pedro-almodovar,-sin-filtro:-“en-los-’80,-solo-pensaba-en-drogarme-y-ser-feliz”Espectáculos 

Pedro Almodóvar, sin filtro: “En los ’80, sólo pensaba en drogarme y ser feliz”

Acaba de regresar de los EE.UU. y aún está bajo los efectos del jet lag -“le voy a dar una versión un poco confusa de mí mismo”, sonríe-, aunque se le ve radiante. Allí Pedro Almodóvar ha visitado el nuevo museo de la Academia de Cine de Hollywood diseñado por Renzo Piano con un costo de 482 millones de dólares y en el que, comisariado por él mismo, su cine tiene un gran espacio inmersivo.

Y ha promocionado su nueva película, Madres paralelas, que aspira a los Oscar, aunque la Academia de Cine española no la haya nominado.

Una película de la que Reservoir books edita ahora su guion enriquecido con imágenes, storyboards y reflexiones sobre el papel de Penélope Cruz, posiblemente el personaje más difícil que ha creado, dice, y sobre la memoria histórica, sobre las fosas de la guerra civil de las que habla el filme.

Pedro Almodóvar, reconocido en Hollywood, pero no con la misma suerte en España. Foto EFE/ Mariscal

Un español en Hollywood

-¿Qué ha sentido al verse en el museo de Hollywood?

-Más allá de lo halagador de que en el museo de Hollywood que cuenta la historia del cine me hayan dedicado dos salas con 12 pantallas descomunales me impresionó ver que todas esas imágenes las había creado yo. Y me sentí orgulloso.

Para este montaje he hecho un trabajo de reflexión que nunca había realizado, tomar una película mía y diseccionarla. He descubierto los temas que más he tocado y hay secciones como Bergman y el melodrama, porque él me inspiró el gran melodrama de Tacones lejanos. También hay pantallas sobre la comedia, el deseo, el thriller, la familia… y las madres.

-En el guion de ‘Madres paralelas’ explica que redujo el tema de la memoria histórica para que no se comiera la película. ¿Por qué meterlo ahora?

-Basta mirar los noticieros y ver las malditas dificultades que tiene la Ley de memoria democrática. Y se habla poco de las fosas comunes. Están más colgados de la Ley de Amnistía de 1978, muy difícil de tocar porque entonces las fuerzas políticas hicieron lo que pudieron, acojonados porque en las instituciones había muchísimo franquista, y no en vano tres años después hay un golpe militar.

Espero que todos entiendan que lo de las fosas es urgentísimo, son los biznietos los que piden la apertura y, una vez desaparezcan, la generación de los tataranietos ya no se ocupará. En las concesiones que la izquierda y la derecha realizaron en la Transición la no existencia a la que había condenado Franco a las personas enterradas volvió, volvieron a no existir.

Pedro Almodóvar presentó el guion enriquecido de “Madres paralelas”, su nueva película. Foto EFE/ Mariscal

Me gustaría que la derecha pensara en esas familias que claman por sus deudos y lo único que quieren es un lugar para llevarles flores, no se trata de ninguna revancha. Quería ponerlo antes en alguna de mis películas pero no encontraba el lugar. Es un problema que me ha preocupado siempre excepto en los ’80, cuando sólo pensaba en drogarme y en ser feliz.

Y en hacer películas, no es que me lo regalaran, hice un montón, seis. Entonces sólo pensaba que de la noche a la mañana Madrid era una ciudad en la que se podía hacer todo, donde existía libertad absoluta en todos los sentidos. Tenía conciencia política, pero sobre todo era muy joven y me dediqué a disfrutarlo. Era maravilloso ser joven en esa época.

-¿Habla del Madrid de la Movida sólo con nostalgia o no cree que tenga la libertad que tenía?

-Yo he cambiado, se me han echado cuarenta años encima, soy la misma persona, pero no hago la misma vida. Pero creo que si quisiera hacer la misma vida que a los 25 no sería posible. Hay un déficit de libertad en esta ciudad y en el país en general. Y ocurren cosas en la calle impensables entonces.

Es tristísimo pensar que hemos luchado y conseguido todo esto para tener esa manifestación nazi en Chueca gritando maricones y sidosos fuera, y problemas con el aborto con señores y señoras arrodillados delante de las clínicas… Madrid sigue siendo una ciudad amena, y en un país democrático, pero en el camino hemos perdido cosas importantes que tienen que ver con la libertad.

Pedro Almodóvar, entre Aitana Sánchez Gijón y Penélope Cruz, en “Madres paralelas”. Foto Télam

Cuando España no lo elige

-¿Cómo ve la elección de la Academia de Cine para los Oscar de “El buen patrón” y no de “Madres paralelas”, repetición de la jugada de hace años con “Los lunes al sol” y “Hable con ella”?

-​De hace 19 años. Lo curioso es que haya ocurrido con el mismo director y actor. Es como un déjà vu. Con Hable con ella el mundo entero me premió, no hay un solo país que no me premiara, no quiero ponerme como víctima porque tuve más premios de los que puedo colgar en casa.

Pero sí hay un detalle que me parece anómalo: el único país donde no tuve ni un premio fue España. No digo ya yo: ni Javier Cámara, ni el operador, ni el músico… Lo maravilloso es que tuve dos nominaciones al Oscar, cosa totalmente excepcional, porque no suelen nominar en esas categorías a directores o guionistas extranjeros.

En “Madres paralelas”, Pedro Almodóvar toca el tema de las fosas comunes para los muertos por el franquismo. Foto EFE/Mariscal

No soy tampoco crítico con la decisión de la Academia española. La Academia, como el público, es una entidad sin cara, son los académicos, los miembros. Han decidido que vaya la película de Fernando León de Aranoa y bien decidido estará. Pero hay un pasado y no fue grato para la Academia y fue muy grato para mí.

Pero a estas alturas de mi carrera estoy muy compensado, creo que me ha ido mucho mejor de lo que me merecía.

Fuente: La Vanguardia

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados