estrenos-de-cine,-con-la-memorable-“martin-eden”-y-el-regreso-con-revancha-del-“escuadron-suicida”Espectáculos 

Estrenos de cine, con la memorable “Martin Eden” y el regreso con revancha del “Escuadrón Suicida”

La primera, está basada en la novela autobiográfica de Jack London. Mientras que el tanque basado en los cómics, vuelve con la dirección de James Gunn.

“Escuadrón Suicida 2” y “Martin Eden” son los dos estrenos de esta semana (Foto: prensa).

Martin Eden ★★★★

Basada en la novela autobiográfica de Jack London, la italiana Martin Eden, dirigida por Pietro Marcello, es una rareza y una proeza. Que navega su relato entre la narración clásica y la fragmentación posmoderna, sin perder intensidad. Por el contrario, la fuerza de esta historia no hace más que crecer, a medida que pasan los minutos. Es la de un joven y apuesto marinero, de origen humilde, iletrado, casi sin formación, que se propone ser escritor, embelesado por el mundo culto y burgués al que pertenece su enamorada.

Martin desea la cultura, el conocimiento, la soltura con que la joven aristocrática Elena Orsini (Jessica Cressy) pronuncia el francés, toca el piano y tiene el criterio suficiente como para percibir, rápido, que sus poemas ardientes necesitan más trabajo. Pero su deseo —de ella, de lo que representa ella, de su mundo “viscontiano” y de la posibilidad futura que se le abre al soñarse escritor— choca con su entorno. Una familia trabajadora, un padre duro, que se preocupa por el gasto de luz cuando lo ve leer, un barrio en el que la necesidad se da la mano con la agitación política sindical. Con las ideas del socialismo que también lo llaman, pero que no van a salvarlo.

El extraordinario Luca Marinelli protagoniza esta historia, de compleja épica personal, sobre la novela de Jack London (Foto: prensa).

En el lenguaje del cine, con el trabajo impresionante de su protagonista, Luca Marinelli (que se llevó el premio al mejor actor en el Festival de Venecia, en 2019), Martin Eden se construye como una obra única y original, que fluye sin el lastre de la atadura al texto fuente. Larga, épica, abarcativa, cruza la peripecia de Martin con las convulsiones de Europa hacia la mitad del siglo pasado.

Pero son las cuestiones del alma angustiada de su protagonista, su exasperante inquietud, al borde de la desesperación, las que atraviesan la pantalla y conmueven. Su parábola atraviesa temas tan universales como contemporáneos: lo aspiracional, esa palabra de moda que a veces maquilla asuntos de clase; la vacuidad del éxito; la naturaleza del talento; la utopía de la movilidad o el ascenso, social o de otro tipo. No se la pierdan.

El Escuadrón Suicida 2 ★★★½

Interesante cambio, a la vista de los resultados, el que se dio con el “pase” de James Gunn de Marvel a su adversaria, DC Comics. Después de perder el trabajo, tras el escarnio público por unos chistes viejos y de mal gusto, Gunn trasladó su creatividad y su libertad de ideas, que son muchas, a una franquicia que, como la de Batman y Superman, venía necesitando aire fresco.

Después de la mala recepción de Escuadrón Suicida de 2016 (dirigida por David Ayer), Warner parece haberle dado carta blanca al director de Guardianes de la Galaxia para hacer lo que le viniera en gana. Como autor y master mind (el tráiler se presenta como anticipo “desde la espantosamente hermosa cabeza de James Gunn”, ), el director y guionista arranca con la voz de Johnny Cash a todo trapo, promesa de que la cosa viene muy bien.

El film está dirigido por James Gunn (Foto: prensa).

El desenfado y la acidez de la entrañable Guardianes, uno y dos, se traslada aquí, pero como un pariente hardcore. Fiel a sus orígenes en la legendaria productora Troma, especializada en divertidos films de terror gore, Gunn no ahorra sangre ni lluvias de fragmentos que pertenecieron a cuerpos vivientes. Con homenajes al cómic en distintos niveles: los “héroes” van a parar a una isla latinoamericana llamado Corto Maltese, (con Juan Diego Botto como Presidente General Silvio Luna).

Rick Flag (Joel Kinnaman, el de The Killing), Polka-Dot Man (David Dastmalchian), Bloodspot (Idris Elba), Ratchacher2 (Daniela Melchior) y King Sark (voz de Sly Stallone) le ponen el cuerpo a militares autoritarios, dictadores, guerrilleros y científicos completamente locos, como instrumentos de una sinfonía desquiciada y bastante extrema (cuesta pensar la dosis de violencia como apta para chicos). Durante más de dos horas, el ruidoso avance de este film es puro desborde, festín de monstruos, humor poco elaborado y despliegue de extraordinarios músculos de CGI. Casi haciendo honor, desde el gran presupuesto, a los orígenes del director, en un cine con más ganas que dinero. Menos pendiente de la corrección política y el qué dirán.

Este film es puro desborde, festín de monstruos, humor poco elaborado y despliegue de extraordinarios músculos de CGI (Foto: prensa).

Articulos relacionados