diego-schwartzman-cayo-con-daniil-medvedev-y-se-despidio-sin-victorias-del-masters-de-londresDeportes 

Diego Schwartzman cayó con Daniil Medvedev y se despidió sin victorias del Masters de Londres

Diego Schwartzman cerró su participación en el Masters de Londres, tras una meritoria clasificación como uno de los ocho mejores tenistas de la temporada en el circuito ATP, con una derrota ante el ruso Daniil Medvedev, quien ya estaba clasificado para la semifinal frente a Rafael Nadal. En una hora y 13 minutos, el número 4 del mundo ganó 6-3 y 6-3.

El actual número 9 del mundo se fue del certamen sin sonrisas, ya que había caído con Novak Djokovic y Alexander Zverev. El serbio fue el otro clasificado en el grupo Tokio 1970 y se medirá en el otro partido de semis ante Dominic Thiem.

El argentino se encontró ante un rival que, lejos de bajar el ritmo pensando en el próximo encuentro, pareció poner toda la carne en el asador precisamente para terminar con el pleito cuanto antes.

Sin encontrar resquicios, poco pudo hacer el Peque, que jamás logró lastimar el juego del europeo. Si el primer game podía ser un síntoma, ya tuvo que lucharlo después de arrancar 0-30.

No le hizo cosquillas siquiera acercándose a alguna oportunidad de quiebre y debió batallar para no pasarlo peor: tuvo que salvar seis. En dos ocasiones no pudo y el número 4 del mundo se llevó el parcial con comodidad.

El ruso apostó a realizar el menor gasto posible sin regalar nada. No se sobreexigió en los games en que Diego sacaba cierta ventaja y buscó aprovechar aquellos en los que su potente saque le respondió.

En el segundo parcial, Medvedev no levantó el pie del acelerador y siguió dominando el partido. En cuanto veía un haz de luz, subía el ritmo, pegaba profundo con gran precisión y ponía contra las cuerdas al porteño.

Hidalgo, Schwartzman no ocultaba su cara de frustración pero tampoco resignaba intensidad y compromiso, lo que quedó en evidencia cuando recuperó un quiebre para quedar 2-4 abajo después de un arranque en el que el último campeón del Masters 1000 de París lo había reducido a su mínima expresión.

Así, aplastó al argentino, que no pudo cosechar victorias en el certamen pero que igualmente concluyó el mejor año de su carrera, clasificándose a este torneo por primera vez del mismo modo que accedió al top ten (llegó a ser 8°, es hoy 9°) y fue semifinalista de Roland Garros.

En plena pandemia, Schwartzman definitivamente se convirtió en uno de los mejores tenistas del mundo, entró al selecto grupo de las 10 primeras raquetas de la clasificación y fue el octavo argentino en jugar la Copa de Maestros.

Ahora será turno para el fanático de Boca de descansar, disfrutar lo cosechado y el año próximo podrá pensar en el paso siguiente: confirmar lo que fueron sus primeras dos victorias ante jugadores ubicados entre los mejores cinco del mundo.

En este 2020 lo consiguió después de 22 partidos, al vencer a Nadal nada menos que en polvo de ladrillo, por los cuartos de final del Masters de Roma. Y volvió a hacerlo en la misma instancia de Roland Garros ganándole nada menos que a Dominic Thiem, que venía de conquistar el US Open.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados