la-actividad-economica-crecio-0,8%-en-julioEconomía 

La actividad económica creció 0,8% en julio

La actividad económica creció un 0,8% en julio, respecto de junio de este mismo año, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Con respecto al mismo mes de 2020, el indicador mostró un alza del 11,7%.

En junio, la actividad económica había experimentado un rebote, cortando una racha de cuatro meses consecutivos con caídas interanuales. Con el 0,8% de julio, el índice mostró un alza de 10,5% en los primeros siete meses del año.

El EMAE había registrado alzas interanuales del 29% en abril, del 13% en mayo, y del 10,8%, en junio.

Antes del dato de este martes, consultoras privadas preveían una recuperación del orden del 2% desestacionalizado en el tercer trimestre, que comenzó el julio. Esto es consecuencia de una economía más “normal” producto de menores restricciones y el avance de la campaña de la vacunación. Sumado también al push electoral y la apuesta a planchar el dólar y continuar el congelamiento tarifario para desacelerar la inflación por debajo del 3% mensual.

En sintonía con esta proyección, el economista Nadin Argañaraz, del IARAF, había señalado que ​”de mantenerse en el segundo semestre el nivel de actividad de junio la economía crecerá este año 6,9%”.

También, con el dato a mano del mes de junio, la consultora LCG sostuvo su proyección de un crecimiento en torno del 6,5-7% para este año, que resultaba apenas por encima del arrastre estadístico que dejó la recuperación de finales del año pasado (5%). No es un dato menor que en 2020 la actividad económica local se desplomó un 10% como producto de la pandemia.

Desempleo

En el segundo trimestre de este año, la tasa de desempleo bajó del 13,1% al 9,6%. Y también se ubicó por debajo del 10,6% de igual período de 2019 pero con menos gente en actividad y empleo, de acuerdo a las cifras de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC, publicadas la semana pasada.

Con estos números, y proyectado a todo el país (incluyendo población rural), hay 2.020.000 desocupados: son 250.000 menos que en segundo trimestre de 2019 cuando había 2.270.000 desempleados.

En tanto, los ocupados (tasa de empleo del 41,5%) suman 19.050.000 cuando un año atrás –en el momento más duro de la pandemia– apenas rondaba los 15.000.000. Pero en 2019 -dos años atrás- la tasa de empleo era del 42,6%. O sea habría ahora aún medio millón de ocupados menos, tomando en cuenta crecimiento de la población.

Que haya menos desocupados con menos gente ocupada en relación a 2019 se explica porque una parte de los que perdieron el empleo aún no salieron a buscar otra ocupación. Esto significa que son personas inactivas. Por eso la tasa de actividad disminuye del 47,7% al 45,9%, en dos años.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados