santa-fe-presenta-internas-muy-disputadas-en-las-tres-principales-fuerzasPolítica 

Santa Fe presenta internas muy disputadas en las tres principales fuerzas

Por su peso electoral, pero también por la cerrada interna que presentan las principales fuerzas políticas, Santa Fe se convertirá este domingo en uno de los lugares donde se centrará la atención de lo que suceda en las PASO.

El distrito, el tercero del país con un padrón integrado por 2.768.525 personas habilitadas para votar, define los candidatos que competirán en noviembre por la renovación de tres bancas en el Senado y nueve en diputados.

Se trata de una compulsa en la que, con un electorado santafesino desde hace tiempo dividido, tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio aspiran a imponerse en la sumatoria general por partidos.

Pero hasta el lunes nadie estará preocupado en capitalizar ese dato. La tensión en las horas previas está centrada en ver quién logra ganar en cada una de las internas.

El Frente de Todos ofrecerá una disputa pareja y curiosa. El periodista Marcelo Lewandowski y María de los Ángeles Sacnun encabezan la lista para el Senado alumbrada tras un acuerdo entre el presidente Alberto Fernández, Cristina Kirchner y el gobernador santafesino Omar Perotti.

Enfrente estará Agustín Rossi, uno de los dirigentes más fieles al kirchnerismo. Por esas particulares piruetas de la política, el ex ministro de Defensa deberá pulsear contra el candidato de Cristina.

El peronismo parece haber regresado a los no tan viejos tiempos en los que sus cruentas internas atentaban contra las posibilidades electorales del partido. Así, debió resignar el poder al socialismo durante doce años.

El día después de las elecciones comenzará entonces un nuevo desafío dentro del PJ: alcanzar otra vez la declamada unidad en la diversidad, la misma que le permitió ganar a Perotti en 2019 y que se ha revelado como la fórmula necesaria para no sucumbir en este territorio.

No será fácil la tarea de reconstrucción. A tal punto el peronismo vive momentos de tensión, que el gobernador jugó a fondo ubicándose como senador suplente en la lista de Lewandoski y su vicegobernadora, Alejandra Rodenas, será segunda de Rossi.

Los integrantes de la fórmula ganadora de 2019 mantenían diferencias que ahora quedarán incluso expuestas en la competencia electoral.

El resultado guarda un particular interés para Perotti, ya que una derrota o un triunfo podrían cambiar sus planes para los próximos dos años de gestión.

El Gobierno nacional también jugó a fondo en esta elección, por lo que también espera no sufrir un revés interno.

Tampoco será sencilla la resolución de la compulsa al interior de Juntos por el Cambio. Sus principales referentes sugirieron en público y trabajan en privado para que las heridas que puedan dejar las Paso se cierren rápidamente.

Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta o Patricia Bullrich reclamaron eso cada vez que bajaron a Santa Fe para participar de la campaña. Insistieron en que sólo debe prevalecer un objetivo: imponerse en noviembre para evitar que el kirchnerismo alcance mayorías en la Legislatura.

Juntos por el Cambio presenta cuatro listas. El actual diputado y vicepresidente del PRO, Federico Angelini, encabeza una de ellas junto a la ex modelo Amalia Granata.

Angelini logró aglutinar el apoyo formal de los máximos referentes del PRO. En las otras listas se mezclan dirigentes de ese partido, aunque talla con más fuerza el radicalismo.

El ex intendente santafesino, el radical José Corral, será uno de los que pulsea por una candidatura para llegar al Senado. Estará acompañado por Astrid Hummel. No tuvo la foto formal con Macri –aunque se referencia con él–, pero sí contó con el respaldo de otra de las figuras de la coalición opositora: Elisa Carrió.

La ex panelista de televisión Carolina Losada completa la propuesta con el intendente de Avellaneda Dionisio Scarpin, quien batalló por los derechos de la firma Vicentín cuando el Gobierno propuso su expropiación– buscó terciar con un discurso que tiene a Cristina en el centro de sus ataques. Losada se reservó, sin embargo, algunos dardos envenenados para lanzarle a sus rivales internos.

La oferta de JxC se completa con el ex ministro de Seguridad del Frente Progresista Maximiliano Pullaro, un radical que despegó del espacio tras el fallecimiento del socialista Miguel Lifschitz y que llega a la interna apuntalado por la figura de Martín Lousteau. Carolina Piedrabuena es su compañera.

No serán los únicos espacios enfrentados en una interna. El Frente Amplio Progresista no logró tampoco evitar ese paso. El fallecimiento del ex gobernador Lifschitz, afectado por Covid, alteró los planes de esa coalición.

El dirigente socialista se encaminaba para ser candidato por una banca en la Cámara Alta sin oposiciones internas y con posibilidades ciertas de obtener un buen resultado si se tiene en cuenta los altos niveles de imagen favorable con los que contaba.

La viuda del ex mandatario, Clara García, competirá con un histórico del socialismo, el ex senador Rubén Giustiniani, quien regresó al Frente apuntalado por el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Esa disputa resolverá candidaturas, pero también permitirá reordenar las fuerzas puertas adentro del FAP. Javkin aspira a un triunfo propio que le permita empezar a discutir el liderazgo de ese espacio.

Además de nueve diputados y tres senadores, en Santa Fe se renovarán 14 intendencias, 210 bancas de concejales, 306 presidencias comunales y 1.214 miembros de las comunas.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados