Llega el capítulo de Monzón en el que más se luce Florencia RaggiEspectáculos 

Llega el capítulo de Monzón en el que más se luce Florencia Raggi

El capítulo 12 de la serie Monzón, que se verá este lunes 26 a las 22 por Space, es el de mayor lucimiento de Florencia Raggi, en la piel de la abogada Patricia Roselló.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Estamos en 1989. Falta poco para que empiece el juicio al ex boxeador, que está acusado de asesinar a Alicia Muñiz. Roselló visita al campeón en la cárcel para decirle que, si no quiere seguir perjudicándose con sus propias palabras, no declare.

Pero Monzón (Jorge Román) se opone. “Mi única estrategia es decir la verdad, por respeto a Alicia y a mis hijos”, le responde Carlos, sin titubeos.

Florencia Raggi.

Y profundiza: “Si soy culpable, prefiero la pena de muerte”. “¡Eso no lo podés decir más, Carlos! Te juega en contra”, se preocupa Roselló. “Si no hablo, mis hijos van a pensar que soy culpable”, sigue Monzón.

Sin perder la calma, a Roselló, que trabaja junto al abogado Roberto De Luca (Gustavo Garzón), se le ocurre una idea: redactar la declaración, y que Monzón se la estudie de memoria.

“Sos bicha, ¿eh?”, la elogia Monzón, mientras le acaricia las manos con ternura. “Y linda”.

De un lado, Florencia Raggi en la ficción; del otro, una imagen actual de la abogada Patricia Perelló.

Ahí, en la intimidad del penal, como si estuviera en alguno de los boliches que solía frecuentar en sus tiempos de gloria, Monzón la invita a salir. “Cuando me vaya de acá, ¿vas a aceptar tomar un café conmigo?”, le pregunta a la letrada, sin perder las mañas de seductor.

Sensible, pero al mismo tiempo enérgica, con personalidad, Roselló es una madre soltera que está dando sus primeros pasos en los tribunales y, poco a poco, se ha ido ganando la confianza de sus colegas, que al principio consideraban que lo único que podía hacer era servir el café. Todavía no se hablaba de “empoderamiento femenino”

El nombre de Roselló es ficticio y está inspirado en la abogada marplatense Patricia Perelló, que defendió a Monzón durante seis años.

En un reportaje con la revista Gente, Raggi contó que, antes de empezar a filmar la serie, decidió reunirse con la abogada Perelló para que le diera algunos consejos sobre cómo abordar el personaje.

Mirá también

“El encuentro se dio en un departamento de Puerto Madero y fue muy grato. Ella, generosa y abierta, me respondió preguntas de toda índole: de abogacía, de lo que significa ser defensora, su visión de la época y muchas otras cosas”, señaló la actriz.

Y cerró: “Lo mejor me lo dijo a último momento, saliendo del ascensor. ‘Mirá, Florencia: para mí, desde que era chiquitita,mi único juez siempre fue mi propia almohada’. Y eso se lo transferí a mi Patricia”.

En la serie, queda a la vista, el trabajo de composición de Raggi ha dado sus frutos. En un tramo de la ficción en que es vital la jerarquía de los actores -abundan los diálogos y los primeros planos-, a ella se la ve bien plantada. Y creíble.

Articulos relacionados