lunes, 20 mayo, 2024
InicioEspectáculosLa Orquesta de Cámara de Munich brilló en el Teatro Colón

La Orquesta de Cámara de Munich brilló en el Teatro Colón

Se presentó junto a la pianista Lise La Salle para la tercera función de la 71º temporada del Mozarteum Argentino.

La Orquesta de Cámara de Munich se presentó junto a la pianista Lise La Salle para la tercera función de la 71º temporada del Mozarteum Argentino. La creatividad en las programaciones es uno de los elogios recurrentes que recibe la Orquesta. Y el programa presentado en el Teatro Colón reafirmó los bien ganados elogios.

El Concierto para piano y orquesta nº2 en Fa menor, de Chopin, se escuchó con la transcripción para piano y cuerdas de Bernhard Jestl.

Se trata de un concierto más que transitado, pero en la versión propuesta se plantea algo más que la obvia diferencia de sonoridad de un conjunto orquestal sólo integrado por cuerdas: asomó un concepto diferente de interacción entre el conjunto y el piano. No se trata simplemente de una banalización del diálogo tutti/solo a favor de una exhibición de virtuosismo, en este caso de la pianista Lise De La Salle, sino que otra intercambiabilidad emerge entre las fuerzas interpretativas.

Lise La Salle tiene un estilo virtuoso aunque no robusto, que logró amalgamarse bien con la orquesta.

Lise La Salle tiene un estilo virtuoso aunque no robusto, que logró amalgamarse bien con la orquesta.

Pero es necesaria una intérprete como La Salle, de un estilo virtuoso aunque no robusto para que se amalgame tan bien con la orquesta, sin necesidad de respuestas vehementes. Su interpretación unió y equilibró el elemento romántico con el elemento clásico presente en la música de Chopin. En su expresividad no hay lugar para las exageraciones, todo es dicho con naturalidad y transparencia. Su sonido es prístino y su fraseo meticulosamente articulado.

Los tres movimientos se escucharon equilibrados, con una combinación armoniosa en el primer movimiento entre sonido, tempi y rango dinámico.

La preciosa poética del Larghetto tuvo un desarrollo emocional austero a favor de una profunda exploración retórica. La relación de una nota con la siguiente es tan delicada que las frases de la pianista tienen una fluidez etérea.

La Salle, con todo bajo control

La misma elegancia continuó en la Mazurka del último movimiento. La Salle mantiene siempre las cosas bajo control, efusiva pero sin la bravura desbordante, mantiene una disciplina rítmica. Podría sonar mecánico, pero no fue el caso. La sonoridad robusta de su mano izquierda subrayó la tradición que mantuvo Chopin del siglo XVIII: unir las líneas del piano y el registro grave de la orquesta.

La Orquesta de Cámara de Munich interpretó obras de Chopin y Schubert, entre otros autores.

La Orquesta de Cámara de Munich interpretó obras de Chopin y Schubert, entre otros autores.

Bajo la dirección del joven y talantoso Rodolfo Barráez, la orquesta sonó como un instrumento de una sola pieza. La claridad de las líneas melódicas permitieron un dialogo musical pleno con el piano. La pianista agradeció las ovaciones con An die musik (A la música) de Schubert y, con unas breves palabras, dedicó el bis a modo de ofrenda por la paz en el mundo.

El concierto de Chopin estuvo precedido por una obra de Anton Webern, Langsamer Staz, un precioso único movimiento lento, escrito en 1905 y enraizado en el romanticismo. La orquesta capturó, después de algunos pequeños desajustes en la afinación, la profundidad emocional e intrigante de la obra con una sonoridad suave pero intensa.

La noche cerró con una interpretación vital y fluida de la Serenata para cuerdas de Dvórak. Las cuerdas comunicaron con un precioso tono cálido y lírico cada una de las amables melodías del compositor checo. En particular, brilló el carácter alegre de la memorable melodía del segundo movimiento.

La flexibilidad gestual de Barráez se proyectó con especial gracia en el Scherzo, y en el último movimiento condujo la coda rápida hacia un final climático y emocionante. Fiel a su estilo creativo, la orquesta ofreció como bis Lyrisches Andante, de Max Reger, y se despidió con sonoras ovaciones.

Orquesta de Cámara de Munich

Muy buena

Dirección: Rodolfo Barráez. Piano: Lise de La Salle. Temporada: Mozarteum Argentino. Teatro: Colón, lunes 26 de junio.

POS

Más Noticias