martes, 5 marzo, 2024
InicioEconomíaSergio Massa aseguró que en las próximas horas se anunciará un nuevo...

Sergio Massa aseguró que en las próximas horas se anunciará un nuevo programa con el FMI

El ministro de Economía Sergio Massa, en tono de candidato presidencial anunció anoche en la Cámara Argentina de la Construcción que un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional es inminente.

«Estamos tratando de saldar el semestre en dos trimestres con el Fondo. Seguramente en las próximas horas van a conocer el programa de los próximos seis meses con el FMI», afirmó ante el auditorio.

En su presentación se refirió a su nuevo rol a la hora de negociar el acuerdo. «Aparece una situación adicional, que yo tengo que tratar de ser aséptico en la mirada, para que la cuestión electoral no empañe la mirada de estabilización las cuentas, de los dólares financieros, del flujo de bienes intermedios», señaló en medio de un diálogo que mantuvo con el presidente de la Cámara, Gustavo Weiss. 

En buena parte de su presentación, Massa remarcó las dificultades que enfrentó el Frente de Todos en estos tres años y medio. Y le pegó a la gestión de Mauricio Macri.

«¿Qué significa ir al Fondo? Para que entendamos qué representaron los US$ 44.000 millones de 2019. Significa asumir metas, compromisos y obligaciones en términos de programa económico. Ceder en parte tu autonomía para atarte a un programa que es el que explica la capacidad de repago de tu país», señaló Massa.

Y remarcó: «Una obsesión que tiene que tener el próximo presidente, el que sea: el programa exportador, juntar todos los dólares que Argentina necesita para pagarle al Fondo y sacar al fondo de la Argentina y no volver nunca más al Fondo«.

Así, el flamante candidato, si bien aún no terminó de cerrar las nuevas condiciones con el organismo multilateral, ratificó su intención de cumplir con el pago de la deuda.

El próximo viernes, Argentina tiene que cumplir con un pago unificado de US$ 2.700 millones con el FMI. Se trata de un vencimiento que en realidad operó la semana pasada, pero el equipo de Massa recurrió la posibilidad de extenderlo por unos días bajo un paraguas que evita que esta postergación sea calificada como un incumplimiento.

Ahora, la nueva fecha de vencimiento es el 30 de junio. Para cumplir con este pago, esta vez Argentina no podrá recurrir a la estrategia que venía implementando y que consiste en pedirle al Fondo un desembolso y luego pagarle con esas mismas divisas.

Esta vez eso no fue posible porque el Gobierno viene arrastrando el incumplimiento de las metas trimestrales establecidas en el acuerdo. Entonces, la alternativa es pagar con derechos especiales de giro (DEG) y dólares de depósitos de entes nacionales y descentralizados.

En el medio sigue estando pendiente la cuestión de cuándo viajarán Massa y su equipo a Washington para cerrar el trato. Desde hace más de un mes, desde el ministerio de Economía vienen prometiendo que el viaje es inminente, pero se va postergando una semana tras otra.

La razón es que para cerrar un nuevo acuerdo, el FMI deberá aceptar que se relajen las metas fiscales, monetarias y de reservas en un contexto en el que Argentina carece de divisas.

Las estimaciones de Aurum Valores marcan que las reservas netas del Banco Central, las que efectivamente puede utilizar, son negativas por US$ 2.500 millones. El acuerdo con el FMI suponía que para esta época habría reservas netas por US$ 9.000 millones.

Tampoco se logró cumplir con el objetivo de reducir el déficit. El rojo primario acumulado en lo que va del 2023 roza los $ 1,27 billones. De esta manera, el Gobierno superó en mayo la meta acordada con el FMI para el primer semestre por $ 87.000 millones, según detalló Ecolatina.

Pero además, Massa tiene pendiente obtener dinero fresco de parte de Kristalina Georgieva y su equipo. La intención original era convencer al organismo de que le entregue por anticipado los US$ 10.800 millones que debía desembolsar a lo largo del año.

Ahora, con los escasos resultados que Argentina puede exhibir, la intención es que el organismo entregue US$ 4.000 millones, que sirvan para compensar el pago de este viernes y parte de los del próximo mes.

Para la consultora LCG, el desafío de establecer nuevos objetivos con el FMI ofrece «un panorama preocupante para el segundo semestre. Descontamos que se refinanciarán los vencimientos del préstamo Stand By negociado en 2018 pero dudamos de la voluntad del FMI para desembolsar dinero fresco para apoyo presupuestario o fortalecimiento de reservas«.

En el entorno de Massa se muestran confiados en que el haber sido ungido como candidato presidencia le da más chances de negociar con el FMI. Pero la cuestión principal es que si el ministro podrá cerrar un trato con el FMI que no lo obligue a devaluar a un ritmo más acelerado, una de las pretensiones del organismo, a la que tanto Massa como el kirchnerismo se resisten con uñas y dientes.

Más Noticias