martin-guzman-deja-washington-y-vera-a-inversionistas-en-nueva-york-mientras-el-acuerdo-con-el-fondo-monetario-internacional-sigue-verdeEconomía 

Martín Guzmán deja Washington y verá a inversionistas en Nueva York mientras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional sigue verde

El ministro Martín Guzmán culmina su trabajo en Washington este jueves, luego de varios días de contactos con autoridades del Fondo Monetario Internacional y funcionarios de todo el planeta, y deja la sensación de que el acuerdo con el organismo todavía está verde y que hay aún “un camino por recorrer”.

Ahora el ministro encara la etapa de su gira en Nueva York, donde este viernes se unirá con el Jefe de Gabinete Juan Manzur para un encuentro con inversionistas que seguramente ametrallarán con preguntas económicas pero también políticas.

Guzmán se lleva de la capital estadounidense dos encuentros de alto perfil: la jefa del Fondo, Kristalina Georgieva (que acaba de salvar su cargo), y David Lipton, un asesor clave de la secretaria del Tesoro Janet Yellen.

El ministro también mantuvo bilaterales con pares de Alemania, Italia, México, Indonesia, Corea del Sur y Suiza. Este jueves se ve con ministros de Rusia, India y Arabia Saudita, y autoridades del G20,  G24 y IMFC. También varias reuniones con los equipos técnicos del Fondo.

Mientras tanto, el programa de refinanciación de la deuda no parece haber tenido avances significativos ni mucho menos aparece una fecha cierta.

Se cerrará “cuando las condiciones estén dadas, hay todavía un camino por recorrer. Cuanto más rápido mejor, pero lo importante es hacerlo bien”, dijeron fuentes de Economía.

“Es muy importante en el momento de las negociaciones resolver las peleas financieras. Estamos dando las batallas que hay quedar para que la Argentina no esté agobiada”, afirmaron.

El argentino Claudio Loser, ex director del Hemisferio Occidental del FMI, dijo a Clarín que “la visita del ministro Guzmán, y la de Manzur, ayuda en el dialogo entre Argentina y el FMI y con los principales socios del organismo. Pero no hay ninguna indicación que, aparte de aclarar aspectos técnicos y probablemente el apoyo del Presidente, haya habido progreso en la negociación. La Directora Gerente acaba de salir de una crisis seria, y debe mantener una posición muy cuidadosa de no mostrar favoritismo con ningún país. La Secretaria Yellen y su asesor Lipton lo seguirán con cuidado”.

Lo que buscaba Guzmán y se lleva de Washington es un respaldo del G20 a un pedido argentino: que el FMI revise la política de sobrecargos de tasas que aplica a los países que superan ciertos topes de deuda. La idea es llevar esta propuesta a la cumbre en Roma para que los líderes presionen al directorio ejecutivo del Fondo para que revise las sobretasas.

Es todo un proceso complejo que, si finalmente resulta aprobado por el board, reducirá los intereses de lo que se negocie con el FMI. En Economía celebran haber sido los que pusieron el tema sobre la mesa. “Hubo un gobierno que usó los sobrecargos y nadie se enteró”, dijeron las fuentes en referencia a la gestión de Mauricio Macri.

El respaldo de Estados Unidos es fundamental en cualquier proceso relacionado con el Fondo porque es el miembro que más aporta al organismo (16,5% de cuota). Y si bien en Economía hablan de un “apoyo incremental” a su propuesta, no es claro aún si los países de peso la avalan. 

En ese sentido toma relevancia la reunión con Lipton que Guzmán mantuvo con muy bajo perfil y que las fuentes se limitaron a decir que fue “constructiva”. No hubo apoyos para comunicar. El Tesoro tampoco respondió a una consulta de Clarín. Para el kirchnerismo, Lipton representa la ortodoxia y el préstamo que se le dio a Macri.

Loser cree que en el Fondo “hay voluntad de ayudar, pero ya ha sido claro que tiene que ser un programa viable con menos gasto público (déficit) y crecimiento del empleo privado con menos subsidios, mejor tipo de cambio y menos restricciones de todo tipo. Eso solo podrá definirse después de las elecciones. Ahora hay un gran caos político y financiero con desborde de gasto y es imposible negociar en estas condiciones”.

Guzmán se encontrará con Manzur este viernes en Nueva York, donde tendrán un encuentro en el consulado argentino, con inversionistas y tenedores de bonos de nuestro país. Son reuniones que habitualmente mantiene solo el ministro de Economía, pero que esta vez hubo necesidad de sumar al jefe de Gabinete.

Es que Wall Street, más allá de los números que pueda ofrecer Guzmán, busca desentrañar la compleja situación política argentina. La presencia de Manzur es para que el diálogo “tenga más contenido y valor sobre lo que a los inversionistas le interesa”, dicen en Economía.

En Wall Street ven con agrado que vaya Manzur. Entienden que hoy el problema de la incertidumbre política en nuestro país es grave y que puede acrecentarse luego de las elecciones de noviembre. Hay dudas sobre la interna en el Gobierno, la disposición para un acuerdo político y también sobre la continuidad en la gestión de Guzmán.

En ese sentido, Loser señala que uno de los resultados de la gira es “un apoyo al equipo económico en contra del embate Kirchnerista, lo que debe ayudar”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados