un-dron-autonomo-derroto-por-primera-vez-a-dos-pilotos-humanos-en-una-carreraTecnología 

Un dron autónomo derrotó por primera vez a dos pilotos humanos en una carrera

Las carreras de drones entre pilotos humanos y basados en inteligencia artificial acabaron con la victoria de los primeros sobre los segundos, hasta el desarrollo de un nuevo algoritmo que permitió al dron autónomo no solo ganar sino tener un vuelo más consistente.

Un algoritmo desarrollado por investigadores de la Universidad de Zúrich permitió que un cuadrotor, un dron con cuatro rotores, haya sido más rápido en vuelo autónomo que los pilotos humanos contra los que competía.

Los drones, como los que se emplean en salvamento o la entrega de pedidos, tienen en la autonomía de su batería uno de los puntos débiles, y que les obliga a hacer las tareas que tengan encomendadas lo más rápido posible.

Y es posible que tengan que hacerlo pasando por una serie de puntos de referencia como ventanas, habitaciones o ubicaciones específicas para inspeccionar, adoptando la mejor trayectoria y la aceleración o desaceleración correcta en cada segmento.


Los drones evolucionan al ritmo de la inteligencia artificial.

El nuevo algoritmo guía a un dron autónomo, pilotado por un sistema de IA, en la trayectoria más rápida a través de una serie de puntos de referencia en un circuito.

Para ello, genera “trayectorias de tiempo óptimo que consideran completamente las limitaciones de los drones […] en lugar de asignar secciones de la ruta de vuelo a puntos de referencia específicos”, como explica el director del Grupo de Robótica y Percepción en la Universidad de Zúrich, Davide Scaramuzza.

El algoritmo “simplemente le dice al dron que pase por todos los puntos de referencia, pero no cómo o cuándo hacerlo“, aseguró Philipp Foehn, estudiante de doctorado y primer autor del estudio.


Los drones inteligentes pueden ser útiles para entrega de paquetes, inspección, búsqueda y rescate. Foto: AFP

Los investigadores midieron el rendimiento del nuevo algoritmo contra dos pilotos humanos en una carrera. Los tres participantes pudieron entrenarse en el circuito previamente para estar en igualdad de condiciones.

Para asegurar una comparación justa, los pilotos humanos tuvieron la oportunidad de entrenar en el circuito antes de la carrera. Pero el algoritmo ganó: todas sus vueltas fueron más rápidas que las humanas y el rendimiento fue más consistente.

Se trató de la primera vez que un cuadrotor autónomo derrota en carrera a pilotos humanos, como apuntaron en el comunicado difundido a la prensa.

Esto no es sorprendente, porque una vez que el algoritmo encontró la mejor trayectoria, puede reproducirla fielmente muchas veces, a diferencia de los pilotos humanos, que obviamente realizan trayectorias diferentes en todas las vueltas.

El algoritmo, la clave

Antes de las aplicaciones comerciales, el algoritmo deberá volverse menos exigente computacionalmente, ya que ahora la computadora tarda hasta una hora en calcular la trayectoria óptima en el tiempo para el dron.

Además, por el momento, el dron depende de cámaras externas para calcular dónde estaba en cualquier momento.

En el trabajo futuro, los científicos quieren utilizar cámaras a bordo. Pero la demostración de que un dron autónomo puede, en principio, volar más rápido que los pilotos humanos es prometedora. “Este algoritmo puede tener enormes aplicaciones en la entrega de paquetes con drones, inspección, búsqueda y rescate, y más”, completó Scaramuzza.

Con información de agencias.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados