sábado, 13 abril, 2024
InicioPolíticaMáximo Kirchner hizo pesar su poder en el cierre de la Provincia...

Máximo Kirchner hizo pesar su poder en el cierre de la Provincia y los impulsores del «operativo clamor» fueron relegados

Máximo Kirchner hizo pesar el poder de su lapicera en el cierre de listas de la Provincia. El kirchnerismo se quedó con 11 de los primeros 15 lugares en las boletas para diputados nacionales de Unión por la Patria y con las dos precandidaturas para senadores. También se hizo fuerte en la Legislatura provincial.

Puertas adentro del kirchnerismo, también hubo vencidos. Axel Kicillof no pudo colocar referentes propios en las listas y los referentes de la Mesa de Ensenada -que empujaban el operativo clamor por la Vicepresidenta- quedaron relegados. Lo mismo ocurrió con los sectores dominantes de la CGT, jugados a fondo con la candidatura presidencial de Sergio Massa.

Andrés Larroque pagó caro su intransigencia para que Cristina Kirchner revisara su decisión de no ser candidata a nada. El ex secretario general de La Cámpora nunca estuvo de acuerdo con la presión camporista para que Kicillof subiera al tope de la boleta, cuestionó el poder de Máximo Kirchner y se quedó afuera de la lista de diputados. 

La inscripción de Paula Penacca -referente porteña de Larroque- como primera candidata a diputada por la ciudad de Buenos Aires parece poco para uno de los dirigentes que suele hablar por la ex presidenta. Su pecado fue apostar -con la venia de CFK- en los últimos meses al fortalecimiento de La Patria es el otro, su frente de agrupaciones kirchneristas que no necesariamente se referenciaban en el liderazgo del jefe de La Cámpora.

«El Cuervo desafió a Máximo y se metió en una estrategia de `plan A o muerte, en el que quien proponía algo distinto era casi un traidor. Desde el 25 de mayo que quedó afuera de las discusiones», señaló un aliado bonaerense de La Cámpora, que el trasnochó en La Plata para seguir el cierre.

Larroque no estuvo el lunes en lanzamiento del delfín de Martín Insaurralde, Federico Otermín, en Lomas de Zamora, adonde también confluyeron Kicillof, Máximo Kirchner, Wado De Pedro y Massa para surcir las heridas del peronismo bonaerense.

Ganadores y perdedores. Máximo Kirchner, Andrés Larroque y Eduardo

Ganadores y perdedores. Máximo Kirchner, Andrés Larroque y Eduardo «Wado» de Pedro en Ensenada, junto a Mario Secco.

La mesa de Ensenada fuera de juego

El intendente de Ensenada, Mario Secco, anfitrión de la mesa política en la que se activó el operativo clamor por la vice también sintió el golpe. No logró renovar la banca que tenía en juego en la legislatura provincial a pesar de que su fuerza se encolumnó semanas atrás detrás de la fallida candidatura presidencial de De Pedro.

Jorge Ferraresi, otro habitué de esas reuniones, también quedó aislado. El lunes por la tarde lanzó su candidatura a la reelección en Avellaneda en un repleto polideportivo Gatica, casi a la misma hora en la que el PJ bonaerense mostró su articulación en Lomas de Zamora.

El vicepresidente del Instituto Patria tampoco pudo incluir un nombre de su confianza en el senado provincial en representación de la tercera sección electoral. En su lanzamiento sí hubo referentes locales de La Cámpora y el massismo.

Los «traicionados»

El ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis tampoco estuvo el lunes en Lomas. El intendente saliente y en uso de licencia de San Martín, también quedó afuera del armado.»Fue otro de los que traicionó Alberto. El lugar de (Santiago) Cafiero podría haber sido para él», reflexionó un aliado de los Kirchner a pesar de que el funcionario -que “sí funciona”, en palabras de CFK- había abrazado hace tiempo el armado vicepresidencial. 

Apenas pudo anotar un candidato a diputado. En su terruño, San Martín, su delfín Fernando Moreira deberá enfrentar en las primarias al precandidato del Evita, Leonardo Grosso, que tiene buena relación con Máximo Kirchner.

El gobernador bonaerense logró resistir la intentona del jefe de La Cámpora y de Insaurralde para quedarse con la vicegobernación de Verónica Magario, pero -como en 2021- se quedó sin referentes propios en el Congreso nacional y en la Legislatura bonaerense.

Axel se conformó con Magario

«Yo quiero que Axel reelija y es uno de nuestros mejores cuadros, pero no puede ser que solo se referencie en sus compañeros de la universidad”, señaló un intendente del conurbano sobre el círculo de confianza kicillofista.

Con la candidatura de Magario, el intendente de La Matanza Fernando Espinoza logró defender también su lugar, aunque no pudo quedarse con lugares en el la legislatura bonaerense, donde talló fuerte el armador de La Cámpora, Máximo Tignanelli, referente kirchnerista en el distrito más poblado de la Provincia.

Contra su voluntad, Espinoza tendrá PASO contra Patricia Cubría, referente del Evita, diputada provincial y esposa de Emilio Pérsico.

Sergio Berni -un leal a Kicillof que comparte su desconfianza por Máximo Kirchner- se quedó con una candidatura a una banca bonaerense. Fue una apuesta al peso específico del ministro de Seguridad bonaerense.

La mayoría de los asistentes al acto del lunes de la Vicepresidenta interpretó una frase de Cristina para arropar a De Pedro como un dardo al gobernador, hijo político dilecto de la Vice. «Sus valores, su convicción, su pertenencia a un proyecto colectivo, estar donde le sirve el proyecto independientemente de que le sirva a él es de muy pocos. Poquitísimos les diría», fue el elogio para el ministro del Interior que se leyó como un tiro por elevación al mandatario bonaerense.

Sonrisas. Cristina Alvarez Rodríguez, Katopodis y Máximo Kirchner.

Sonrisas. Cristina Alvarez Rodríguez, Katopodis y Máximo Kirchner.

La CGT solo apuesta por Massa

Tampoco los sectores mayoritarios de la conducción de la CGT, alineados desde hace meses con el proyecto presidencial de Massa, lograron tallar con suerte en el reparto de las candidaturas legislativas por la Provincia, que digitó Máximo Kirchner. Apenas el adjunto del gremio de mecánicos de Smata, Mario Manrique, logró ubicarse en el tercer lugar de la lista de diputados nacionales que encabeza el hijo de la Vice.

Pero esa concesión respondió directamente al alineamiento de Manrique con el jefe de La Cámpora y estuvo lejos de atender algún pedido cegetista o ser parte de un guiño hacia el frente de gremios K que conduce Pablo Moyano en la cúpula de la central .

El Movimiento Evita, en tanto, ganó y perdió. No pudo revalidar una candidatura en Diputados aunque buscará revalidar una legisladora bonaerense (en la primera sección en lugar de la tercera) tendrá PASO, además de en La Matanza y San Martín, en Lanús, Partido de La Costa y Tres de Febrero, donde competirán contra su aliado Daniel Menéndez, de Somos Barrios de Pie, y Juan Debandi, de La Cámpora. En Navarro y Marcos Paz se presentará por afuera de UP con partidos vecinales.

Natalia Peluso pretendía competir en Ituzaingó, pero denuncia que el hijo y candidato del intendente saliente Alberto Descalzo -Juan Descalzo- bajará su lista. La intendenta de Moreno Mariel Fernández, vicepresidenta del PJ y referente del Evita, también tendrá PASO: competirá como en 2019 contra el massista y funcionario de Transporte, Damián Contreras.

Más Noticias