cordoba:-aspera-interna-opositora-y-una-pulseada-entre-dos-versiones-del-pjPolítica 

Córdoba: áspera interna opositora y una pulseada entre dos versiones del PJ

Por su peso electoral y la marquesina vistosa de candidatos, la elección cordobesa concentra atención nacional. Juntos por el Cambio pone el principal atractivo: la caliente interna entre Luis Juez y Mario Negri para el Senado.

Mientras, el gobernador peronista díscolo Juan Schiaretti sale a jugar fuerte con su esposa, la diputada Alejandra Vigo, como cabeza de lista y el Gobierno corre el riesgo de perder al único senador cordobés que tiene: Carlos Caserio.

Córdoba es la segunda provincia más poblada del país y la más antikirchnerista junto con Mendoza. En 2015 fue la llave que le dio la victoria a Mauricio Macri, una de las tantas figuras nacionales con un pie adentro de esta interna opositora, que diluyó las fronteras partidarias.

Aunque no viajó a la provincia, como había prometido, participó vía zoom en el cierre de campaña y hasta aseguró que se quiere mudar a Córdoba. La principal apuesta de Macri, sin embargo, es posicionar a su ex ministro y secretario de Turismo, Gustavo Santos, que encabeza la lista de diputados de Negri, para la carrera a la gobernación en 2023.

“A los cordobeses no nos gustan que vengan los porteños a decirnos qué hacer”, contrarrestó Juez ante cada incursión de Macri.

“A nosotros no nos amontonó ninguna lapicera”, agregó en el acto de cierre de su campaña, que también contó con referentes nacionales: el senador radical Martín Lousteau y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que saludó vía celular mientras estaba en vivo en el programa de la periodista Viviana Canosa.

Lousteau empuja, puntualmente, al candidato a primer diputado: el concejal radical de la nueva guardia, Rodrigo de Loredo.

Tras semanas de pirotecnia verbal entre ambas listas, el viernes el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara baja, Mario Negri fue en persona a la Justicia Electoral a hacer una denuncia contra una página de Facebook que había subido un video con imágenes y voces editadas, de manera tal que parece que se está atribuyéndose un delito de corrupción. Logró que lo eliminen de esa red social, pero el video siguió circulando en Youtube.

“La inmundicia sigue en algunas redes. Es muy difícil darle de baja aún con una orden judicial. Nunca creí que fueran tan sucios. Dan asco“, sentenció Negri en redes.

Aunque no dio nombres, pareció apuntar a la interna. “El lunes será otra historia pero hay algo claro: con los que no tienen límites en la ambición, ni respeto por los valores, no hay futuro”, escribió.

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió -que lo acompaña desde el minuto cero- no tardó en brindarle su solidaridad en una publicación en la que explícitamente escribió: “Fuego amigo”.

Desde las listas opositoras no se pronunciaron. “No vamos a hacer eco de algo que no tenemos nada que ver“, señalaron. “Se victimiza y prepara el terreno porque va a perder. Nosotros también podemos poner todas las publicidades maliciosas que recibimos, pero no le damos entidad”, dispara un referente de otro sector.

“Hay mucho más que una elección local en juego”, reconocen en ambas trincheras.

Tanto Negri como Juez son actualmente diputados y tienen mandato hasta 2023. Lo cierto es que como las listas de senadores de un mismo espacio no se mezclan después de las PASO, uno de los dos va a quedarse afuera del Senado. Ambos hicieron campaña con un mismo foco: “ponerle freno a Cristina” Kirchner en la Cámara Alta.

A diferencia de la mayoría de las provincias, el armado cordobés suma un distintivo: el gobernador peronista Juan Schiaretti no está alineado al Frente de Todos y tiene su propio espacio -Hacemos por Córdoba- que a base de buena imagen y obras se posiciona compitiéndole la punta a JxC.

Schiaretti lleva de candidata al Senado a su mujer, la diputada Alejandra Vigo, y para la Cámara baja a Natalia de la Sota, hija del ex gobernador fallecido.

Con el discurso anti grieta, apostaron al cordobesismo puro: tener senadores que defiendan a Córdoba y no voten por disciplina partidaria fue su lema.

La buena performance de es alista amenaza a la del Frente de Todos, encabezada por el actual senador, Carlos Caserio, que tiene la difícil tarea de renovar su banca y evitar que el Gobierno nacional se quede sin senador propio por Córdoba. Como primera diputada lleva a la camporista Gabriela Estévez.

Mirá también

Mirá también



TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados