quienes-son-los-jueces-a-los-que-cristina-kirchner-dijo-no-conocerles-la-caraPolítica 

Quiénes son los jueces a los que Cristina Kirchner dijo no conocerles la cara

“A usted doctor Petrone, no le conocía la cara”, disparó Cristina Fernández de Kirchner en su presentación de este jueves 4 de marzo, en el marco de la causa “dólar futuro”, contra Daniel Petrone, presidente de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Federal. Extrañó el comentario teniendo en cuenta que, al menos, durante varias semanas de octubre y noviembre pasado el magistrado salió fotografiado en varios medios ya que tenía para decidir, junto a sus colegas, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa, la validez de los testimonios de los arrepentidos en el caso de los cuadernos de la corrupción, uno de los que más preocupa a la vicepresidenta, por estar procesada como jefa de asociación ilícita. Y más extraño aún si se tiene en cuenta que Petrone, fue nombrado magistrado en dos oportunidades por Fernández de Kirchner cuando ella era presidenta.

De hecho, Petrone fue también el juez del caso de las valijas de Antonini Wilson, otro de los dolores de cabeza para la hoy vicepresidenta, en materia de escándalos judiciales. La titular de la Cámara de senadores también fue sesgada a la hora de recordar. A Figueroa la recordó por haber denunciado las presiones del macrismo, pero no por haberla designado ella misma, en 2011, en el máximo tribunal penal del país, al que desembarcó desde la actividad privada en Santa Fe. A Barroetaveña también dijo desconocerlo, aunque el magistrado fue, por caso, uno de los jueces del debate oral y público por el crimen del joven Mariano Ferreyra, asesinado por la patota sindical de José Pedraza. Un caso sensible para el kichnerismo. 

Petrone fue también el juez del caso de las valijas de Antonini Wilson

De carrera judicial, Petrone ingresó a tribunales antes de recibirse en la Universidad de Buenos Aires y recorrió todo el escalafón judicial. Fue designado como juez en lo Penal Económico en diciembre de 2007, un día después de que CFK asumiera la presidencia. Cuando llegó a su despacho ya lo esperaba un caso sensible: el de las valijas de Antonini Wilson. El expediente, que comprometía al gobierno de turno, avanzó lejos de incomodar a los principales referentes de la gestión. Entonces sólo tuvo como imputado de renombre a Claudio Uberti, titular del OCCOVI. 

De bajísimo perfil, Petrone estuvo en el edificio de avenida de los Inmigrantes, donde están los tribunales en lo Penal Económico, hasta 2011, cuando la misma Cristina Kirchner lo designó para el cargo de juez de cámara de los Tribunales Orales Federales de San Martín. Su siguiente ascenso lo llevaría, en 2018, a los tribunales de Comodoro Py. Con la firma de Mauricio Macri se convirtió en camarista de Casación Federal, el máximo tribunal penal del país. Poco después estallaría el caso de los cuadernos de la corrupción y una parte del expediente quedaría alojada en su Sala. Por ese motivo concentró la atención a finales del año pasado, cuando debieron fallar sobre la validez de los testimonios de los arrepentidos y de la ley, cuya inconstitucionalidad era pedida por las defensas. Petrone y Barroetaveña fueron quienes validaron todo lo actuado hasta el momento y permitieron que el caso siga adelante. Una parada difícil para CFK, en un expediente cuya gravedad es significativamente mayor que la de “dólar futuro”.

A Petrone la misma Cristina Kirchner lo designó para el cargo de juez de cámara de los Tribunales Orales Federales de San Martín

Diego Barroetaveña también fue objeto de comentarios por parte de Cristina Kirchner. Ex juez de Garantías de San Isidro, Barroetaveña tuvo bajo su órbita la investigación por el crimen de la socióloga María Marta García Belsunce. Luego se convirtió en juez de cámara. Desde entonces intervino en juicios de lesa humanidad y hasta en el debate por el crimen del joven militante, Mariano Ferreyra, en el que terminó condenado el sindicalista José Pedraza

Esa sentencia fue considerada “histórica”, cuando Barroetaveña junto a sus compañeros de tribunal, condenaron a Pedraza como autor penalmente responsable del delito de homicidio en concurso ideal con homicidio en grado de tentativa en calidad de partícipes necesarios. El crimen de Ferreyra había ocurrido en octubre de 2010, en el marco de una protesta de trabajadores tercerizados que reclamaban una mejora en su situación laboral. CFK siempre dijo que la bala que mató a Ferreyra “rozó” el corazón de Néstor Kirchner.

Barroetaveña siempre fue también quien se opuso a que se le otorgara la prisión domiciliaria en un lujoso departamento en el piso 35 de una torre de Palermo.

Diego Barroetaveña tuvo bajo su órbita la investigación por el crimen de María Marta García Belsunce, intervino en juicios de lesa humanidad y hasta en el debate por el crimen de Mariano Ferreyra

Tras su paso por la justicia criminal de la ciudad de Buenos Aires saltó al fuero federal, en un tribunal de esa categoría en la jurisdicción de San Martín. Allí llevó adelante, entre otros, juicios por delitos de lesa humanidad, cometidos durante la última dictadura cívico-militar, en el denominado circuito Campo de Mayo. En materia de lesa humanidad también intervino en debates como “Escuelita III”, por hechos ocurridos durante aquellos años de dictadura en la provincia de Neuquén. 

En 2015 también conformó el Tribunal de San Martín que condenó por el caso de Brian Núñez, por primera vez a miembros del Servicio Penitenciario Federal (SPF) por los delitos de torturas aplicadas contra el joven, quien se encontraba privado de su libertad y bajo la custodia material del personal penitenciario en funciones.

En julio de 2018 llegaría su desembarco en la Cámara de Casación Federal. Fue durante el macrismo, pero su camino hacia allí había comenzado unos años antes. Desde el primer piso del edificio de la avenida Comodoro Py, en los últimos meses rechazó pedidos de arresto domiciliario por coronavirus presentados por las defensas de los condenados represores de la última dictadura militar como Miguel Etchecolatz. Un recorrido variado del que CFK sólo recordó un sobreseimiento a Federico Sturzenegger

Por su parte, Figueroa es reconocida por su cercanía con Justicia Legítima, viene de la actividad privada, en la que encabezó varias querellas en casos de lesa humanidad hasta que en 2011 fue designada como camarista por CFK. Con una importante actividad en materia de género, Figueroa es una de las tres mujeres que componen la Cámara de Casación Federal, de la que llegó a ser presidenta. Este jueves, Cristina Kirchner eligió recordarla por ser quien el año pasado denunció las presiones del macrismo. Precisamente por ese tema hay una causa judicial, en la que Figueroa se definió a sí misma como “la primera víctima del lawfare”.

CP / EuDr

Articulos relacionados