en “muy buenas condiciones”, el 60% “bueno” y otro 9% aún se conserva en “estado regular”. (Fuente: BCR)

Si bien no se encuentra cursando su período más crítico para la determinación del rendimiento, la escasez de agua en los perfiles estaba “acorralándolo con amarillamientos tempranos, pérdida de plantas y caída del potencial”. Los técnicos tenían “temor de repetir una pobre cosecha como la pasada 2022/23″.

En cuanto al pronóstico de los próximos días, durante este jueves “hay probabilidad de precipitaciones aisladas”, y en el sur y este de GEA. Luego hay otra “inestabilidad” proyectada para este próximo domingo 10.

“Septiembre inicia con buenas perspectivas de lluvias para la franja central de la región pampeana”, dijo el consultor de la BCR, Alfredo Elorriaga.

Más de 900 mil hectáreas en condiciones de “buenas a muy buenas”

Hoy en la región, del millón de hectáreas sembradas, el 31% está en “muy buenas condiciones”, el 60% “bueno” y otro 9% aún se conserva en “estado regular”. Esto significa que, del millón de hectáreas implantadas, hay 910 mil en condiciones de “buenas a muy buenas”.

De esta manera, destacaron que “se detuvo el deterioro y el trigo empieza a sumar expectativas; superaría los 35 quintales por hectárea”.

Leé también: Buscan ampliar la frontera agrícola sumando 2 millones de hectáreas con un programa nacional de riego

“Sin lugar a dudas cambió mucho el escenario, sobre todo para los trigos que ya estaban pidiendo agua a gritos”, dijeron los asesores de Venado Tuerto, pero que coincide con lo que señalan los técnicos de las zonas beneficiadas. “Paró el deterioro y recompone los cuadros”, enfatizaron.

Luego de las lluvias, el 90% del trigo recuperó buenas condiciones agronómicas en la zona núcleo

Pero, para algunos, el potencial de rinde está afectado y para otros no. “La situación va a mejorar mucho, pero los potenciales son más bajos”, dicen desde el sur santafecino, donde llovieron entre 60 a 90 milímetros.

Otros asesores de la región admiten que se está lejos de una “súper campaña”, pero se está mucho mejor que hace una semana.

E s así que el rinde promedio alcanzable superaría el 70% a 80% del potencial zonal, unos 35 quintales por hectárea.

En las zonas donde llovió muy poco, particularmente en el centro santafecino, los ánimos son otros. “La mitad de los lotes continúan regulares. Si no llueve, el potencial seguirá cayendo”. En Carlos Pellegrini ya estiman solo 20 quintales por hectárea.

Video Placeholder“En El Trébol, dicen que los escasos 7 mm podrían incrementar la incidencia de enfermedades foliares, aunque son más optimistas y aguardan, con esperanzas, alcanzar 35 quintales por hectárea”, describió la BCR.

La influencia relativa de “El Niño”

Las buenas noticias no llegaron para todos: el NOA, la mayor parte de Córdoba, La Pampa, el centro y norte de Santa Fe y la mayor parte de Buenos Aires no recibieron precipitaciones. Allí, sigue el estado de “sequía sostenida”. Pero, entonces, ¿hay o no “Niño”?

Al respecto, Elorriaga explicó: “Por definición (de la NOAA) hay Niño cuando se da una anomalía de temperatura superior a 0,5 por más de tres meses y modificación de los vientos alisios. Por lo que, técnicamente, el Niño es consistente en el Pacífico Ecuatorial Central desde junio 2023, aunque sus efectos sobre las lluvias en la región pampeana hayan sido inexistentes todo el invierno”.

Leé también: El Niño llegó de la mano de la tormenta “Santa Rosa” con lluvias abundantes en muchas regiones agrícolas

Esto, según señaló, es normal dado que el “Niño” hace pesar su mayor influencia en el semestre cálido de Argentina.

Luego de las lluvias, el 90% del trigo recuperó buenas condiciones agronómicas en la zona núcleo

“En los últimos 30 días, el fenómeno Niño se ha consolidado mucho más por el aumento del acople océano atmósfera en el Pacífico. Es probable que las abundantes lluvias en Misiones, norte de Corrientes, sur de Paraguay y SE de Brasil sean producto de la influencia del evento Niño, ya que esa región normalmente tiene una respuesta más temprana al calentamiento del Pacifico Ecuatorial”, detalló el analista.

En el caso del centro de la región pampeana, señaló que “esto es más difícil de definir”, porque es necesario descartar la acción de los mecanismos regionales en el desarrollo y volumen de las precipitaciones.

“No alcanza con un evento de lluvias abundantes sobre una parte de la región pampeana, es la recurrencia de anomalías pluviales lo que determina al Niño como un factor preponderante en la oferta de agua”, concluyó.

Más Noticias