martes, 18 junio, 2024
InicioEconomíaPresentan un proyecto de ley para eliminar las retenciones al campo: la...

Presentan un proyecto de ley para eliminar las retenciones al campo: la apuesta a los bonos de compensación

El bloque de diputados de la Coalición Cívica busca eliminar el impuesto a partir de 2024, a excepción del complejo sojero, que bajaría al 31% y luego, se reducirían gradualmente en 5 años hasta llegar a cero.

El bloque de diputados de la Coalición Cívica presentó presentó un proyecto de ley elaborado por Elisa Carrió para eliminar las retenciones a los granos a partir de 2024, a excepción de la soja y sus subproductos, que serán reducidos  hasta 31% (hoy están en 33%) y luego, gradualmente hasta su eliminación definitiva en un plazo de 5 años.

El proyecto presentado lleva las firmas e los diputados Juan Manuel López, Maximiliano Ferraro, Victoria Borrego, Marcela Campagnoli, Mónica Frade, Rubén Manzi, Leonor Martínez Villada, Paula Oliveto Lago, Mariana Stilman y Mariana Zuvic. 

«Las retenciones constituyen un tributo que recae sobre el valor bruto de las exportaciones y que no existe en casi ningún país del mundo. Son menos de 15 países los que lo aplican, y menos de 5 los que tienen alícuotas y niveles de recaudación iguales o superiores a los de Argentina . Son una anomalía en la estructura tributaria mundial y generan un desincentivo directo a la producción de bienes exportables, cuyo efecto es doblemente distorsivo dado que penaliza al mayor proveedor de divisas en un contexto de fragilidad financiera», aseguró el proyecto.

Sobre este marco conceptual y general, el trabajo destacó que se suma la coyuntura particular que está viviendo el sector agroindustrial argentino, golpeado por la mayor sequía en décadas. 

Actualmente, apuntó que los derechos de exportación representan recursos anuales por el equivalente al 2% del PBI. Esto es, aproximadamente el 10% de los recursos recaudados por la AFIP.

Sistema diferenciado para la soja

Las alícuotas que actualmente gravan a las exportaciones de soja y sus subproductos serán reducidas gradualmente hasta su eliminación total en un plazo de cinco años desde el 31 de diciembre, según el proyecto. 

«Los únicos cambios inmediatos en materia de alícuotas se llevarán a cabo dentro del complejo sojero para armonizar el peso del gravamen y eliminar diferenciales que, en la práctica, implican mecanismos de redistribución de ingresos entre eslabones de la cadena, desde los productores hacia los exportadores», detalló el texto.

La propuesta es unificar todos los productos y subproductos del complejo sojero en una alícuota del 31%.

Esta medida, agregó, será acompañada de un mecanismo de emisión de bonos de compensación. Estos bonos serán emitidos anualmente por el Tesoro nacional durante el período en que sigan existiendo las alícuotas de derechos de exportación (cinco años) y entregados a cada uno de los productores en la magnitud equivalente al diferencial entre el valor de mercado internacional y el valor efectivamente recibido al momento de comercializar su producción.

En la práctica, el Estado estaría reintegrando las retenciones pagadas por los productores vía bonos que podrán ser comercializados en el mercado secundario de manera inmediata, utilizados para pagar impuestos -aceptados a valor nominal- por un porcentaje de lo que inviertan en nuevos proyectos de inversión o conservados para su cobro al Estado nacional en un plazo de 5 años desde su emisión.

Desde el punto de vista impositivo, se aclaró, en virtud del artículo 21, inciso «g» de la Ley de Impuesto sobre los Bienes Personales, estos activos se encuentran exentos del pago de dicho impuesto.

«Desde el punto de vista de hoja de balance, y dada la incidencia de las retenciones en los ingresos fiscales la emisión de estos bonos obviamente aumentará la deuda pública, en un contexto en el cual por restricciones macro de hecho y de derecho (compromisos con organismos multilaterales) el horizonte debería ser de desendeudamiento. A tal efecto, esta iniciativa tendrá como prerrequisito el compromiso de alcanzar rápidamente el equilibrio fiscal, de modo tal que la sostenibilidad de la deuda pública esté garantizada. En lo que respecta a la incidencia del perfil de vencimientos, lógicamente el carácter de bono tipo bullet a 5 años en principio colaboraría a configurar este horizonte», explicó.

Más Noticias