empresarios-piden-reglas-economicas-iguales-a-las-de-los-paises-vecinos:-baja-inflacion,-menor-presion-fiscal-y-un-riesgo-pais-logicoEconomía 

Empresarios piden reglas económicas iguales a las de los países vecinos: baja inflación, menor presión fiscal y un riesgo país lógico

Los presidentes de decenas de compañías nucleados en el Foro de Convergencia Empresarial empezaron a distribuir una carta donde les piden al Gobierno nacional, a los gobernadores, a diputados y senadores nacionales y a los intendentes de las principales ciudades del país que se enfoquen en generar algo muy concreto: reglas de juego que permitan a las empresas locales operar en un contexto macroeconómico similar al que se observa en la mayoría de los países de la región.

Puntualmente, el documento, que se aprobó este miércoles por unanimidad y que se dará a conocer entre hoy y mañana, reclama que la clase política se ponga a trabajar rápídamente para que la Argentina tenga en el menor tiempo posible una inflación similar a la de los países vecinos, menores tasas de interés para financiar la inversión, y una fuerte reducción de la presión fiscal en todos los niveles -nacional, provincial y municipal- como para que las firmas locales estén en condiciones de poder competir de igual a igual por los flujos de inversión globales.

En el Foro participan los presidentes de las principales compañías presentes en el país, así como los titulares de las diversas cámaras empresarias. Miguel Blanco es el coordinador.

Según pudo saber Clarín, en la reunión plenaria que se realizó este miércoles, los CEOs que participan del Foro de Convergencia Empresarial resolvieron enviar una carta a toda la dirigencia política pidiendo las mismas condiciones macroeconómicas que el resto de America Latina.

Fuentes que participaron de dicha reunión advirtieron que “la idea detrás de este documento es muy sencilla: para crear riqueza y salir de la pobreza hay que fomentar la inversión privada, y para ello se necesitan condiciones similares a las que tienen las empresas que operan en países vecinos, porque sino se hace imposible”.

Los empresarios enumeraron el drama de la inflación que desde hace rato está instalada en dos dígitos en la Argentina, cuando en la región la inflación promedio es inferior al 5% anual.

La presión fiscal, tanto a nivel nacional, como provincial y municipal fue un tema central de discusión. Se tuvo muy presente que con la ruptura del pacto fiscal muchas provincias se alistan a elevar las alícuotas del impuesto a los ingresos brutos. Y se mencionó también la infinidad de tasas municipales que aparecen constantemente en todo el país.

Sobre la cuestión tributaria, se mencionó un documento del Banco Mundial, donde se menciona que las empresas argentinas dejan en los fiscos un monto similar al que obtienen por utilidades, cuando el promedio de la región es menos de la mitad que esa cifra.

También se puntualizó el elevado riesgo país, que al nivel actual -arriba de los 1500 puntos básicos- se ha convertido en una barrera prácticamente infranqueable para obtener financiamiento en los mercados internacionales.

Es una variable que refleja el fracaso del canje de deuda. Hoy los bonos argentinos están rindiendo cerca del 20% anual. Es una tasa que refleja la casi certeza de los mercados financieros de que la Argentina volverá a incurrir en el incumplimiento de sus compromisos.

El documento no presenta propuestas específicas para transitar el camino hacia ese deseado contexto macroeconómico. “No las pusimos porque es responsabilidad de los gobiernos solucionar este grave problema, aunque siempre estaremos dispuestos a participar de cada convocatoria que nos hagan”, concluyeron

No es el primer comunicado en el que el Foro expresa la preocupación por la situación económica. 

En septiembre, la entidad afirmó que desde su creación sostuvo “la importancia del respeto a la propiedad privada, al cumplimiento de los contratos y la estabilidad de las reglas de juego, para mantener y promover la inversión privada y generar empleo genuino en el sector formal de la economía”.

En ese marco, subrayó la “crucial importancia” del sector privado en el contexto actual, ya que la pandemia y la cuarentena obligatoria “han tenido y van a tener en el futuro impactos económicos importantes, con quiebras y cierres de empresas y pérdida de empleos”.

“La situación económica, producto de una larga recesión, con déficit fiscales elevados e imposibilidad de obtener nuevo financiamiento en el corto plazo, a pesar de la renegociación de la deuda externa, hacen imperiosa la promoción de la inversión privada para ayudar a la reactivación de la economía”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados