elon-musk-anuncio-un-acuerdo-entre-spacex-y-google-para-ofrecer-internet-satelitalTecnología 

Elon Musk anunció un acuerdo entre SpaceX y Google para ofrecer internet satelital

SpaceX y Google, los gigantes de los viajes espaciales y de internet, anunciaron su colaboración para ofrecer el servicio de banda ancha y computación remota a sus clientes, empresas y organizaciones. El mismo Elon Musk, CEO de la compañía aeroespacial, reveló el acuerdo en su perfil de Twitter.

Según los términos, las estaciones terrestres de sus satélites Starlink se instalarán en los centros de datos de Google, para facilitar el acceso a la nube (computación remota) e internet.

“La ubicación de estaciones terrestres en los centros de datos mejorará significativamente la latencia y la fluctuación. Los datos pueden pasar del terminal del usuario al servidor sin tocar Internet”, escribió el magnate sudafricano en su cuenta de Twitter.


El tuit de Elon Musk.

Starlink recibirá el soporte de Google Cloud

El objetivo de esta alianza es “ofrecer conectividad sin cortes a la nube e Internet”, como reconocieron desde Google, que se materializará en un servicio de Internet de gran velocidad para las empresas en la segunda mitad de este año.

“La combinación de alta velocidad y baja latencia de Starlink con la infraestructura y los recursos de Google brindará a las organizaciones de todo el mundo la conexión segura y rápida que esperan”, dijo en un comunicado Gwynne Shotwell, presidenta y directora de operaciones de SpaceX.

“Estamos orgullosos de trabajar con Google para ofrecer este acceso a empresas, organizaciones del sector público y muchos otros grupos en todo el mundo”, agregó.

Por su parte, Urs Hölzle, vicepresidente de infraestructura de Google Cloud, dijo que la asociación permitirá a las organizaciones que utilizan la red tener “un acceso fluido, seguro y rápido a las aplicaciones y servicios que necesitan para mantener sus equipos funcionando”.


Las estaciones terrestres de Starlink se verán potenciadas con la tecnología de computación de Google. Foto: DPA.

Starlink es la la división de SpaceX diseñada para crear una red intercontectada de satélites para proveer de Internet a todo el mundo, y se enfoca a las zonas rurales o remotas, donde la conexión a Internet mediante fibra o cable ni llega o es insuficiente. Actualmente logró poner más de 1.300 en órbita.

Este servicio de Internet por satélite no necesita torres de comunicación, ya que provee al usuario de un dispositivo que se comunica directamente con los satélites, los que, a su vez, se conectarán con los centros de datos de Google. Esto permitirá utilizar la potencia computacional de la nube de Google para ejecutar aplicaciones con rapidez o realizar transferencias con baja latencia.

No obstante, la compañía de Elon Musk está esperando la aprobación de las autoridades para su servicio de Internet de alta velocidad para empresas y particulares a través de su red de más de 1.500 satélites Starlink.

SpaceX prepara nuevos cohetes

Mientras tanto, la compañía aeroespacial se sometió a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés) de EE.UU. en un plan para realizar el primer vuelo orbital de prueba no tripulado de su nuevo cohete Starship, diseñado para transportar pasajeros y carga a la Luna, Marte y a sitios más lejanos.

El lanzamiento se haría desde una base de SpaceX en el sur de Texas y tras rodear la Tierra en un vuelo de 90 minutos, el cohete regresaría y caería de manera controlada en el Pacífico, cerca de Hawai, de acuerdo con la notificación a la FCC, organismo con sede en Washington.


El cohete Starship en uno de sus vuelos de prueba, mientras espera por la autorización de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos. Foto: DPA

La FCC debe dar su autorización para el uso de equipos de comunicaciones durante el vuelo, para el que no se especifica fecha en el plan, pero que, según fuentes especializadas, será antes de que acabe este año.

El cohete está hecho en acero inoxidable y tiene la altura de un edificio de 16 plantas.

Cuando está colocado encima del propulsor “Super Heavy”, de 70 metros de altura, el Starship, reutilizable como los Falcon 9 de SpaceX que están transportando astronautas y carga a la Estación Espacial Internacional (EEI) por un contrato con la NASA, mide casi 400 pies (120 metros) de alto.

La compañía del empresario Elon Musk hizo ya diversas pruebas con prototipos del Starship y la semana pasada logró un exitoso aterrizaje y recuperación de uno de ellos.

SL

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados