el-doping-de-santiago-silva-y-el-dilema-de-ser-padre-o-seguir-jugando:-en-agremiados-explican-que-no-se-puede-evitar-la-sancionDeportes 

El doping de Santiago Silva y el dilema de ser padre o seguir jugando: en Agremiados explican que no se puede evitar la sanción

El doctor Luis Pintos, director del Instituto de Medicina del Deporte y Rehabilitación de Futbolistas Agremiados Argentinos (FAA), advierte que casos como el de Santiago Silva no pueden evitar la sanción disciplinaria por más que el futbolista presente las pruebas del tratamiento de fertilidad que generó el doping.

“En Agremiados dimos luchas muy grandes, pero no se puede salvar a nadie. Buscamos que sacaran ciertas sustancias del listado de prohibiciones que indica la FIFA, pero la respuesta es siempre la misma: no se pueden sacar sustancias del listado, agregar sí”, dice Pintos a Clarín.

Por un lado, el médico aclara que “la testosterona no va a producir una ventaja sobre el adversario” y que un jugador “no va consumir testosterona para hacer más goles” pero enseguida remarca que “está en el listado de FIFA y es algo inalterable, marche preso”.

La testosterona es una hormona esteroidea sexual que se produce en los testículos de los hombres y en los ovarios de las mujeres. Su concentración plasmática es, aproximadamente, diez veces mayor en los varones y tiene dos efectos fundamentales: por un lado, el efecto anabólico de producir un aumento de la masa muscular y fuerza, además de incrementar la densidad ósea; por el otro un efecto androgénico ya que actúa sobre la maduración de los órganos sexuales durante el crecimiento.

Como producto dopante se detectó por primera vez en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y demostró que aumentaba la fuerza y la potencia muscular, además de mejorar el rendimiento y la recuperación en los deportes de resistencia.

El doctor Pintos subraya que la testosterona se incluyó en el listado de sustancias prohibidas debido a la gran cantidad de mujeres que la consumían para aumentar la masa muscular y sacar venta deportiva, en especial en deportes individuales como natación.

“En el fútbol eso no tiene sentido. Pero se lo dije a un periodista, el año pasado, cuando me preguntó sobre el Caso Silva: está prohibida, no se puede hacer nada. Si quería hacer el tratamiento no podía seguir jugando”, apunta el médico de Agremiados.

En este sentido, ejemplifica marcando que si un jugador está resfriado, los médicos le recomiendan que no juegue el domingo. “Todos los médicos de los clubes saben qué sustancias no se pueden consumir. Si tu abuela te da un jarabe para la tos, por más que creas que no puede tener nada malo porque lo consume tu abuela, puede tener un mínimo de efedrina y eso te salta en el doping. Le pasó a Maradona, nada menos”.

Santiago Silva dio positivo en un control antidopaje realizado el 12 de abril de 2019 tras el partido que jugó para Gimnasia ante Newell’s. Cuatro meses después y ya en Argentinos Juniors le llegó la notificación del resultado: habían detectado niveles de testosterona más altos que los permitidos.

Silva enseguida relacionó el problema con el tratamiento de fertilidad que realizaba desde comienzos de 2019 para facilitar la búsqueda de un hijo. Y junto con sus abogados se presentó en la audiencia ante la Comisión Nacional Antidopaje con todos los documentos que probaban dicho tratamiento.

“Estaba todo arriba de la mesa, se entendía perfecto cuál era el tratamiento y por qué lo estaba haciendo. Están los papeles que muestran que mis niveles de testosterona estaban bajos y que los precisaba nivelar”, recordó el Tanque en la entrevista con Clarín publicada este viernes.

Más allá de las explicaciones, el Tribunal Nacional Disciplinario Antidopaje decidió imponerle una sanción de dos años sin jugar. La suspensión estuvo en suspenso por una medida cautelar dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 3 el 28 de agosto de 2019 que le permitió al delantero continuar en las canchas hasta tanto la sentencia fuera definitiva.

Con el aval de la Justicia ordinaria, el uruguayo siguió jugando para Argentinos desde septiembre de 2019 y recién un año más tarde, pandemia mediante, cuando estaba concentrado para el debut frente a San Lorenzo por la Copa de la Liga Profesional, volvió a tener noticias de su caso. El Boletín Oficial de la AFA del 30 de octubre de 2020 informaba con firma del Juez Federal Santiago Carrillo que la cautelar quedaba agotada y que a partir de esa fecha comenzaba a hacerse efectiva la sanción antes impuesta de dos años de suspensión.

MFV

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados