casi-la-mitad-de-los-argentinos-confia-en-las-apps-de-citas-para-buscar-parejaTecnología 

Casi la mitad de los argentinos confía en las apps de citas para buscar pareja

En la actualidad, cada vez más las relaciones sentimentales se canalizan a través de las aplicaciones de citas. El éxito de estas redes se basa en los poderosos algoritmos que, en unos segundos, analizan las posibles coincidencias que se establecen entre dos desconocidos.

Un estudio internacional de Kaspersky sobre el impacto de la tecnología en las relaciones mediadas por el celular, reveló que la mayoría de los usuarios percibe de forma positiva la función de los algoritmos inteligentes en los servicios de citas. ¿Cuál es la opinión de los argentinos?

Más de la mitad (61%) de los encuestados en la región,está de acuerdo en que las aplicaciones de citas, en general, han facilitado mucho el proceso de encontrar pareja: el 48% de argentinos y el 67% de brasileros.

“Las tecnologías, como la inteligencia artificial (IA), posibilitan que la búsqueda sea más precisa, rápida y sencilla. Minimizan los riesgos. Y eso es importante porque las aplicaciones de citas tienen como objetivo encontrar a la pareja perfecta. Por ello estamos tan dispuestos a dejar que la IA nos ayude, ya que hace un valioso trabajo previo, hasta llegar al primer encuentro”, reflexiona David Jacoby, investigador de seguridad en Kaspersky.


Los algoritmos del amor facilitan el proceso de selección. Ilustración Kaspersky

Además, el 45% de la región afirmó que sólo se reuniría con personas recomendadas por el algoritmo. Así lo afirmó también el 35% de los argentinos, 48% de brasileros, el 45% de chilenos y el 53% de peruanos.

Las citas en línea operan de forma similar, ya que las diferentes aplicaciones utilizan algoritmos inteligentes para ayudar a las personas a encontrar una pareja y recomendarles perfiles compatibles.

El mérito de estos softwares es analizar los intereses, las preferencias y los swipes de los usuarios, para recomendarles candidatos adecuados con base en sus gustos.


Los usuarios confían en las recomendaciones del algoritmo del amor. Foto AP

En junio de 2021, Kaspersky encargó a Sapio la realización de una encuesta online a más de 18.000 encuestados en 27 países para explorar el papel de las aplicaciones de citas y el estado actual de la tecnología y las relaciones.

Miedo al engaño

Los usuarios de estas aplicaciones, en particular los jóvenes de 18 a 24 años, comparten información de identificación personal (el 53% comparte su nombre real) y el 25% de las personas en todo el mundo vinculan las cuentas de las redes sociales a sus perfiles.

De hecho, el 7% utiliza explícitamente aplicaciones de citas para promocionar sus cuentas de redes sociales. El resultado es que al 65% les preocupa ser estafados en estas app, mientras un 15% informó que ya ha sido engañado.


Al 65% les preocupa ser estafados en estas aplicaciones, mientras un 15% informó que ya ha sido engañado. Ilustración Kaspersky

“Los resultados de nuestra investigación muestran que muchas personas perciben positivamente la introducción de la IA en las aplicaciones de citas y que esto puede facilitar a muchas personas encontrar una pareja adecuada. Al mismo tiempo, a pesar de las ventajas y posibilidades de los servicios de citas, siempre hay que estar atentos y recordar que no podemos saber con certeza quién está al otro lado de la pantalla“, comenta Jacoby.

Entre las limitación que exhibe este sistema es no brindar garantías totales si la conexión entre las partes será genuina o ficticia, si la persona está interesada o sólo quiere robar información.

Eso nunca puede ser verdaderamente descifrado por la IA y sus recomendaciones. Tampoco podrá predecir cómo se comporta esa persona y cuáles son sus intenciones, ya que se basa en los datos cargados.

“Por eso la inteligencia artificial y el amor no van de la mano solo a primera vista. Puede que los algoritmos no sean capaces de sentir, pero posibilitan relaciones que implican cualidades muy personales, como la empatía, la apertura y la estabilidad emocional“, comentan los terapeutas Birgitt Hölzel y Stefan Ruzas, del despacho Liebling + Schatz, de Munich.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados