en-medio-de-las-dudas-por-el-acuerdo-con-el-fmi,-el-riesgo-pais-toco-los-1.900-puntos-basicosEconomía 

En medio de las dudas por el acuerdo con el FMI, el riesgo país tocó los 1.900 puntos básicos

El riesgo país no encuentra techo. Ayer subió por onceava ronda consecutiva, marcó un nuevo récord para 2021 y tocó los 1900 puntos básicos. Las dudas que persisten en torno a los avances del acuerdo con el Fondo Monetario siguen empujando los bonos a la baja y al indicador de JP Morgan al alza.

El riesgo país, que mide la diferencia que hay en la tasa en la que se endeuda la Argentina versus la que pagan los bonos de Estados Unidos, avanzó ayer 1,1% y cerró a 1898 puntos, tras haber tocado los 1905 puntos en las primeras horas de la rueda. 

Con estos incrementos cotidianos -en medio de la debacle de los bonos argentinos, que perdieron hasta 2,6% en la rueda de ayer- el riesgo país está cada vez más cerca de los 2.120 puntos que alcanzó el 9 de septiembre del año pasado, un día antes del canje de títulos de la deuda.

La expectativa tras el canje era que el riesgo país se reubicara en la zona de 1000 puntos. Hubo una baja significativa tras la reestructuración, pero a medida que el mercado vio que el acuerdo con el Fondo seguía empantanado y que el país no resolvía sus problemas macroeconómicos, el indicador empezó a escalar.

En lo que va del mes, el riesgo país aumentó 10,9% y en el año subió 38,3%. Trepa al compás del derrumbe de los bonos, que ya perdieron el 65% desde que se realizó el canje y cotizan a niveles tan bajos que los bonistas buscan desprenderse de ellos por temor a que el país no pueda cumplir con sus compromisos.

Las señales que da el Gobierno parecen no ser suficientes para los bonistas. Ayer a mediodía, la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca, confirmó tras la reunión de Gabinete económico en la que participó el presidente Alberto Fernández que el 18 de diciembre Argentina pagará un vencimiento con el FMI por US$ 1.800 millones. A la vez dijo que aún no hay fecha para el acuerdo.

La incertidumbre también se potencia porque si bien el Gobierno viene prometiendo la presentación de un plan económico con metas plurianuales, todavía no dio conocer números concretos.

Y si bien el rebote de la economía este año será superior al previsto -el PBI podría aumentar 10% y recuperar lo perdido en el primer año de la pandemia- hacia adelante las dudas recrudecen porque se anticipa una expansión tenue de la actividad -en torno al 2,5% anual- con un piso de inflación del 50% para 2022.

Los temores del mercado frente a la situación argentina se potencian en medio de lo que ocurre en las plazas globales. A nivel mundial, los mercados reaccionan ayer con bajas de hasta 1,8% en el Dow Jones a las declaraciones de Jerome Powell, el titular de la Reserva Federal que indicó que la amenaza de una “inflación alta y persistente” aumentó en Estados Unidos y que la FED (el Banco Central norteamericano) considerará la posibilidad de retirar los estímulos más rápidamente.

“Los activos domésticos continúan transitando su propia tónica de debilidad, la cual viene acentuándose tras las elecciones legislativas, ya que no sólo el resultado no conformó sino que además abrió espacio a la siguiente etapa, la de un acuerdo con el FMI que requiere consenso político y ello despierta serias dudas”, sostuvo el operador Gustavo Ber.

Desconfianza entre los inversores

La desconfianza de los inversores se sintió también en el sector cambiario, donde el Banco Central tuvo que desprenderse de al menos US$ 150 millones para abastecer la demanda. En todo noviembre las ventas llegaron a US$ 890 millones.

“En la última rueda de noviembre se activaron desde temprano las ventas del BCRA“, indicó ni bien abrió la rueda Gustavo Quintana, de PR Mercado de Cambios.​

El dólar blue apenas se movió: avanzó 50 centavos, a $ 201,50. El tipo de cambio mayorista subió 2 centavos, a $ 100,96. Entre los dólares financieros, el MEP subió 1,9%, a $ 200,7 y el contado con liqui cayó 0,7%, a $ 214,18.

“A nivel cambiario continúan acentuándose las preocupaciones a raíz del drenaje de reservas, a la espera de una proyectada mayor oferta de divisas desde el campo durante diciembre”, remarcó Ber. “Por su parte, los dólares financieros están por estos días intercalando un respiro, con una brecha del 100%, mientras los agentes económicos transitan los acontecimientos bajo una postura claramente conversadora que privilegia la cobertura tanto cambiaria como inflacionaria”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados