apertura-de-sesiones:-ataque-por-la-deuda,-promesa-salarial,-patear-el-pago-al-fmi-y-silencio-sobre-el-dolarEconomía 

Apertura de Sesiones: ataque por la deuda, promesa salarial, patear el pago al FMI y silencio sobre el dólar

Con épica electoral, el Presidente Alberto Fernández sostuvo la posición del Gobierno respecto a cuatro ejes clave en materia económica para el año: deuda, FMI, inflación y tarifas. Básicamente, según adelantó el mandatario, habrá que esperar una negociación larga con el Fondo Monetario, críticas a los opositores por la deuda récord contraída entre 2018 y 2019 (US$ 44.000 millones sólo con el organismo), embates contra empresarios por remarcaciones y un descongelamiento gradual de los servicios públicos.

La palabra ausente del discurso de Fernández fue dólar​. En Argentina rigen controles de cambios para sostener la cotización de la divisa. Aún así en 2020 la brecha entre el dólar oficial y el financiero llegó a 130% (con el blue rozó 150%). El Banco Central sigue sin poder sumar reservas.

Del discurso de Fernández se desprende que los males de la economía actual, como el fogonazo cambiario de octubre pasado, no fueron producto de las desinteligencias en su equipo económico sino de Macri. “Recibimos un país endeudado y en crisis. Debíamos enfrentar el incendio sabiendo que otros habían terminado con el agua”, cargó las tintas ni bien arrancó su intervención en el Congreso.

Uno de los capítulos más viscerales fue el de la deuda. Dijo que con el FMI no sólo renegociará sin apuro sino que además judicializará e investigará el crédito tomado.

“El gobierno que me precedió recibió el préstamo más grande de la historia (NE: del FMI). Los US$ 44.000 millones se esfumaron antes que asumiéramos”.

Fernández ordenó una investigación sobre ese episodio. 

“He instruido a las autoridades pertinentes para que formalmente inicien querella criminal tendiente a determinar quienes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra”.

Acusó a Macri de falta de transparencia de aquellos desembolsos, acaso perpetrados “entre gallos y medianoche”. Hasta involucró a la administración de Donald Trump. “Somos nosotros los que queremos liberar de la deuda que otros tomaron. Sería bueno que reconozcan sus errores”, dijo.

Un dato interesante. El Ministerio de Economía y el Banco Central dicen querer llegar a un entendimiento cuanto antes con el FMI. Temen que el dólar no se controle. Pero Fernández señaló hoy lo contrario. “No queremos apresurarnos”. En las próximas semanas Martín Guzmán se reunirían con Kristalina Georgieva en Washignton. 

En el capítulo de los precios el Presidente mencionó que en 2020 la inflación bajó 18 puntos porcentuales. A lo Guzmán, dijo que “la inflación es un fenómeno multicausal”, una expresión del ministro para referirse a que el aumento sostenido del ritmo al que suben los precios no es culpa sólo de los monopolios o los empresarios sino también de los desequilibrios fiscales y monetarios. Fernández igual metió un centro para el hemiciclo. Dijo que “no se pueden especular con los precios, se imputaron once empresas”.

El Presidente contó que al inicio de la pandemia cuidó los precios. Que había decidido el congelamiento de precios y tarifas, además de otorgar ayudas a los más damnificados por la cuarentena y el confinamiento. La pobreza aumentó de 35% a 40,9%, subrayó, “pero las medidas nos sirvió para evitar que 2.700.000 personas cayeran en la pobreza”.

El discurso no perdió su hilo monocorde y esa impronta de año electoral. “Queremos que el salario le gane a la inflación, porque nadie se salva solo. La generación de trabajo es una prioridad, como hacer que los salarios crezcan y los precios se estabilicen”.

Finalmente, el capítulo tarifario. El Presidente dijo que “dispuse el congelamiento, ahora debe regularizarse. El objetivo es que haya tarifas diferenciales, justas y razonables”. Explicó que con el esquema de Macri los aumentos de gas y luz en abril serían de 130% y 168% respectivamente.

La revisión impactaría recién en 2022. “Hasta tanto podamos formular una nueva Revisión Tarifaria Integral creo importante marcar un sendero en el precio de las tarifas de luz, gas y otros servicios para el próximo año“.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados