autos:-la-escasez-de-0km-es-mas-por-falta-de-dolares-que-de-chips,-dicen-en-las-concesionariasEconomía 

Autos: la escasez de 0km es más por falta de dólares que de chips, dicen en las concesionarias

La escasez de vehículos cero kilómetro en las concesionarias genera desde hace más de un año demoras de varios meses, entre tres y seis según el modelo, entre el momento que el vehículo es reservado y la entrega.

La causa fue y sigue siendo la falta de dólares, que se traduce en un control marca por marca por parte del Gobierno, que libera los pedidos de importaciones de vehículos a las marcas que exportan. En sentido contrario, frena los ingresos de unidades a las marcas que generan menos cantidad de dólares con sus exportaciones.

A esa política, que hoy sigue vigente y más dura que a principios de año, se sumó en los últimos meses la falta de algunas unidades importadas por motivos globales: la crisis de los semiconductores o “chips”, que ha provocado la paralización completa de fábricas en todo el mundo, incluso en algunas de Brasil.

“El faltante mundial de chips agrava seriamente los programas de producción. Las fábricas de Toyota en Brasil estuvieron paradas por tal motivo unos cuantos días, retrasando las entregas programadas“, dijo a Clarín un concesionario de la marca japonesa.

Los semiconductores son un componente esencial de los vehículos y en general de todo dispositivo que tiene algún componente electrónico. En el caso de los autos, cada unidad tiene aproximadamente 1.400 chips, que son producidos por unas pocas fábricas en todo el mundo. La pandemia generó una escasez generaliza de este insumo industrial, que se agravó tras el incendio de una de las pocas fábricas, Renesas Electronics, en la ciudad japonesa de Naka.

Sin embargo, una recorrida por concesionarias arrojó que la falta de unidades, en comparación a la demanda, sigue siendo principalmente por motivos locales.

“La crisis de los semiconductores es un poquito más de sal, pero el principal problema sigue siendo la falta de dólares. Los semiconductores son más una excusa, un relato, para justificar la falta de dólares, la falta de SIMIs”, resumió uno de los concesionarios más fuerte de Capital, con salones de las marcas Fiat, Jeep y Citroën.

Un vendedor con concesionarias en las provincias de Buenos Aires y Córdoba señaló que tiene demoras para conseguir unidades de entre tres y cuatro meses. “Es un tema 100% por falta de aprobación de las SIMI’s del Gobierno, yo no vendo modelos afectados por la crisis de los chips“, dijo.

En una concesionaria Toyota del interior admitieron que no tienen pick ups para entregar antes del otoño del año que viene. Pero argumentaron, en su favor, que ya no están solos en esta cuestión de las demoras y los sobreprecios. “En Estados Unidos ya hay modelos que se comienzan a pagar por arriba del precio de lista que publican las automotrices”, aseguraron. 

¿Qué son las SIMIs? El Sistema Integral de Monitoreo de las Importaciones es la aprobación no automática de los pedidos de importación. Se tramita ante la Secretaría de Industria (que depende del Ministerio de Producción), pero también requiere que el importador cuente con la autorización del Banco Central para acceder a los dólares a precio oficial para pagar la importación a través del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

“El faltante de los semiconductores es grave a nivel mundial, y acá se agudiza por la falta de dólares, que el gobierno les restringe a quienes no exportan”, resumió un importante vendedor de la zona Oeste del conurbano.

Según la Asociación de Concesionarios Automotores (ACARA), en las últimas semanas la falta de unidades se agudizó. “Seguimos con locales casi vacíos por falta de unidades para ofrecer, por una escasa liberación local de los autos importados que, sumada a la crisis global de los microchips, generaron un combo difícil de superar”, dijo el titular de ACARA, Ricardo Salomé, a comienzos de mes. Por ese motivo, la proyección de patentamientos (venta minorista de vehículos cero kilómetro) para este año bajó de una estimación inicial de 450.000 unidades a 380.000.

En otras partes del mundo, aun sin el problema de los dólares, están comenzando a experimentar cuestiones familiares para la Argentina, como las demoras y los sobreprecios. Según consignó el diario Cinco Días, de España, las ventas en ese país cayeron 25% y la producción automotriz un 30%, por la falta de chips.

Al igual que ocurre en Argentina, en ese país la falta de oferta de vehículos nuevos se traduce, además, en que los dueños de vehículos con pocos años de antigüedad se niegan a desprenderse de esas unidades hasta poder renovarla. De modo que también hay caídas de ventas entre los vehículos usados.   

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados