la-alocada-vida-de-john-mcafee:-armas,-drogas,-prostitutas,-evasion-fiscal-y-un-crimen-sin-resolverTecnología 

La alocada vida de John McAfee: armas, drogas, prostitutas, evasión fiscal y un crimen sin resolver

La vida de John McAfee tiene muchos capítulos. El último terminó este miércoles, en la celda de prisión de Barcelona en la que se quitó la vida luego de que la justicia española aprobara su extradición a Estados Unidos por un caso de evasión fiscal.

En pocos años, el magnate pasó de ser un pionero de Silicon Valley y crear uno de los primeros antivirus de la historia a dejar todo para sumergirse en una alocada vida, con algunos condimentos de película.

Nacido en una base militar de Estados Unidos en Reino Unido e hijo de padre estadounidense y madre británica, McAfee creció en EE.UU., aunque siempre mantuvo la doble nacionalidad.

Tras haber trabajado brevemente para la NASA a finales de los 60, el informático pasó por varias empresas, en su mayoría relacionadas con las tecnologías de la información, hasta fundar su propia compañía de antivirus, McAfee Associates, en 1987.


Murió este miércoles a los 75 años. (Foto: AP)

Aunque decidió alejarse y vender sus acciones en 1994, la empresa siguió comercializando el software con éxito, fue adquirida por Intel en 2011 y desde entonces forma parte de la división de seguridad del fabricante de microchips.

En ese momento dijo: “Estoy eternamente agradecido con Intel por liberarme de esta terrible asociación con el peor software del planeta“.

McAfee, por su parte, aprovechó las décadas siguientes para invertir su fortuna en intereses que iban de aplicaciones para smartphones hasta criptomonedas, yoga y antibióticos a base de hierbas.

En 2010, cuando decidió radicarse en el paraíso caribeño de Belice, su vida entró en un alocado espiral de drogas, armas, prostitución y problemas con la ley.

Problemas con la ley


El magnate se mostraba con armas en las redes sociales.

El magnate se vio envuelto en su primera gran polémica dos años después, cuando su vecino fue hallado misteriosamente asesinado de un disparo en la cabeza, en un caso que aún sigue sin resolverse y por el que estuvo investigado.

En ese momento, McAfee se dio la fuga hasta que finalmente fue arrestado en Guatemala y trasladado a la cárcel. Por esos días, la Policía descubrió que vivía con una chica de 17 años y poseía armas en su casa.

Como nunca fue hallado culpable por el crimen, McAfee pudo dejar Belice y en 2015 fue detenido otra vez en Estados Unidos por conducir bajo el efecto de estupefacientes.

Otra de sus excentricidades se dio en 2016, cuando decidió presentarse a las elecciones presidenciales de EE.UU. con el Partido Libertario, cuyo programa contempla el derecho a poseer armas para defensa propia, la abolición de las leyes que castigan la prostitución y la tenencia y venta de drogas para consumo personal.


Pasó la última década de fiesta en yates.

En 2019 volvió a salir de su país y ese mismo año lo arrestaron en un puerto de República Dominicana con varias armas a bordo de su yate.

Estuvo en pareja con varias prostitutas y era habitual verlo en las redes sociales tomando alcohol, rodeado de armas y drogas, un vicio que nunca escondió.

“Soy un fan incondicional de la metilendioxipirovalerona. Creo que es una de las mejores drogas jamás creadas. No sólo por la hipersexualidad sino además por la suave euforia y como te baja“, comentaba en el año 2012 en una entrevista.

En los últimos años se había convertido en un gurú de las criptomonedas: la fe que depositó en el bitcoin llevó a McAfee a realizar hace tres años una apuesta tan insólita como extravagante: dijo que iba a comerse su propio pene en vivo en televisión si la divisa digital no llegaba al millón de dólares para finales del 2020.

No lo cumplió.

Finalmente, en octubre de 2020, lo detuvieron en el aeropuerto de Barcelona mientras intentaba fugarse a Turquía tras la publicación por un procurador estadounidense de una acusación en su contra por haber omitido declarar millones de dólares de ingresos por la promoción de las criptomonedas, servicios de consultoría, conferencias y derechos vendidos para un documental sobre su vida.

Al parecer, escondió ingresos entre 2014 y 2018 a nombre de otras personas y adquirió bienes a nombres de terceros para eludir pagar impuestos.

El suicidio de John McAfee

McAfee fue hallado muerto este miércoles en su celda de una cárcel de Barcelona, aparentemente por suicidio por ahorcamiento, horas después de que la Justicia aprobara la extradición a su país de origen por el caso de evasión fiscal.

McAfee, de 75 años, estaba en su celda de la prisión de Brians 2, en Sant Esteve de Sesrovires. Los penitenciarios que lo encontraron intervinieron junto a los servicios médicos de la cárcel para practicarle maniobras de reanimación, pero no pudieron salvarle la vida.


Murió en una celda de la prisión de Brians 2, en Sant Esteve de Sesrovires, Barcelona. (Foto: AFP)

La comitiva judicial se desplazó al centro penitenciario e investigaba las causas del hecho, aunque “todo apunta a que podría tratarse de una muerte por suicidio”, indicó un vocero de la Generalitat.

En un tuit publicado en su cuenta el miércoles pasado, McAfee escribió que las autoridades norteamericanas creían que tenía “criptomonedas ocultas”.

“Me gustaría tenerlas, pero mis activos restantes están todos confiscados, mis amigos se evaporaron por miedo a que los asociaran conmigo, no tengo nada y no lamento nada“, apuntó.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados