river-racing,-un-clasico-bien-antiguo-y-otra-final-por-mas-gloriaDeportes 

River-Racing, un clásico bien antiguo y otra final por más gloria

Una reciente publicidad con motivo de la final de la Supercopa Argentina que se jugará este jueves entre River y Racing juega con el clásico más antiguo del fútbol argentino. Y no está alejada de la realidad.

Porque si bien Quilmes y Argentino de Quilmes jugaban desde antes, hace años que no se enfrentan. Y aunque el clásico por excelencia es Boca- River, la rivalidad entre el Millonario y la Academia es anterior al Superclásico.

Racing se fundó en 1903 en Barracas al Sud (hoy Avellaneda) y River comenzó sus actividades en 1904 (aunque se reconoce fundado en 1901), en La Boca. Ese año jugaron los primeros amistosos. Es que apenas los separaba el Riachuelo. En 1906, por el torneo de Segunda de Ascenso de la Liga oficial, jugaron los primeros dos partidos. Dos años después, disputaron la primera final, por el ascenso a Primera. Hubo un primer partido, que ganó River 2-1, que fue anulado por protesta de los de Avellaneda. Se jugó otro, el 27 de diciembre de 1908, River goleó 7 a 0 y ascendió a Primera. Racing debió esperar un año más.

Una de las fotos más viejas que se conocen de River, que se reconoce fundado el 25 de mayo de 1901: el campeón de 1908.

Luego de esos tres encuentros en Segunda División, jugaron otros 232 partidos oficiales. En total, 235 (15 más que Boca-River). El Millo ganó 106, Racing 67 y hubo 62 empates.

El de esta noche será el partido número 15 por copas nacionales. En aquellos primeros años, donde ambos forjaron su grandeza, tuvieron dos definiciones mano a mano, una que otorgó trofeo de campeón, como la actual Supercopa Argentina.

Gallardo va por otro título en River. (Marcelo Carroll)

Dos competiciones se disputaban en los albores del siglo XX además del torneo de Liga, la Copa de Honor y la Copa Competencia. El 1 de noviembre de 1914 jugaron al final de la zona porteña. River ganó 2-1 en Avellaneda con goles de Alfredo Martín y Cándido García (Alberto Marcovecchio para el local) y accedió a disputar la final de la Copa de Competencia con Newell’s. Ese fue el primer título oficial de la historia del entonces darsenero. Luego, venció en la final internacional a Bristol de Uruguay y sumó su segundo trofeo.

Tres años después, Racing se había convertido en el club más poderoso de la época. Arrasaba con todo. Había heredado la estirpe ganadora de Alumni, pero su origen era bien criollo, con muchos apellidos italianos entre sus protagonistas.

Racing quiere volver a gritar campeón. (F- Nievas)

El 6 de enero de 1918 protagonizaron la final de la Copa de Honor correspondiente al año 1917. En la vieja cancha de Independiente, Racing ganó 3 a 1 en tiempo suplementario, con dos goles Marcoveccho y uno de Natalio Perinetti (Francisco Taggino había marcado el 1-0 parcial). Luego, la ya Academia perdió la final internacional ante Nacional de Montevideo.

Desde entonces y a pesar de tantos enfrentamientos, pocas veces definieron un título mano a mano. Lo más cercano fue en el Nacional de 1968, cuando ambos igualaron el primer puesto con Vélez. La reglamentación establecía una definición entre los tres. El sorteo del fixture los enfrentó en el primer partido, que ganó River 2 a 0 en el Gasómetro con goles de Jorge Dominichi y Oscar Mas. Luego, River empató 1-1 con Vélez, que se coronó campeón por primera vez en su historia al derrotar 4 a 2 a Racing en el último partido, también en la mítica cancha de San Lorenzo. Esta final, ya en el siglo XXI, forma parte de las copas modernas a las que nos acostumbrados. Siempre con el mismo objetivo. Sumar un nuevo trofeo a las vitrinas del club.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados