dia-internacional-de-la-nina:-derechos-y-desafios-a-futuroSociedad 

Día Internacional de la Niña: derechos y desafíos a futuro

La fecha tiene que ver con la decisión que adoptó la Asamblea General de las Naciones Unidas, en relación a la Resolución 66/170, con el objetivo de reconocer los derechos de las mismas y los desafíos únicos a los que se enfrentan.

Se busca reconocer los derechos de las mismas, como así también los desafíos únicos a los que se enfrentan en todo el mundo. (Foto: Adobe Stock)

Si bien este 11 de octubre, tal cual sucede todos los años, se conmemora el Día Internacional de la Niña, hay una serie de antecedentes por demás significativos que hay que tener en cuenta.

En 1995, en la Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, los países dispusieron por unanimidad la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, siendo este el plan más progresista jamás realizado para promover los derechos no solo de las mujeres sino también de las niñas.

La Declaración de Beijing es la primera en impulsar específicamente a los derechos de las niñas.

Mucho más acá en el tiempo, el 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 66/170 para declarar el 11 de octubre como Día Internacional de la Niña y reconocer los derechos de las mismas, como así también los desafíos únicos a los que enfrentan en todo el mundo, como promover su empoderamiento y el cumplimiento de sus derechos humanos.

Están creando un mundo que es relevante para ellas y las generaciones futuras. (Foto: Adobe Stock)

Las niñas tienen el derecho a una vida segura, educada y saludable, no solo durante estos años complejos de formación, sino también a medida que van madurando y se convierten en mujeres. Si reciben apoyo efectivo durante la adolescencia, las niñas tienen el potencial de cambiar el mundo, tanto como niñas empoderadas de hoy, como trabajadoras, madres, emprendedoras, mentoras, jefas de hogar y líderes políticas del futuro.

La inversión para esto pasa por la defensa de sus derechos en búsqueda de un futuro más equitativo y próspero, en el que la mitad de la humanidad sea un socio igualitario para resolver los problemas del cambio climático, los conflictos políticos, el crecimiento económico, la prevención de enfermedades y sostenibilidad global.

Las niñas están rompiendo los límites y las barreras que plantean los estereotipos y la exclusión, a los que se agregan los dirigidos a los niños con discapacidad y los que se encuentran inmersos en comunidades marginadas. Como emprendedoras, innovadoras e iniciadoras de movimientos globales, las niñas están creando un mundo que es relevante para ellas y las generaciones futuras.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por los líderes mundiales en 2015, incorporan una hoja de ruta para que el progreso que sea sostenible y no deje a nadie atrás.

Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es una parte integral de los objetivos planteados.

Articulos relacionados