asi-sera-orbital-reef,-la-estacion-espacial-de-turismo-privada-de-blue-originTecnología 

Así será Orbital Reef, la estación espacial de turismo privada de Blue Origin

Para ganarse un lugar de respeto en el mundo aeroespacial, además de tener mucho dinero para invertir es necesario mostrar nuevos proyectos, aunque sean tan disparatados como que sostiene Elon Musk en SpaceX. Es así que la compañía espacial de Jeff Bezos anunció su próximo movimiento y sorprendió a todos.

Blue Origin anunció el lunes que planea lanzar una estación espacial que podrá acoger hasta 10 personas en la segunda mitad de la década, a medida que acelera la carrera comercial por el espacio. También habilitó una web informativa.

“Orbital Reef”, descrita como un parque empresarial de uso mixto en el espacio, apoyará la investigación y manufactura en microgravedad, parte de una fusión con la compañía comercial espacial Sierra Space, y cuenta con el respaldo de Boeing y la Universidad Estatal de Arizona.

“Durante más de 60 años, la NASA y otras agencias espaciales han desarrollado vuelos espaciales orbitales y la habitabilidad del espacio, preparando el terreno para el despegue del negocio comercial en esta década”, señaló el ejecutivo de Blue Origin Brent Sherwood.

Una ilustración muestra como será la capacidad de la nueva estación. Foto AFP.

“Ampliaremos al acceso, bajaremos el costo, y proveeremos todos los servicios y comodidades necesarios para normalizar el vuelo espacial”.

El vuelo privado es uno de los objetivos previstos en los años por venir, mientras la NASA evalúa el futuro de la Estación Espacial Internacional (EEI) después de esta década.

La agencia espacial tiene un contrato con una empresa llamada Axiom para desarrollar un módulo espacial que se acoplará inicialmente con la EEI y más tarde volará libremente.

La semana pasada, la empresa de servicios espaciales Nanoracks, en colaboración con Voyager Space y Lockheed Martin, anunció estar planeando una estación espacial que estará operativa en 2027, llamada Starlab.

Según Blue Origin, Orbital Reef orbitará a una altitud de 500 kilómetros, apenas unos cien kilómetros por encima de la EEI y sus habitantes experimentarán 32 amaneceres y atardeceres diarios.

El módulo podrá acoger a 10 personas en 830 metros cúbicos. Fotos AFP.

Podrá acoger a 10 visitantes en 830 metros cúbicos, un volumen ligeramente más pequeño que el de la EEI, en módulos futuristas con amplias ventanas.

Símbolo de cooperación

La EEI fue completada en 2011 y ha sido un símbolo de la cooperación entre Estados Unidos y Rusia en el espacio, pero Moscú ha sido recientemente evasivo respecto al futuro de la asociación.

Es actualmente considerada como segura hasta 2028 y el nuevo administrador, Bill Nelson, ha dicho que espera que dure hasta 2030, fecha en que la NASA espera que el sector comercial haya avanzado lo suficiente para sustituirla.

Blue Origin solo es actualmente capaz de volar en el espacio suborbital con su cohete New Shepard.

Para llegar al módulo, tendrá su propio taxi aéreo. Foto Blue Origin.

Otros de sus proyectos incluyen el New Glenn, un cohete que puede colocar carga y personas en órbita, y un módulo de aterrizaje lunar, a pesar de que la compañía perdió el contrato lunar ante su rival SpaceX y demandó a la NASA para tratar de revertir la decisión.

Bezos, el segundo hombre más rico del mundo gracias a Amazon, fundó Blue Origin en el año 2000 con el objetivo de algún día crear colonias flotantes en el espacio, con gravedad artificial donde millones de personas puedan vivir y trabajar, liberando a la Tierra de la contaminación.

Estas colonias estarían basadas en un diseño de Gerard O’Neill, profesor de física de Bezos en Princeton.

Con información de agencias.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados