el-posible-acuerdo-de-libre-comercio-entre-uruguay-china-¿traicion-u-oportunidad?Economía 

El posible acuerdo de libre comercio entre Uruguay China ¿Traición u oportunidad?

Uruguay ha expresado interés en iniciar negociaciones para firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, lo que ha dado un shock a la ya tambaleante unión aduanera del Mercosur. Pero, ¿qué significa firmar un TLC? ¿Cuáles son los beneficios de firmar uno con China?

Los TLC o los Tratados de Libre Comercio son una herramienta que la mayoría de los países del mundo están dispuestos a utilizar para facilitar el comercio reduciendo, en algunos casos, a cero las tasas aduanales.

China ha firmado TLC con más de una veintena de países (incluyendo los bloques regionales como la ASEAN), lo que ha permitido un mayor flujo comercial. En Latinoamérica, China ha firmado TLC con Chile, Perú y Costa Rica, cada uno con sus particularidades.

La experiencia de otros países

Chile expresó su interés de firmar un TLC con China en 2002, y, rápidamente en 2005 se firmó dicho acuerdo. Al entrar en vigencia en 2006, China aumentó su presencia en el comercio nacional y se convirtió en el primer socio comercial de Chile en 2010 y receptor del 20% de las exportaciones chilenas.

En el primer año, las exportaciones a China se duplicaron mientras que las importaciones a Chile crecieron un 40%. Hoy, China es el principal comprador de productos chilenos, superando el 40% de las exportaciones. Destacándose los productos mineros ocupando casi un 70%, del 30% restante, un 72% son frutas. Por lo cual es muy común ver en los supermercados chinos las famosas paltas chilenas.

La reacción del Gobierno argentino tras el anuncio de Lacalle Pou de avanzar con China

Siguiendo el exitoso ejemplo de su vecino, Perú comenzó negociaciones en 2007. Al entrar en vigor el tratado en 2010, productos tanto agrícolas y pesqueros como textiles de origen peruano, pudieron entrar con mayor facilidad al mercado chino.

En 2019 las exportaciones chinas alcanzaron 10.273 millones de dólares y las peruanas 13.503 millones, duplicando las cifras pre-acuerdo. Los TLC además son una plataforma de impulso para futuras inversiones, ya que el país se vuelve más confiable para los capitales extranjeros, por ello en 2018, las inversiones chinas en Perú lograron producir el 25% del cobre, 100% del hierro y 35% del petróleo a través de sus empresas en el país, lo que aumenta el empleo y el desarrollo económico.

Brasil amenaza con cobrarle impuestos a quienes viajen a la Argentina

Por último, en 2011 entró en vigor el TLC China-Costa Rica. Fue muy rápido considerando que en 2007 se establecieron relaciones diplomáticas (Argentina lo hizo en 1972). El intercambio comercial pasó de U$D 1.319 millones en 2011 a U$D 2.271 millones en 2020, creciendo las exportaciones costarricenses un 19% en promedio anual. Lo que es interesante analizar es la composición de productos exportados: dispositivos médicos, cítricos, madera y, para sorpresa de muchos, ¡carne bovina!

Es así lógico comprender por qué Uruguay está interesado en un TLC con China, todos estos países que firmaron uno han logrado aumentar la cantidad de exportaciones e inversiones beneficiándose claramente. No es una cuestión ideológica, si no una cuestión de números. Imponiendo así, la necesidad de evaluar dentro del Mercosur esta estrategia que ha sido muy exitosa en donde sea que fue aplicada.

* Licenciado en Filología China. Maestro en Comercio Exterior.

Instagram: brian_gonz

Articulos relacionados