bizarro,-escudrinar-y-marasmo:-¿que-quieren-decir?Sociedad 

Bizarro, escudriñar y marasmo: ¿Qué quieren decir?

No son palabras coloquiales, pero las leemos y las escuchamos bastante. Algunas aclaraciones sobre sus significados.

El diccionario de la Real Academia Española cuenta con 93 000 lemas en su 23.ª edición. A pesar de tener una cantidad enorme de posibilidades a nuestra disposición, nos manejamos con un corpus acotado. Los especialistas sostienen que el hablante promedio utilizaría entre 280 a 1000 palabras aproximadamente en su vida diaria.

Aunque estos tres ejemplos que vemos en el título, no forman parte del vocabulario de uso frecuente, son términos que leemos y escuchamos y cuyo significado no está demasiado claro.

Tiene un aspecto “bizarro”

Se puso de moda, entro con facilidad en la lengua coloquial como sinónimo de “raro”. Primero este uso fue rechazado porque no se correspondía con la definición que daba el diccionario. Se trataba de un galicismo, en francés “bizarre” quiere decir “raro, extraño”.

Como ocurre en general, el uso se impone. Finalmente fueron aceptadas en español las acepciones “extraño, raro, insólito” que recoge el Diccionario de americanismos de las Academias de la Lengua.

Leé también: Las 1001 dudas de la lengua: tres clásicos

La pregunta es cuál era el significado original en español. El diccionario registraba este adjetivo como sinónimo tanto de “valiente” como de “generoso y espléndido”.

Un dato interesante es que el Diccionario de uso del español de María Moliner, publicado en 1966, ya señalaba el empleo de este término con el sentido de “extravagante, sorprendente o gracioso”. Finalmente fue este el significado que se impuso.

Álgido

Hay que “escudriñar” para conseguir más pistas

Es una palabra con sonoridad atractiva. “Examinar, inquirir y averiguar cuidadosamente algo y sus circunstancias” es la definición que encontramos en el diccionario. No tiene nada que ver con ocultar o esconder, es todo lo contrario.

La confusión puede deberse a que es un término frecuente en el vocabulario de la novela policial: el detective investiga, busca, indaga, escudriña para encontrar las pruebas.

¿Qué es un marasmo?

No tiene nada que ver con el mar. Aunque su sonido nos recuerde esa palabra y quizá el rugir de las olas. Pero lo más curioso es que la definición de este término en el diccionario nada tiene que ver con el uso que se le da en la lengua común y en los medios. “Con esas medidas intenta sacar al país del marasmo”. Se lo emplea como sinónimo de “desorden” o “confusión” cuando en realidad el significado remite al concepto de “inmovilidad” o “parálisis”: “La paciente vivía en un estado de marasmo y tenía dificultades respiratorias.

Leé también: RAE: ¿Qué hay de nuevo en el diccionario?

El diccionario registra dos acepciones que están relacionadas con el ámbito médico: 1- suspensión, paralización, inmovilidad, en lo moral o en lo físico, 2- extremado enflaquecimiento del cuerpo humano.

El caso de este sustantivo es un buen ejemplo. Más allá de verificar definiciones y consultar el diccionario para aclarar dudas, las palabras muchas veces toman caminos propios, independientes. Va a ser muy difícil quitarle a “marasmo” esta idea de “barullo y confusión”, quizá finalmente esa acepción también sea impuesta por el uso. Sería similar a lo que ocurrió con el término “álgido”: Esta palabra que todos identificamos con el momento más acalorado de una situación tiene como acepción original “muy frío”, exactamente lo contrario. Otro dato curioso del recorrido de las palabras.

Articulos relacionados