fua,-el-diego:-la-increible-coincidencia-meteorologica-en-las-ciudades-emblematicas-de-maradonaDeportes 

Fua, el Diego: la increíble coincidencia meteorológica en las ciudades emblemáticas de Maradona

Como en un cuento de realismo mágico, a un año de su partida, sus cielos lloraron.

Parece un delirio de los hinchas, esos que llaman maradonianos y hasta fundaron una iglesia. Pero, si ese chico que soñaba jugar un mundial “y consagrarse en Primera”, el que medía 165 centímetros y pudo saltar por encima de los brazos de un arquero de un metro ochenta y tres y cabecear por encima de su puños en alto (después, él confesaría que fue “la mano de Dios”), ese enano que logró la venganza mínima de una guerra o el que levantó y llenó de orgullo a la Italia pobre del Sur, el Dios imperfecto, el héroe lleno de contradicciones y de dobles varas (más argentino imposible), sí, el que se fotografió con reyes y dictadores, pero también el que decía que “hay que ser muy botón para no defender a un jubilado”, el que pudo resucitar después de flagelar a su cuerpo durante años y estar casi muerto… como no iba a lograr que sus cielos lo lloraran.

A un año de su partida, uno de los murales de Maradona bajo el cielo gris y lluvioso de Buenos Aires. Foto: REUTERS/Mariana Nedelcu NO RESALES. NO ARCHIVES

Nuevamente, la magia de Diego Armando Maradona parece seguir presente y, en esta fecha tan especial, a un año de su muerte, sus ciudades más emblemáticas lo lloran, como si no pudieran creer que Diego ya no esté entre nosotros.

Y en ese cuento fantástico, Buenos Aires amaneció lloviendo y con un cielo nublado mientras que en Napoli también se registraron lluvias y un cielo que, también, lucía furioso en esa ciudad en la cual Diego es considerado más que un Dios y hasta le sacó el nombre de su santo patrono al estadio para cambiarlo.

Pero no solo fueron esas ciudades las que lloraron a Maradona. En Sevilla y Barcelona también hubo precipitaciones al igual que en Rosario, hogar de su querido Newell’s.

El cielo de Napoli en el homenaje a Diego Maradona, a un año de su muerte. Foto: Alessandro Garofalo/LaPresse via AP

En las redes sociales los usuarios trataban como una lógica consecuencia al fenómeno climatológico, ya que para algunos Diego sigue vivo y maneja todo desde el más allá con un joystick celestial. A él le atribuyen una fuerza especial para que la Selección Argentina al fin ganara un título después de 28 años de la mano de su sucesor en la tierra o la mano que le dio a Italia para vencer a Inglaterra en la final de la Eurocopa en Londres. ¿Hará algo esta noche cuando, nada menos que River, salga al Estadio Monumental para ser campeón a un año de su partida? 

Como decían las abuelas, “es creer o reventar”. Y, tratándose de Diego Maradona, sólo hace falta repasar sus 60 años, identificar distintos momentos en los cuales es difícil encontrar una explicación racional a los hechos. Es por eso, que muchos relacionaron esta lluvia múltiple con un hecho mágico. Como si Diego siguiera allí, invocando a La Mano de Dios.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados