martin-scorsese,-un-monumento-de-amor-al-cineSociedad 

Martin Scorsese, un monumento de amor al cine

Adora las películas desde los tres años. Además de sus grandes films, se ocupa de restaurar, preservar y difundir los que pasaron a la historia.

Martin Scorsese, uno de los grandes directores de Hollywood. (Foto: Reuters/ Danny Moloshok)

Es un poco aventurado tratar de resumir en unas pocas líneas lo que significa Martin Scorsese para la historia del cine. Como él mismo afirma en uno de los tantos documentales que se realizaron sobre su obra, se volvió fanático del cine desde que tenía tres años: su padre lo llevaba a ver los westerns, sus favoritos, y él dedicó cada minuto de su vida a estudiar primero, enseñar por un tiempo, luego editar, producir y finalmente dirigir las películas que figuran hoy entre las mejores de la historia.

// Alec Baldwin insultó a los haters que lo atacaron por el nacimiento de su sexta hija

Como todos los grandes artistas tuvo enormes dificultades en sus comienzos, en especial de carácter económico. Pero con un objetivo tan claro como el suyo fue superando los obstáculos mientras aprendía las leyes internas de una industria colosal que tuvo su época de oro precisamente en las décadas del 30 y el 40, cuando cinco grandes estudios manejaban, cada uno en su propio estilo, toda la producción cinematográfica existente.

Scorsese, con sus amigos John Cassavettes, Brian de Palma y Francis Ford Coppola entre otros, iniciaron una corriente de cine independiente llamada “el nuevo Hollywood”, inspirada en grandes realizadores como Ingmar Bergman, Michelangelo Antonioni, Federico Fellini y figuras de la Nouvelle Vague como François Truffaut, Jean-Luc Godard y Claude Chabrol. También se sumergió en la literatura -Dostoiewski, James Joyce, Graham Greene- y por supuesto en la música, que consideró vital para la realización de una película.

En los comienzos de su fecunda trayectoria como director se inspiró en el ambiente de su infancia, el barrio Little Italy de Nueva York y conoció de cerca el mundo de los gangsters tal como mostró en films como Buenos Muchachos y Casino; hizo películas de alta violencia como Cabo del miedo y Taxi Driver pero también comedias como New York, New York, algunas cínicas como El rey de la comedia, románticas como La edad de la inocencia y épicas como Pandillas de Nueva York. Hizo célebres documentales como el de Bob Dylan en su gira Rolling Thunder Revue, siguió las actuaciones de los Rolling Stones y también la más reciente Supongamos que Nueva York es una ciudad, una entrevista a Fran Lebowitz. Películas bellísimas como Hugo y otras muy controvertidas como La última tentación de Cristo. También filmó varios pilotos para series de televisión, como Vinyl, por ejemplo, producida por Mick Jagger.

// Gal Gadot está embarazada de su tercer hijo

En 1990 Martin Scorsese fundó The Film Foundation, una institución dedicada a restaurar, preservar y difundir películas históricas y unos años más tarde, en 2007, creó la World Cinema Foundation con los mismos objetivos pero a nivel global.

Quedan en el tintero, por así decir, obras maestras como Toro Salvaje, sobre el boxeador Jake La Motta, El lobo de Wall Street y El irlandés. Sus actores favoritos, obviamente, son Robert De Niro y Leonardo Di Caprio. Scorsese recibió 71 nominaciones al Oscar, obtuvo solo veinte estatuillas, casi todas en categorías técnicas y solo una como director, por The Departed. En cambio recibió una enorme cantidad de galardones de otros premios: BAFTA, Globos de Oro, Festivales de diferentes ciudades, Asociaciones de críticos. Martin Scorsese tiene 78 años y tal como se ve sigue enriqueciendo la historia del cine.

Articulos relacionados