Los movimientos volverán a las calles esta semana pese a las gestiones del GobiernoPolítica 

Los movimientos volverán a las calles esta semana pese a las gestiones del Gobierno

El Gobierno prepara una ampliación de la asistencia social y un ajuste en los planes sociales, pero los movimientos sociales están decididos a mantener la presión hasta que las promesas que llegaron en estos días desde Desarrollo Social se concreten. Tras una semana de fuertes movilizaciones, volverán las protestas en las calles porteñas y de las principales ciudades el miércoles y el viernes.

Diversos funcionarios contactaron a dirigentes sociales del Triunvirato de San Cayetano (CTEP, CCC y Barrios de Pie-Somos) y el sector piquetero que lidera el Polo Obrero junto a Barrios de Pie-Libres del Sur. Según pudo reconstruir este medio, la promesa fue que se ampliará tanto el número de planes como sus montos, aunque aún no hay precisiones sobre el porcentaje de incremento y el número de nuevos beneficiarios que se incorporarán a los padrones de asistencia.

Las aclaraciones llegarán la próxima semana, en diversas reuniones pautadas con cada sector. Pero, pese a las gestiones, se mantiene vigente la idea de lanzar este miércoles una nueva protesta callejera que volverá a repetir las escenas de congestiones de tránsito y problemas con el transporte público. “El 28 nos vamos a movilizar pacíficamente en todo el país, para expresar la necesidad de tratar en forma urgente la agenda de la economía popular”, explicó Gildo Onorato, de la CTEP, al anunciar la Jornada Nacional de Lucha convocada por los “cayetanos”. Y agregó: “Este gobierno empeoró todos los problemas y hoy volvemos a hablar de hambre, imposibilidad de acceder a la canasta básica de alimentos y falta de trabajo”.

El reclamo será acompañado por otros sectores que planean dar continuidad a las medidas en la primera semana de septiembre. Desde el Polo Obrero, Eduardo Belliboni indicó que “cada vez más desocupados vienen a los comedores porque los que tienen un negocio y los trabajadores de firmas que cierran en quiebra no cobran ninguna indemnización y pasan directo a la indigencia”.

Como ejemplo mencionó a los despedidos de la firma de baterias Ran Bat, que el miércoles pasado realizaron una protesta en puente Pueyrredón, acompañados de dirigentes del Frente de Izquierda. Este sector y otras agrupaciones que tampoco tienen vínculos con el Frente de Todos, están decididos a incrementar la presión en las calles y ya se discute la idea de un acampe en la 9 de Julio.

Articulos relacionados